20

jun

Diferencias entre hacer el amor y tener sexo

Artículo publicado por Merlina Meiler

amor y sexo

El deseo sexual es el anhelo del contacto con el cuerpo de otra persona y por el placer que produce ese acto; la actividad sexual es la que tiende a satisfacer tal necesidad, afirma el filósofo Alan Goldman. Pero, ¿cómo reconocer las diferencias entre hacer el amor y tener sexo?

Por supuesto, hacer el amor necesariamente implica mantener relaciones sexuales, sin embargo, tener sexo, por más bueno que sea, no es forzosamente compartir un acto de amor, asegura Elliot D. Cohen, sicólogo y director ejecutivo de National Philosophical Counseling Association (NPCA). Este es un artículo publicado en salud180.

Acto físico o de amor

Además de la diferencia más lógica que es la existencia o no del amor, te presentamos otras que ponen una línea divisora entre hacer el amor y tener sexo.

1. Estimulación. Puesto que el sexo es un deseo de contacto con otro cuerpo, es una actividad “mecánica”: frotar, tocar, acariciar, son solo parte de una estimulación física, indica el sicólogo Elliot D. Cohen, no buscan llegar a las emociones profundas como cuando se hace el amor.

2. Implicación espiritual. Hacer el amor es algo espiritual y el sexo es físico, si se unen los dos en el primer aspecto se puede llegar a formar una pareja, el problema es que esto se puede confundir porque en el fondo siempre se desea compartir todo, afirma la sicóloga Susana Sáenz.

3. Lenguaje. El lenguaje del amor implica pensamientos y percepciones que unen los cuerpos y la mente, por lo mismo se usan frases como “dos corazones que laten como uno mismo”, contrario que en el sexo donde solo busca excitar y se usan comentarios más individuales o poco cariñosos.

4. Complacer. Cuando se tiene sexo lo que se busca es la autogratificación, el cumplimiento de un deseo egoísta, por lo mismo no importa si la otra persona está satisfecha, tuvo orgasmos o es feliz, mientras que al hacer el amor lo más importante es lograr todo eso en el otro o que sea mutuo.

5. Complicidad. A diferencia del sexo, hacer el amor disuelve el abismo entre “tú” y “yo”, aunque no se sea pareja, con este acto se comparten el alma, esperanzas, sueños y expectativas, pero sobre todo se renuncia por un instante a la separación que existe en la vida.

6. Tiempo. De manera regular, cuando se quiere sexo cualquier momento o circunstancia es buena para llevarlo a cabo, lo que se desea es el placer, el orgasmo. Hacer el amor implica pasar todo el tiempo que sea posible juntos, porque es un acto de sensualidad más que de sexualidad.

7. Compartir. Cuando se termina de hacer el amor se comparte la noche juntos en la cama, caricias y pensamientos románticos que hagan más especial el momento, pero cuando solo se tiene sexo es sencillo que cada quien tome su camino o si permanecen juntos que únicamente duerman.

Ninguno de los dos actos es mejor o peor, depende de lo que deseas y los sentimientos que tienes por la persona. La ventaja de estar enamorados es que pueden olvidar las diferencias entre hacer el amor y tener sexo, y elegir el que más placer les brinde para el momento que se encuentren.

Lectura relacionada: El buen sexo, ¿puede reemplazar el amor?





  Deja tu comentario


5 comentarios en “Diferencias entre hacer el amor y tener sexo”

  1. Juancho
    junio 20th, 2017 a las 18:35

    Muy buena nota. Pero quisiera preguntar si es posible que una mujer ame o diga amar a un hombre (demostràndolo en verdad con todo tipo de actitudes y gestos); pero a la vez recordar el sexo con u ex como e mejor y extrañarlo. Porque mi mujer dice estar muy bien conmigo, y lo parece a un observador externo; pero a la vez me ha hablado de un ex como excelente en la cama, mejor dotado que yo, y con el que hizo cosas que se resiste un poco a hacer conmigo (sexo anal). ¿Es posible amar con al reserva de haber tenido mejor sexo con otro? ¿Puede el sexo sin amor tener tanto valor como para superar al sexo con amor? (Ella insiste en que no amaba a ese tio.)

  2. Ivonne
    junio 22nd, 2017 a las 18:46

    Por casualidad llegué a este blog y me pareció interesante. Respecto a este comentario me atrevo a opinar. Hay diferentes tipos de amor, el amor a un hermano, a un hijo, a un amigo, a una pareja. Cada uno es diferente. En este punto donde se habla de la pareja, hay quienes coinciden en todos los puntos. Se pueden amar profundamente y compartir sueños, emociones, pasión y sexo. No siempre se logra todo, y no por eso el amor no sea real. Pero la comunicación entre la pareja puede hacer que esto sea posible. Bien dicen que el amor es una decisión, no un sentimiento. El “siento bonito”, llega como consecuencia de la acción, de la decisión.
    En este caso (respecto al comentario de Juancho) me atrevo a opinar, que ella desea tener todo contigo. Todos esos sueños que ella tiene como “ideal” de pareja perfecta. Dejar el “ideal” que podría ser una ilusión, y vivir la realidad decidida a quedarse ahí, puede hablar de un amor más profundo. Pero si creo que es importante mejorar en ese aspecto la relación. Porque por mucho amor que se tenga, la parte humana siempre jala. Lograr una amor de almas dentro de una entrega sexual, sí creo que seria el complemento ideal.

  3. Juancho
    junio 23rd, 2017 a las 8:20

    Gracias, IVONNE. De tus palabras, deduzco que mi esposa estaria conmigo por razones espirituales superiores, pero que conservaria en su memoria un mejor sexo pasado. Entonces,si se puede tener mejor sexo fuera del amor, que de repente amando a una pareja pero eligiendo estar con ella pese a que nos da peor sexo. En lo personal, disfruto mucho la cama con ella, pero no dejo de recordar otras parejas que me gustaron mucho y que, si bien no las ame, me dieron en algunos aspectos mejor sexo que mi esposa. Trato de exorcisar esos recuerdos, pero las fantasias emergen y no pudo evitarlas. Claro, me duele pensar que mi esposa tenga memorias parecidas…

  4. Marianox
    julio 6th, 2017 a las 16:28

    Totalmente de acuerdo. El amor y el sexo son dos cosas distintas. También es distinto haber tenido a un mejor amante q haber tenido el mejor sexo de tu vida. Mi esposa es mi mejor amante solo porque la amo también . Por supuesto el sexo es satisfactorio. A su vez ella tuvo el mejor sexo de su vida con otro (u otros). No sé si seré su mejor amante pero ella dice estar satisfecha. Y aquí viene el dilema y en donde la mentalidad masculina difiere de la femenina. Yo al saber q ella tuvo el mejor sexo de su vida con otros, me produce insatisfacción en el sexo con ella. No me hasta que ella la pase bien o se quede satisfecha. La realidad es que nunca podré ser quien le de el mejor sexo. Eso ya lo tuvo con otros. De alguna forma ese conocimiento afecta la relación y desmotivarla entrega total en la pareja. Que opinan?

  5. Marianox
    julio 6th, 2017 a las 16:48

    Y siguiendo con mi comentario anterior….en realidad me contradije. No sería posible q ella sea mi mejor amante si me produce insatisfacción el hecho de saber que no la puedo hacer gozar igual q otros q fueron mucho mejores no?

Ingresa tu comentario: