7

nov

Toma tus decisiones

Artículo publicado por Merlina Meiler

Decisiones

No te puedo decir todo lo que tienes que hacer. Ya no eres un niño.

Es hora de que empieces a tomar tus propias decisiones. En todo, no solo en los temas insignificantes.

Sé que esto implica un cambio enorme para ti, al igual que para mí.

Es que hasta este momento, y como tengo un carácter más resolutivo que el tuyo, me resultaba más fácil responder tus preguntas indicándote qué hacer, en lugar de intentar que razones y te responsabilices de tus propias resoluciones.

¿Era un modo mío de pensar que seguías siendo pequeño y yo podía cobijarte y ampararte? No lo sé, tal vez sí. Pero el tiempo ha pasado, y yo tengo que aprender a dejarte ir y volar por tu cuenta, aunque eso implique que tú has crecido, y yo también.

Seguramente, esto me permitirá expandir mis propios horizontes, y liberar y poder hacer uso de una energía que, hasta ahora, estaba enfocada en las necesidades que yo suponía que tú todavía tenías.

Creo que parte de lo que ocurre es que no he confiado lo suficiente en tu propia habilidad para resolver las cosas. Obviamente, es diferente a la mía, pero eso no implica que seas menos capaz o que no puedas hacerte cargo de la enorme mayoría de las situaciones que se te presentan.

Es probable que en ciertos momentos, las circunstancias te agobien y yo tenga que salir en tu auxilio. Por supuesto que lo haré. Te quiero y siempre estaré allí para ti. Con un límite sano, que ahora tengo más en claro.

Pero en el resto de lo que te suceda:

Piensa
Decide
Prueba
Equivócate
Acierta
Inténtalo nuevamente
Aprende
Sé lo más feliz posible
¡Vive tu propia vida!

Lectura relacionada: Relaciones simbióticas





Ingresa tu comentario: