15

feb

Relaciones ganar-ganar

Artículo publicado por Merlina Meiler

ganar ganar
Últimamente, la única clase de relaciones que quiero tener en mi vida son las de ganar-ganar.

¿Qué significan?

Que tanto yo como el otro nos vemos beneficiados por el intercambio mutuo, por la cercanía (ya sea física, virtual o de la manera que esté dada), por el deseo de disfrutar y de hacernos bien.

Ambos tenemos ganas de cultivar nuestra relación (pareja, amistad o la que sea) y preferimos dedicarnos tiempo en lugar de hacer otras actividades.

Nos entendemos más allá de nuestras diferencias, las que respetamos.

Lógicamente, a veces uno dará más que el otro en función del momento, la situación, la necesidad, las circunstancias… es esa hermosa seguridad e incondicionalidad de saber que “hoy por ti, mañana por mí”.

YA NO QUIERO:

– esa sensación de dar y dar, sin obtener nada a cambio o recibiendo solo migajas o lo que les sobra a los demás

– estar frente a alguien que se cree el centro del mundo y, por ende, todos los demás somos sus súbditos y le debemos cierto grado de pleitesía

– sentir que tengo que rendir cuentas porque al otro no le gusta algo que digo o hago

– aceptar maltratos o indiferencia selectiva por miedo a la soledad o por no saber cómo defenderme

– caer en manipulaciones ajenas

– sucumbir al miedo a qué dirán

– sentirme juzgada como si tuviera 5 años

– ser la única persona del vínculo que pone el hombro y está siempre disponible

– tener que estar esquivando malas ondas o envidias solo porque la otra persona no puede hacerse cargo de sus propios conflictos

A mi alrededor, solo quiero gente que me trate bien, se alegre por mis triunfos y me contenga o simplemente me escuche cuando algo no me salga como hubiera querido y necesite consuelo.

Los demás, por favor, abstenerse.

Lectura relacionada: Las relaciones, ¿tienen lógica?





  Deja tu comentario


9 comentarios en “Relaciones ganar-ganar”

  1. nélida
    febrero 16th, 2016 a las 8:27

    Aquí vale el Pulgar para arriba. :)

  2. Mony
    febrero 16th, 2016 a las 9:59

    Excelente Merlina, también es mi manera de conducirme.

  3. Alvaro
    febrero 16th, 2016 a las 11:17

    Excelente como siempre, gracias Merlina.
    Saludos.

  4. Elsa
    febrero 16th, 2016 a las 15:30

    Una amiga me recrimina que soy generosa,en primer lugar sí lo hago, está dentro de mi presupuesto, observen algo, si alguien cercano, nunca lleva cambio, les aseguro son miserables, lo peor es qué lo hacen, los qué más tienen. No olviden nunca, qué acompañar a las personas qué lo necesitan, es más valioso qué el dinero.

  5. Luis
    febrero 25th, 2016 a las 9:48

    Hola,
    Me encantó este post hasta que me di cuenta de que al menos 1/3 de nuestro tiempo lo pasamos en el trabajo donde no escogemos a nuestros compañeros o lo que es peor! A jefes que en ocasiones son altamente tóxicos.
    Podrás algún día hablar de ello?.
    Yo por ejemplo tengo una jefa que es arbitraria, opina de todo incluso de lo que no conoce. Es muy contradictoria y nos trata como si ella fuera un perro de presa al que agradecer nuestra existéncia. Que descorazonador trabajar así. Como abstraerse a eso!
    Saludos

  6. LINDA
    marzo 18th, 2016 a las 15:19

    GRACIAS X ESTA NOTA ME AYUDA…

  7. Liss
    abril 14th, 2016 a las 5:27

    Wow!! Me encantó, en realidad me gustan mucho todos tus artículos , pero este en particular creo que esbla base para empezar a mejorar nuestra autoestima! Ya que la vamos debilitando cada vez mas, cuando nos doblegamos ante terceras personas… Que muchas veces dedicamos más tiempo a pensar y ha hacer cosas por ellos que por nosotros mismos!

    Gracias Merlina !
    Un abrazo!
    Liss

  8. Vanessa Leiva
    agosto 20th, 2017 a las 18:50

    Muy excelente post, porque las relaciones por sobre todo tienen que aportar a nuestra vida, no quitarnos y dejarnos sin energía, sin vitalidad. Muy buen artículo!

    Saludos Vanessa :)

Ingresa tu comentario: