17

Sep

Agradecer lo que no se tiene

Artículo publicado por Merlina Meiler

Desde pequeña, todos los días agradezco por lo que tengo.

En ese momento, intento conectarme con todo lo bueno que me rodea y apreciarlo. Esta es una costumbre que me da la posibilidad de ver el vaso siempre medio lleno (no medio vacío) y que me ayuda a notar pequeños detalles y perspectivas alentadoras que, de otro modo, pasarían desapercibidos.

Después de agradecer, pido por aquello que me falta y también por gente que sé que necesita, principalmente, salud o un cambio importante en su vida.

Pero en los últimos días, agregué algo más a mi lista: empecé a agradecer aquello que no tengo.

LO QUE ME FALTA

Es que me di cuenta de que si carezco de algo, eso tiene algún mensaje para mí, ya sea evidente o que tengo que descifrar.

Porque aquello que siento que preciso me va indicando el rumbo a seguir para alcanzarlo. Me da fuerzas para luchar, para dar lo mejor de mí y para ampliar el abanico de recursos que utilizo para llegar a buen puerto.

Además, por un lado, me ayuda a ser más ubicada con respecto al lugar que ocupo, y por otro, a salir de un posible rol de víctima. Ya que en vez de “pobrecita yo que necesito tal o cual cosa”, al agradecer adquiero un empoderamiento de la situación y mi actitud se enfoca hacia “ahora comprendo claramente hacia dónde encauzar mi energía o a qué me gustaría acceder”. Y así puedo decidir libremente mis pasos futuros.

En pocas palabras: todo aquello que quiero obtener me potencia, hace salir mi mejor versión, me permite crecer y desarrollar incluso aquellas capacidades que no sabía que tenía.

Entonces, ¡gracias por lo que tengo y por lo que no tengo, también!

Lectura relacionada: Diez sugerencias para aumentar la autoestima





  Deja tu comentario


3 comentarios en “Agradecer lo que no se tiene”

  1. Luz
    septiembre 26th, 2018 a las 9:40

    Gracias por que te tengo Merlina, para ayudarme a alimentar mi espíritu con tus escritos, vivencias, recomendaciones.
    Abrazo fuerte

  2. Jaime
    septiembre 26th, 2018 a las 10:12

    Estimada amiga. Recibe un fuerte abrazo y mi agradecimiento por estar allí, compartiendo cosas buenas.
    Jaime

  3. Laurita
    septiembre 27th, 2018 a las 8:24

    Este Post tuyo, en este preciso momento de mi vida, me viene “como anillo al dedo”. Gracias por tus enseñanzas Merlina

Ingresa tu comentario: