11

Jun

Los objetivos en una pareja – parte 1

Artículo publicado por Merlina Meiler

Cada miembro de una pareja tiene dos objetivos diferentes: uno personal y otro en común. Se generan conflictos cuando se trata de armonizar estos dos objetivos, ya que muchas veces no coinciden en absoluto y una de las dos personas se ve obligada a ceder o, en el peor de los casos, a deshacer el vínculo aún en contra de sus sentimientos.

El objetivo individual se relaciona con la satisfacción de las necesidades genuinas de cada integrante de la unión. El objetivo de pareja tiene que ver con lo que uno espera de la relación, con la idea preestablecida que cada miembro trae al vínculo acerca de los roles que deben cumplir las mujeres y los hombres. Las expectativas de que el compañero o la compañera asuman tal o cual rol (muchas veces, basado en lo que uno de los padres hizo o debió hacer, en presiones culturales o sociales, etc.) tratan de enmarcar la conducta de la otra persona, suelen ponerle límites o desaprobar deseos genuinos del otro, lo que en muchos casos llega a transformarse en materia de discusiones y desavenencias.

Hay sectores del ámbito de la pareja que pueden compartirse por completo, y algunos en los que es mejor que tomemos determinaciones solos con nuestra alma. Hay áreas personales que lógicamente se pueden conversar con quien comparte nuestra vida, como la toma de algunas decisiones cotidianas o importantes. El pedir puntos de vista o consejos alimenta el intercambio y la posibilidad de llegar a un terreno en común para que las dos partes se sientan integradas. Si nuestro compañero o compañera se siente excluida, probablemente tomará de peor manera los cambios o las decisiones individuales que queramos encarar.

En la formación de una pareja se va llegando a acuerdos inconscientes que determinan cierta manera de interactuar y complementarse. Estos acuerdos sostienen la manera en que funciona la estructura de la pareja. A veces uno de los integrantes decide (de manera consciente o inconsciente) no mejorar para no ser más que el otro, no alcanzar más metas, no ganar más dinero. Trata de que todo siga funcionando de la misma manera que cuando se creó el vínculo, bajo los mismos patrones de conducta, para que no se produzca un cambio con consecuencias imprevisibles. Las modificaciones que se producen en esta clase de acuerdos inconscientes (cambios de roles, por ejemplo) sacuden y hacen tambalear al vínculo si una de las dos personas no se adapta a los cambios individuales que el otro va teniendo, o no los acepta como lógicos del devenir de la vida y del tiempo.

Asimismo, el freno al desarrollo personal también provoca un impacto imprevisible en la pareja, a corto o largo plazo. Por ejemplo, una mujer que deja su estructura de vida para dedicarse a su esposo y a sus hijos puede llegar a experimentar una frustración muy grande con este cambio de objetivo individual si ella no está completamente de acuerdo con este rol, y si lo aceptó por patrones familiares, sociales o por imposición o acuerdo inconsciente con el marido.

Asimismo, el no aceptar un puesto mejor o incluso no terminar estudios para no eclipsar de algún modo a quien comparte nuestros días es una manera de limitarnos en nuestra vida personal o profesional y en nuestras capacidades, y esto, nuevamente, en algún momento hará mella en el vínculo ya que provoca resentimientos, angustias, desvalorización, dependencia y otros sentimientos similares que sólo aportan desasosiego e incomodidad.

El relegar nuestros propios deseos en función de otros y el suponer que tiene absoluta prelación la satisfacción de las necesidades de los demás antes que las nuestras impide que identifiquemos nuestros anhelos y deseos reales, y les demos su justo lugar. 

Esto genera un conflicto intrapersonal (que ocurre dentro del individuo, la persona consigo misma) que lógicamente de traspasa a un conflicto interpersonal (con el otro individuo), en este caso con la pareja, que puede traer aparejada indiferencia, malos tratos, enfermedades de toda índole, infidelidad. De este modo, este conflicto repercute negativamente en la relación. Es sustancial que los dos integrantes de la pareja se sientan contentos y satisfechos como seres humanos individuales y en lo que respecta a su vínculo con el otro. El no intentar alcanzar la realización personal o relegarse muchas veces tiene un efecto tan potente que pone en juego el bienestar e incluso la continuidad del vínculo.

Por ahora te dejo pensando… la segunda parte, el viernes.





  Deja tu comentario


11 comentarios en “Los objetivos en una pareja – parte 1”

  1. eduardo
    junio 12th, 2008 a las 9:24

    generar acuerdos… respetarlos y reformularlos cuando ya no resultan…y.. a cuerdo viene de llevar al corazon… cuanto amor hace falta? esa es la prueba del amor…

  2. Cecilia
    junio 12th, 2008 a las 9:42

    Una vez mas, Merlina, un tema interesante y que llega en el momento justo…espero ansiosa la segunda parte… El comentario de Eduardo, tambien aporta enormemente…
    Muchas gracias por este espacio.

  3. Candela
    junio 12th, 2008 a las 10:38

    el impedir q el otro,
    dentro de la pareja, desarrolle sus capacidades talentos o virtudes al maximo es una manera de limitarlo, faltarle el respeto y sobre todo de dominarlo..
    por experiencia familiar, las mujeres tambien deberian trabajar, estudiar, formarse intelectualmente luego de formar una familia.. sino tu pareja se cree q tiene el control ya q es quien sustenta todos los gastos..
    los hijos y el marido no deberian ser obstaculos para la realizacion propia.. sino una fuente de apoyo y estimulo mutuo..

  4. susana
    junio 12th, 2008 a las 15:04

    Totalmente de acuerdo con tu comentario.La mayoría de los hombres son muy egoístas,y necesitan de nosotras para todo,pero no lo van a admitir nunca.
    Espero la continuación un beso Susana

  5. Luisa
    junio 12th, 2008 a las 15:57

    Excelente planteo, espero la 2da., parte, un beso Luisa

  6. susana
    junio 12th, 2008 a las 18:45

    A mi me toca de lleno ,no puedo ser feliz si mi pareja no crece conmigo y eso lleva a la ruptura.Y en cuanto a q los hombres son egoistas ,no lo sé pero en todo caso nosotras también tenemos nuestra responsabilidad,o no?

  7. ana
    julio 10th, 2008 a las 11:33

    si que necesito ayuda ,como hacemos para conectarnos ? porke necesito contarte algo.Ana

  8. Merlina a Ana
    julio 10th, 2008 a las 11:46

    Hola, Ana,
    Podés enviarme tu consulta a:
    http://www.merlinameiler.com/consultorio.html
    Tardo aproximadamenteuna semana para contestar. Lo hago en persona.
    Abrazos,
    Merlina

  9. blanca
    julio 11th, 2008 a las 0:53

    precioso me encanto se lei a mi hija de 20 años. gracias

  10. blanca
    julio 11th, 2008 a las 0:54

    precioso me encanto se lei a mi hija de 20 años. gracias felicidades por su trabajo.

  11. Eleonore
    abril 25th, 2009 a las 6:24

    Me encanta tu blog! Muy bonito post! Todav

Ingresa tu comentario: