7

May

La pura realidad

Artículo publicado por Merlina Meiler

No estás del todo conforme.

Hay algo que te gustaría que fuera distinto.

Quizá soñabas con esa profesión o ese empleo pero no han resultado ser todo lo que esperabas.

Incluso tu pareja dista de aquello que suponías que iba a ser. No encuentras todo lo que pensaste que quien estaría al lado tuyo tendría.

Lo que estás viviendo es la pura realidad.

Todo se presenta con sus propios matices y sus particularidades. Muchos son lo que esperabas, pero otros distan de serlo.

Esto no es ni bueno ni malo. Las cosas son de este modo y tienes la inteligencia para ves a través de lo que se te presenta y encontrar la esencia de aquello que querías.

No se trata de haber cometido un error (que si lo fuera, sería lógico, ¡somos humanos y propensos a equivocarnos!): tus elecciones tienen una parte de esperanza de cubrir tus anhelos (ya sean económicos, espirituales, profesionales) y otra parte que no está a la vista, y haber optado por algo conlleva esto que tienes delante de ti, en su conjunto. Con lo blanco y lo negro. Con lo positivo y lo negativo. Con lo buscado y lo temido.

¡No te pierdas el abanico de oportunidades nuevas que se irán abriendo ante ti, y que todavía no has imaginado! Mantén los ojos abiertos.

Es que la pura realidad no se percibe a simple vista. Nos enfrenta a esas facetas de nuestra personalidad que aún tenemos que trabajar, a situaciones inconclusas o, simplemente, a lo desconocido, para que descubramos talentos ocultos que tenemos y que están listos para salir a la luz.

Lectura relacionada: Ojos bien abiertos





  Deja tu comentario


5 comentarios en “La pura realidad”

  1. Ignacio
    mayo 9th, 2018 a las 6:42

    sabias palabras Merlina.
    Muchas gracias.

  2. Nacho
    mayo 9th, 2018 a las 17:24

    El gran problema de la “pura” o aparente realidad es que es particular de cada persona, llámese el presidente de un país como Trump que aseguró que millones de partidarios asistierona su ceremonia de asunción o de una persona cualquiera, que por ej aún después de 25 días de lluvia, le sigue pareciendo “linda/romántica” y para un agricultor de cereales es un desastre. Pero para el de arroz es una bendición.
    Todo depende del cristal…
    Y el otro problema grande de la realidad, es que cambia a cada segundo.
    A mi me gusta esta oración que suelo escucharla en las películas donde se reúnen adictos/alcóholicos, etc.

    God, grant me the serenity to accept the things I cannot change,
    Courage to change the things I can,
    And wisdom to know the difference.

    Intentaré traducirla:
    Dios, concedeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,
    Coraje para cambiar las que puedo,
    y sabiduría para distinguir la diferencia.
    Saludos y gracias por concedernos estos espacios de reflexión de manera regular y constante. Es difícil cuando hay poco feedback mantener esa disciplina y vocación.
    PD: parece que tengo un tocayo!

  3. cliver
    mayo 11th, 2018 a las 0:10

    muy buen post , me gusto mucho gracias , saludo

  4. Nancy
    mayo 13th, 2018 a las 9:09

    Coincido….no hay tal cosa como “pura reslidad” …cada una o cada uno tiene su propia visión de la realidad.
    A veces tenemos el poder de cambiar nuestra realidad y a veces no.
    Es mi opinión

  5. Luisa
    junio 15th, 2018 a las 9:50

    Muchas gracias Merlina por todo lo que entregas

Ingresa tu comentario: