18

Jun

Desde mí

Artículo publicado por Merlina Meiler

Hace tiempo que entendí que todo parte desde mí.

Soy yo quien elige quién me acompaña en este camino de la vida y quién no.

También, la que decide qué tolerar y dónde poner el límite. Qué decir y qué callar. Cómo reaccionar y conducirme ante las distintas situaciones por las que tengo que atravesar.

No siempre fui así.

Cuando era más pequeña, la baja autoestima, la necesidad de agradar constantemente y agujeros emocionales internos me jugaron diversas malas pasadas.

No importa el origen de estas realidades ni si los demás entendían lo que me sucedía o si pensaban que era una niña y una joven feliz: mi percepción me hizo sentir que mi valor era poco y mi necesidad de compañía y de aprobación externa, mucha. ¡Un combo perfecto para atraer unos cuantos sinsabores y malas experiencias!

Pero entender que todo pasa por mí me proporcionó varias cosas:

. Una enorme seguridad. Porque noto que cada paso que doy en la dirección que determino trae aparejado algo bueno: gente incondicional que me quiere como soy.
. Una gran responsabilidad. Me hago cargo de mis decisiones, de mis errores y de mis aciertos. Una responsabilidad no es necesariamente una carga. ¡Lo verdaderamente pesado es no tomar las riendas de la propia vida y dejar que otros dispongan por nosotros!
. Entender que estoy a cargo de mi bienestar. ¿Quién mejor que yo para saber lo que me puede hacer feliz o cuáles son mis deseos? Honrarlos y respetarlos me permite una conexión fluida con mi interior, lo que me posibilita acercarme más a la plenitud emocional.
. Poder ser más auténtica que nunca. No necesitar imperiosamente la validación de los demás me quitó un peso considerable de encima. ¡Puedo decir y hacer lo que realmente quiero! Al que le gusta, bien. Al que no le gusta, bien también.
. Brindar lo mejor de mí misma a los demás. ¡Esta es mi mejor versión! Y así me conecto con quien me relaciono con sinceridad, humildad y buena voluntad.

Lectura relacionada: Agradecer lo que no se tiene





  Deja tu comentario


2 comentarios en “Desde mí”

  1. Ana Onieva
    junio 20th, 2019 a las 13:19

    Gracias por tu articulo, es verdad que nosotros mismos no tenemos todo el control de nuestra vida pero si el control de ser felices a pesar de las circunstancias. Saludos.

  2. Virginia
    junio 20th, 2019 a las 15:04

    SALUDOS MERLINA, HERMOSO ARTICULO, SIEMPRE TAN ACERTADA EN TODO, DIOS TE BENDIGA.
    cambiaré de e-mail,un besito

Ingresa tu comentario: