7

may

La envidia

Artículo publicado por Merlina Meiler

Hay personas envidiosas alrededor de nosotros. En ciertas ocasiones, sentimos cierta envidia que no podemos refrenar. ¿Qué nos conviene hacer en estos dos casos?

La envidia es un mecanismo que nos hace desear algo que no poseemos. Es normal tener cierta añoranza por algo que vemos concretado en otra persona y que no tenemos.

¿Es normal tener envidia?
Considero que es una manifestación que no se puede evitar. Lo positivo es ver qué nos está señalando y de qué manera podemos solucionarlo o aceptarlo. Nos invita a superar nuestras propias limitaciones.

Por ejemplo, si nos da cierta envidia que alguien se case o reciba un título universitario, resulta evidente que nos gustaría estar en el lugar de ese ser y esta alerta podría ser muy bienvenida, ya que nos indica claramente qué queremos lograr y hacia dónde encauzar nuestros pasos futuros.

Hasta acá, todo se encuadra dentro de limites normales.

¿Está mal sentir envidia?
Si cada vez que envidias a alguien sientes ira y te dan ganas de insultarlo (“¡qué %$&#&, no puede tener tanta suerte!”, te desvalorizas (“todo lo bueno le pasa a los demás, no sirvo para nada”) o incluso tienes la tendencia de querer desearle el mal a esa persona (“ojalá no le confirmen su trabajo nuevo”), te estás envenenado internamente y eso , sin lugar a dudas, es nocivo y puede causarte problemas de diversa índole (además de afectar profundamente tu comunicación con los demás).

¿Qué hacer si hay gente envidiosa cerca de nosotros?
Podemos ayudarlos a que vean sus carencias y las enfrenten, o simplemente y si es posible, no darles cabida en nuestra vida ni permitirles que se inmiscuyan en nuestros asuntos. Hacer oídos sordos suele dar resultados estupendos. Si te preocupas por lo que te dicen o por cómo te miran, estarás entrando en su terreno y ellos ejercerán poder sobre ti (¡te manipularán a su antojo!).

¿Qué hacer si nos invade la envidia?
En primer lugar, relajarnos. A todos nos entristece ver que alguien ha logrado (o sin proponérselo, ha conseguido) eso que tanto buscamos obtener. Tenemos la gran posibilidad de que este sentimiento se transforme en el impulsor de acciones para acercarnos a nuestro cometido.
En caso de no poder manejarlo o de que venga acompañado de sentimientos indeseables o negativos, es nuestra responsabilidad trabajar lo que nos duele y no permitir que nos enferme en ningún plano – transmutar esto será un gran paso hacia una mejor calidad de vida emocional.

Lectura relacionada: Consíguete una vida





  Deja tu comentario


34 comentarios en “La envidia”

  1. ADELINA
    mayo 7th, 2012 a las 15:39

    CREO QUE CUANDO SE ES ENVIDIOSO, ES PORQUE TIENES UNA AUTOESTIMA TAN BAJA, QUE SIEMPRE TIENES QUE MIRAR PARA EL LADO Y COMPARARTE CON OTRO.

  2. ADELINA
    mayo 7th, 2012 a las 15:40

    LAS PERSONAS SEGURAS DE SI MISMAS, JAMAS ENVIDIARAN A SUS SEMEJANTES.

  3. Norma
    mayo 7th, 2012 a las 17:38

    este post me resulto super util ya que tengo alguien cerca que es recelosa y envidiosa
    gracias por todo lo que nos das

  4. Ines
    mayo 8th, 2012 a las 7:57

    Esto que has escrito es tan simple y tan especial!!

  5. Juan
    mayo 8th, 2012 a las 8:20

    La gente envidiosa te envenena la vida. Un consejo solo se puede con ellos ALEJANDOSE

  6. René
    mayo 8th, 2012 a las 9:16

    Hola a todos: les puedo asegurar que estas personas te pueden arruinar la vida de verdad, mas que todo si no te das cuenta a tiempo lo que te esta pasando
    Un saludo

  7. Zulema
    mayo 8th, 2012 a las 9:23

    como no soy envidiosa, no creí que existía la envidia, pero con los años lo comprobé y me alejo de esa gente, es tóxica!!!

  8. Silvia
    mayo 8th, 2012 a las 10:39

    A mi me paso lo mismo…….no tenia idea que existia tanta gente jodida por la envidia…….despues de muchos hechos en la vida, cai en la cuenta que vivi rodeada de gente superenvidiosa, capaz de hacer cualkier cosa por arruinarte tu vida, o tener lo que vos tenias…… !!

  9. Silvia
    mayo 8th, 2012 a las 10:43

    En fin, da tristeza ajena…y verguenza. Yo jamas senti ese sentimiento tan oscuro de desear quitarle a alguien lo suyo o arruinarselo por no bancarme que la otra persona sea mejor o mas feliz que yo… Los seres humanos tenemos parece demasiadas miserias en el alma y el corazon, y una mente a veces muy retorcidita……digna de monstruitos onda spielberg.!

  10. Guillermo
    mayo 8th, 2012 a las 11:46

    Hola, genia, hace mucho que no comentaba, pero vos sabés lo bien que me hace leerte siempre.
    Por suerte, creo tener un sexto sentido con esto de la envidia y mi corazón me avisa cuando alguien no me quiere, lo percibe mi alma. Trato con todas mis fuerzas de alejarme lo más posible y, de ser posible, ni hablarlos.
    Vos me entendes, no? los “vampiros” acechan y son muy, pero muy resistentes a nuestra luz interior

  11. flexfusion
    mayo 8th, 2012 a las 12:34

    Hola Merlina. Buen artículo. La envidia es un reflejo del ego. Como dices, hay envidias buenas y malas. De todos modos, no deja de ser envidia. Una persona envidiosa, es una persona enferma. Sentir envidia sana, es algo natural. Lo que es preocupante es vivir envidiando que es lo que hace la mayoría. El daño que se hace para si no tiene medida. El daño que hace en los demás, tan poco escapa de su acción, por tanto, es perjucial para todo el entorno. Como decis, el envidioso es una persona que no hay que darle cabida en nuestras vidas, porque este se encargará de destruirnosla. Lo mejor es evitarlos a toda costa. Yo he convivido con gente envidiosa toda mi vida, para colmo familiares, y en verdad te destruyen la vida. Es preferible hacerce a un lado, evitarlos. Es una buena forma de no darles terreno y ni lugar de ninguna clase.
    Saludos
    :)

  12. Gisela
    mayo 8th, 2012 a las 12:37

    Conozco gente que, además de ser envidiosa, es patética. Es decir… ni si quiera tienen la astucia de disimular su envidia. Me recuerdan a mis mascotas cuando se pelean entre si porque a uno le hice mimos y al otro no.

  13. Leticia
    mayo 8th, 2012 a las 13:26

    Hola Merlina:
    Realmente me encanta leerte…

  14. Gloria
    mayo 8th, 2012 a las 14:12

    ¡Excelente! Me sucedió q tengo un amigo de adolecencia, con el pasó de los años volvimos a reencontrarnos y vi en él lo que no vi años atrás, un hombre inteligente,exitoso,con una linda familia, y siento en lo profundo de mi ser que lamento no haberlo visto antes… Yo le gustaba pero nunca lo supe. Igual en nada cambian las cosas. El punto: reconozco haber sentido envidia de no ser yo quién está a su lado compartiendo su proyecto de vida. En mi caso duré 20 años casada pero no pude cristalizar ese proyecto.

  15. Franca
    mayo 8th, 2012 a las 14:28

    me es muy util seguir leyendo tus pensamientos tan Maravillosos

  16. Jesús
    mayo 8th, 2012 a las 14:57

    Hola Merlina.
    Es Bueno sentir envia pero de la buena osea yr y felicitar a la persona por sus logros y talvez decirselo y hay confianza y tratar de mejorar para poder obtener lo mismo de esa personal y no serntir envidia de la mala estas de acuerdo?.

  17. Lina
    mayo 8th, 2012 a las 15:40

    simplemente gracias!! :)

  18. Beatriz
    mayo 8th, 2012 a las 15:42

    excelente este post para todos… nadie esta excento

  19. Ignacio
    mayo 9th, 2012 a las 8:04

    Es notable Merlina, lo que me pasa con la envidia. Sontantos los enfoques y tantos los autores que la tratan que hace unos años comencéa sentirme incomodo frente a su “naturalidad lógica”.
    La naturalidad de su existencia: primero me dejo impávido,yo no la sentí nunca por nada o por nadie. Segundo, con el correr de los años fui escuchando, e inclusoviendo, la casi unanimidad sobre el concepto de su existencia natural, que me preocupepor otros años.
    Yo no la sentía, por lo tanto no podía estar de acuerdocon un sentimiento o emoción que mis células rechazaban.
    Hoy ya estoy tranquilo:no la siento, es algo extraño y desconocido para mi.

  20. Ignacio
    mayo 9th, 2012 a las 8:10

    A veces, a los más inteligentes se les escapa esesentimiento en un imperceptible movimiento en la comisura de los labios, en uncambio de semblante o en la inesperada dureza de una mirada.
    Para tratar la envidia y entenderla mejor, yo iría siempre dentro de la naturaleza sin moverme de ella, pero aceptando los puntos de vista detodas las ciencias, religiones, el arte, la literatura obviamente incluida.
    ¿Por qué? Porque si la envidia es natural soy un individuo incompleto.
    Reconozco que me puede:cuando la veo en ojos cercanos tomo distancia y como me canse de verla enmuchos amigos prácticamente me quede sin amigos.
    En fin: es tan bueno reconocer en el otro sus valores, suslogros, sus esfuerzos, los resultados positivos que se hacen cultura y la cultura generar bienestar para las sociedades.
    Sin embargo he visto y veo todos los días como se Viva alque busca enemigos para descalificarlos y así mostrar que Él tiene más ymejores méritos.
    Es la historia de la humanidad; por lo tanto, soy unindividuo incompleto: no siento envidia.
    Tengo una carencia, no una virtud.
    Con el afecto de siempre Merlina

  21. paty
    mayo 9th, 2012 a las 11:32

    Q Dios te siga colmando d sabiduria para q siga dnd estos consejos para mejor..saludos

  22. Dulce
    mayo 9th, 2012 a las 17:05

    me re suena ……. y es verdad

  23. Caro
    mayo 10th, 2012 a las 12:20

    no cabe duda amiga que eres un Sol!!!!! a seguir adelante!!!! con la luz interna que nos inspira acercarnos a gente con luz y a ALEJARNOS DE gente con envidias!!!! un fuerte abrazo!!! Y TE CONSIDERO UNA LUZ PARA MI!!!! =)

  24. TANIA GARCIA MARTINEZ
    mayo 10th, 2012 a las 19:15

    La verdad, me moloesta la gente q es muy envidiosa,ya q uno tiene q trabajar por lo q quiere o desea……

  25. Sofía
    mayo 11th, 2012 a las 16:31

    Hola, te comparto un link que te puede interesar, es de mi página Confesiones de Sofía, espero que te guste.

    http://www.confesionesdesofia......adora.html

  26. Flora
    mayo 13th, 2012 a las 18:26

    Es cierto lo que aqui dicen. Soy muy joven (22 años) y día a día lucho por superarme a mí misma y ser mejor persona… porque aún no lo soy. Y sí, siento envidia. Y más que envidia, tristeza por no ser o hacer lo que esas personas por las cuales siento estas cosas tienen o hacen.
    ¿Cómo trabajar sobre lo que no se puede cambiar? Por poner un ejemplo obvio, y más en esta época en donde lo externo cuenta más que de costumbre, yo tengo la cara que tengo y no podré tener nunca otra cara. No puedo evitar sentir, al menos hasta hoy, envidia y algo de tristeza al ver que nunca voy a tener una cara hermosa como las que se ven no sólo en la pantalla de Holywood o en fotos co photoshop, sino e el dá a día, está lleno de gente hermosa. Y eso me afecta y me siento mal por que eso me afecte. Me quedará aceptarlo, supongo. Pero aún así siento algo de envidia y tristeza al saber que no soy ni seré así jamás.
    Esa es la verdad, mi verdad, la cual encuentro patética y superficial, pero es lo que me pasa.
    Intento cambiar ese modo de pensar y ver, pero sigo pensando lo mismo.
    Ojalá algún día tenga tu sabiduría, Merlina. MIentras tanto…

  27. Yolanda Garcia
    mayo 14th, 2012 a las 10:10

    Enhorabuena! Hay muchos grados de envidia, y desdeluego es un sentimiento que jamás deja avanzar! Lo ideal es transformar la envidia en admiración. Es un trayecto dificil y complicado pero se puede, partiendo de mirar lo que tenemos y valemos sin compararnos y cuando vemos algo que nos gustaría de otra persona, accionarnos, porque todos podemos si así lo queremos y deseamos. Un abrazo

  28. Johan Wennermark
    mayo 15th, 2012 a las 19:00

    La envidia es un reflejo del ego. Hay envidias buenas y malas. De todos modos, no deja de ser envidia. Sentir envidia sana, es algo natural. Lo que es preocupante es vivir envidiando que es lo que hace la mayoría. El daño que se hace para si no tiene medida. El daño que hace en los demás, tan poco escapa de su acción, por tanto, es perjucial para todo el entorno. El envidioso es una persona que no hay que darle cabida en nuestras vidas, porque este se encargará de destruirnosla.

  29. Kiki
    mayo 23rd, 2012 a las 8:41

    Hola Merlina este tema me recordó mucho a mí, es que he estado pasando por mucho dolor mucha pena y tristeza y siempre leo tus artículos, que me han ayudado mucho por cierto, pero este en especial te diré que no me cuadra, no me siento tan identificada con él, sin embargo no te niego que sigo sintiendo ese feo sentimiento como lo es la envidia.

  30. Marcela
    junio 12th, 2012 a las 10:01

    Merlina, es cierto, lo acabo de comprobar rompiendo una amistad de mas de 10 años. La envidia es jodida, y el o la que la siente, mas.
    Durante todos estos años pensaba que eran sabios consejos, hasta que me empecé a dar cuenta que cada proyecto o logro mio o de mi familia, era criticado y ninguneado.
    Cada cosa que hacia o que queria emprender, estaba mal.
    Hastaque entendí que todo lo que yo estaba haciendo era lo que siempre querian hacer y no podian o no se animaban (asi sea un simple corte de pelo, para dar un ejemplo simple ).
    Es mejor correrte, eso si, el precio q pagas tambien es alto, la soledad.
    Cuando empezas a hacer limpieza, te das cuenta que te quedas con muy poquitas personas a tu lado, y no todo el mundo acepta tanta soledad.
    Gracias por tanto !

  31. Lily
    julio 20th, 2012 a las 19:33

    Lily. Considero que la envidia y la ambicion van de la mano.
    Pero cuando ocurre entre hermanas o con tu mama. es necesario pedir ayuda profesional.Porque te enferma el alma.y tambien a tu nucleo.a pesar de que te lo hagan ver. No lo reconoces
    Gracias

  32. Hiro
    octubre 26th, 2012 a las 19:16

    No creía en la envidia; sabía que existía, pero no la sentía y tampoco fui víctima de ella. Pero en los últimos años siento que una persona en particular lo hace, no me había dado cuenta hasta el día de hoy. Realmente no se cómo lidiar con él. Toparme con esta persona de verdad se ha vuelto en una molestia, trato de ignorar todos sus comentarios pero he llegado a un punto en que no lo aguanto más. Soy una persona muy tranquila, no suelo contestar de forma grosera a las personas y menos pelear con ellas, pero con esta persona en particular se me vienen a la cabeza mil maldiciones que no me atrevo a decir o simplemente en el momento pienso que no vale la pena responder. No sé qué hacer? Debería seguir ignorándolo o debería ponerlo en su sitio? Siento que terminaré con una úlcera gástrica, y si tuviera un aneurisma habría reventado hace tiempo!
    Creo que la razón de la envidia se debe a que todos los años viajo al exterior por no tener familia en mi país, todos se encuentran regados por el mundo, y doy gracias porque he tenido la oportunidad de conocer muchos sitios. Este año he podido viajar 2 veces, la primera por placer y la segunda a un congreso. Luego de regresar del 2do viaje (congreso al que esta persona no pudo ir por no tener posibilidades económicas), él se ha puesto peor, siempre comenta cosas negativas sobre mi y trata de desvalorizarme y hacerme sentir inferior. No entiendo por qué lo hace, si otras personas que tampoco tuvieron las posibilidades de ir lo único que me desean son buenas vibras.

  33. Mario
    octubre 27th, 2012 a las 4:23

    Hiro; felicito tu propia contención y buena disposición! es cierto, la envida es un sentimiento tan bajo y mundano, que es muy difícil de tolerar. Pero creo que no debes darle mas importancia de la que merece. Nada ganaras agrediéndolo, ya sea con insultos o con físicamente. Si el intenta desvalorizarte.. no dejes que esa jugada sucia influya en vos, porque te enaltecerá por sobre él el hecho que lo ignores. Haz todo lo opuesto a lo que tus dañados sentimientos te dictan. Mejor siente compasión de él, si el te ataca con malos comentarios y con indirectas, tratalo con cariño.. si te insulta.. míralo a los ojos y sonriele armoniosamente, si te golpea.. pon la otra mejilla. Yo en la vida he tenido que pelear algunas veces a golpes limpios, he perdido y he ganado.. pero te aseguro que nada de satisfacción se logra, solo aumentar la tensión del corazón y la inclinación por la violencia. Por la forma acertada ne que te describiste, noto que eres una persona pacifica y armoniosa.. no cambies nunca!, pídele a Dios por ese que tanto te molesta, pide por que recapacite, pide por su perdón y perdónalo tu también. Notaras que tener el alma con menos manchas posibles no solo hace que uno sea mejor persona, sino que hace que Dios, entre tanta tristeza.. sonría!!. Saludos!!.

  34. Lizbeth
    febrero 15th, 2013 a las 19:28

    Yo jamas creí que la envidia fuera a arruinar tanto los momentos de uno como persona, en lo partiular yo no se si sea por ser una persona pacífica y derecha en mi trabajo, nunca me ha gustado ser ventajosa pero muchas veces creo que no me sirve de nada, en mi trabajo he demostrado dar el ancho y sin embargo hay una persona que no permite que pueda llegar a superarme por inventarme un y mil cosas entre ellas metiendoles ideas a los jefes que no tengo el caracter suficiente para llevar una jefatura. siento una impotencia y coraje por que se perfectamente cuantos errores comete esa persona pero con sus gritos todos le temen y esconden sus errores haciendo una vida laboral complicada al ponerme a mejorar las cosas, cuanto daño ocasionan esas personas, que inventan chismes, creo que es un mal que en todas partes esta presente.

Ingresa tu comentario: