29

Abr

El pasado ya fue

Artículo publicado por Merlina Meiler

¿Para qué sigues hablando tanto del pasado?

¿Recordando permanentemente glorias de otros momentos?

¿Enfocando tu mente en personas que ya no están o en lugares que ya no existen?

¿Emocionándote una y otra vez al revivir situaciones que quedaron grabadas en tu memoria?

Claro que es bueno tener en cuenta lo sucedido.

Hay muchas lecciones cuyos aprendizajes nos resultan muy útiles.

Y momentos que nos hace felices rememorar.

Pero con un vistazo alcanza. El resto del tiempo, cambia el foco de atención.

CAMBIO DE ENFOQUE

Gira tu mirada hacia el hoy. Lo que te rodea. Quienes están cerca de ti y pasan un tanto desapercibidos porque tu energía está dirigida hacia atrás, hacia lo terminado, en lugar de centralizarla en ellos, que tanto lo merecen por ser quienes comparten tus alegrías y tus tristezas -¡la vida misma!

Lo mismo sucede con los acontecimientos cotidianos: si te enfocas en ellos, podrás experimentar sensaciones más vívidas y reales y disfrutarás todo con una nueva intensidad.

Además, si piensas que todo tiempo pasado fue mejor, estás boicoteando de algún modo tanto tu presente como tu futuro. Ya que no permites ni siquiera la posibilidad remota de que te sucedan acontecimientos positivos y hermosos – todo lo comparas con una lupa con la que no se puede competir y, dentro de este contexto, nada puede florecer.

Entonces, te invito a que disfrutes del día de hoy y a que pienses que, próximamente, algo muy bueno sucederá.

Lectura relacionada: Día del futuro





  Deja tu comentario


1 comentario en “El pasado ya fue”

  1. Ana Onieva
    mayo 1st, 2019 a las 12:28

    Gracias por tu articulo, es cierto que se nos escapa mucha vida cuando estamos pendientes del pasado y del futuro, pero pienso que podemos comenzar hacer el pequeño esfuerzo de comenzar a vivir el presente y veremos que merece la pena.

Ingresa tu comentario: