14

Feb

El sedentarismo es un asesino

Artículo publicado por Merlina Meiler

sedentarismo

Filósofo del fitness y amante del aire libre, Daniel Tangona –un afamado entrenador físico argentino–promueve los hábitos saludables y sacude los tradicionales mitos sobre la actividad física.

A continuación, algunos pensamientos destacados extraídos de una entrevista realizada por Mariángeles López Salón para el diario La Nación (aquí está la entrevista completa):

Motivación, discreción, pasión son sus palabras clave. Escribió el libro Las excusas engordan. Un plan integral de fitness para mejorar tu vida, declarado de Interés Deportivo y Sanitario de la ciudad de Buenos Aires por la Legislatura porteña.

¿Cuál es el secreto de su éxito? Aunque asegura no saberlo, tiene una pista. “Si bien el 90 % de la gente sabe que tiene que entrenar, no lo hace. El músculo más difícil para entrenar es la voluntad, y la voluntad hoy no está. El 70 % de la población es sedentario, el 45 % de los chiquitos son obesos e hipertensos; se están hipotecando su salud”.

La gente necesita orden, disciplina. Y también abandonar el sedentarismo.

El sedentarismo es un asesino. Hay un estudio que dice que si hacés media hora de entrenamiento diario pero durante ocho horas no te movés, sos sedentario. Debemos salir de la zona de confort, subir escaleras, dejar el auto a cinco cuadras, usar la bicicleta, hacer sentadillas, hablar por teléfono caminando. Usar los músculos, que son 700, si se quiere bajar de peso, vivir más años, mejorar la imagen corporal, evitar dolores musculares. Y al pasar los 40 años, trabajar la fuerza muscular con altas cargas.

¿Cuál es el primer paso?

Comprender cómo somos físicamente. Eso lo estudia la antropología, que nada tiene que ver con estas famosas dietas paleolíticas que están matando de hambre a la gente y disparando el colesterol y el ácido úrico. No todo es para todo el mundo. Conocer el cuerpo, saber para qué está hecho y cómo funciona. Que el alumno entienda, comprenda e internalice el funcionamiento de su cuerpo. No tiene que ser una lección de anatomía, pero sí hay que explicarle que no tendrá músculos a los tres meses, porque primero se trata de trabajar el aparato neuromuscular, ligamentos, tendones, para que eso soporte el nuevo músculo.

¿Cuándo comienzan a verse los cambios en el cuerpo?

El proyecto es a un año para se empiecen a notar cambios. Eso sí, mientras tanto vas a dormir mejor, a descansar, a liberar estrés, a bajar de peso. Los cambios estéticos se notan con el tiempo porque lo más importante es empezar de adentro para afuera. Somos criaturas con un excelente sistema de defensa que se llama estrés. Sin ese estrés estaríamos extintos como especie. Pero el estrés de nuestros antepasados era correr un tigre, escapar, y ahí se terminaba. Hoy vivimos un estrés crónico, como que el tigre nos corre durante meses seguidos.

Siempre digo que si la gente pasara por el gimnasio antes de ir a su casa, no atacaría la heladera, ni a los suyos.

¿Cómo se corta el estrés?

Hay que buscar la forma. La física es una, pero no alcanza. Holísticamente hay que abordarlo desde distintos tips, nutrición, psicología. Con un nutricionista que arme un plan, con contención en la hora de clase. El estrés se produce por dolores del pasado, o por incertidumbre del futuro. Hay que aprender a vivir más el presente, vivir el aquí, ya y ahora. Si no, no podés encarar una relación con una chica, ni salir a comer con un amigo.

¿Es el mal de nuestro tiempo?

No, es el mal del teléfono. Estamos buscando la felicidad a través del WhatsApp, ¿y sabés qué significa? Lo solo que estás. Porque el teléfono viene a ubicar el lugar de la soledad. Cuando no tenés un amigo, no podés charlar con tu esposa ni con tus hijos, te vas al teléfono. A la gente la ves por los rincones, con la cabeza gacha y con unos tremendos dolores de cervicales. Hay que aprender del presente, y lo lográs con el mindfulness, el tai chi, tener una actividad que nos apasione y nos haga perder la noción del tiempo. Volver a dar valor a las relaciones humanas. Aprender a estar sin hacer nada con amigos y la familia.

¿Volver a la cultura ociosa?

Pareciera que la cultura ociosa era mala, pero lo importante es estar ocioso con quien querés. Lo demás tiene que ser un medio para ese fin: hacer dinero debe ser un medio para lograr cosas para los nuestros y disponer tiempo para compartir. El bien más preciado es el tiempo, y el tiempo es solo el hoy, el presente.

¿El estado natural del cuerpo es el bienestar?

Sí, es lo que te pide a gritos todo el mundo. ¿Creés que a la gente le gusta ser gorda? No, pero no tiene voluntad. Lo que sufre esa gente para caminar, para dormir. Pero no le encuentran la vuelta y se dan por vencidos.

Hay que volver a comer lo que hacían nuestras abuelas, está mal la alimentación de hoy en día. Todo lo que venga en código de barras y empaquetado no sirve. Tenemos que volver a la comida natural, a la mediterránea, a la comida sana. Hoy no se cocina. No quiere decir que porque comas sano vayas a vivir más, pero sí vas a vivir mejor. La gente se muere por exceso de comida. El 56 % de la población es obeso y tiene sobrepeso. Aunque está matando más el sedentarismo que la obesidad.

¿Cuántas veces hay que entrenarse por semana?

Lo que el cuerpo te pida, dos o tres veces por semana. Y con 40 minutos bien dados está más que bien.

Antes de comenzar una actividad física hay que hacerse un certificado de aptitud. Además todo puede prevenirse haciendo cambios básicos en el sistema de vida.

¿El entrenamiento previene enfermedades?

El entrenamiento barre con el colesterol, la diabetes, los triglicéridos, más la medicación indicada por el médico. Hay gente que no quiere hacerse los análisis porque tiene miedo, y no hay nada peor que la ignorancia. Todo lo que puedas saber lo podés atacar.

¿Cuáles son los beneficios de los fierros?

Te modifica la estructura, te hace adelgazar porque el sistema metabólico se mantiene mucho más activo por más horas, quema azúcares y lográs tonificación muscular.

¿Qué opinás de la movida runner?

Me parece maravilloso todo lo que sea movimiento, todo lo que sea conectarse con la naturaleza, todo lo que sea deportes, con los controles médicos y con trabajos de musculación.

¿Llegar en forma al verano o mantenerse todo el año?

Es muy peligroso tratar de llegar al verano, podés desgarrarte, infartarte. Entrenar es como dormir, comer, ir al cine, hacer el amor. Es un estilo de vida. Como seres humanos tenemos la capacidad de crear la vida que deseamos, nacemos con una mente, un cuerpo y una vida. Lo que hagamos con las dos primeras determina la tercera.

Lectura relacionada: Tu síntoma físico, la clave





  Deja tu comentario


2 comentarios en “El sedentarismo es un asesino”

  1. Ignacio
    febrero 27th, 2018 a las 7:19

    Excelente artículo. Gracias Merlina!

Ingresa tu comentario: