22

sep

Cuadro de honor

Artículo publicado por Merlina Meiler

Ciertos adultos tienden a presionar a los niños para que sean los mejores en todo lo que hacen, en especial, en la escuela y en sus prácticas deportivas. Semejante sobreexigencia suele traer aparejados efectos secundarios no deseados…

Cuando era una niña, mi padre quería que figurara siempre en el Cuadro de honor. Cualquier nota que no fuera un 10 no estaba bien vista por él. Recuerdo que me sentía demasiado presionada, ya que sacarme un 8 o un 9 no era suficiente y era considerado un fracaso. No disfrutaba a pleno mi vida escolar, estaba siempre pendiente de los resultados –que por lo general no conformaban- y, con los años, me quedó una sensación de nunca iba a llegar a alcanzar objetivos establecidos. De lograrlos, sentía que algo faltaba o que no había hecho todo bien. Me llevó años y un gran trabajo interno deshacerme de estas sensaciones, valorar la intención positiva que tenía mi padre y conectarme con mis recursos internos genuinos y con lo que yo realmente quería hacer y ser.

Con el tiempo entendí que una nota baja (o no tan alta) no es una catástrofe, sino una dificultad a afrontar (como tantas que encontraremos en nuestro futuro). Hoy en día, veo a muchos adultos que sobreexigen a sus hijos en la escuela, en el deporte o en la actividad extra que practican, buscando que sean los más exitosos. También fomentan una competitividad exacerbada en relación con otros niños y los comparan permanentemente (¿ves que Ricardito siempre hace esto mejor que tú?). Otros los mantienen hiperocupados constantemente (con cursos varios) y no les dejan tiempo libre, necesario para jugar o para descansar. Ambas posturas  suelen dar resultados contraproducentes que pueden llegar a generar enfermedades o trastornos de aprendizaje o de conducta (ansiedad, depresión, etc.)

RAZONES

Hay adultos que por situaciones familiares o por problemas económicos no pudieron acceder a lo que hoy les brindan a sus niños y por eso esperan el máximo rendimiento. Otros adultos incluso buscan que sus hijos sobresalgan en algo que a ellos les quedó pendiente o en lo mismo que ellos hacen (si soy buen abogado, ¡mi hijo debe serlo, también!). Primero, es conveniente que los padres solucionen sus problemas intrapersonales sin resolver en vez de hacer partícipes a los más pequeños y no permitirles ser quienes realmente son y desarrollar su propio potencial.

Los hijos son personas independientes de sus padres, con sus propios gustos, talentos y deseos personales. Querer que nuestros niños crezcan a nuestra imagen y semejanza y sobreexigirlos para que se amolden a nuestro ideal de lo que debería ser (nuestro propio “cuadro de honor”) los pone en un lugar muy difícil de sobrellevar y no estimula un crecimiento en términos beneficiosos. ¿Los vamos a querer más porque sean abanderados? O reformularé mi pregunta: ¿los vamos a querer menos porque no lo sean?

Es lógico querer que un hijo o una hija se destaquen y nos hagan sentir orgullosos. También es muy válido querer que ellos estudien y aprendan lo más posible en la escuela. Pero no existen los hijos perfectos, así como tampoco hay padres perfectos. Detectar sus necesidades, sus capacidades y sus deseos contribuirá enormemente a criar futuros adultos felices, plenos y realizados.

¿Hay casos de sobreexigencia en tu entorno?

Lectura relacionada: ¿Padres o amigos?





  Deja tu comentario


44 comentarios en “Cuadro de honor”

  1. Carmen
    septiembre 22nd, 2010 a las 14:44

    Muy buen punto. Pues también la estimulación temprana no es propicia para todos los niños, salvo los que presentan algún tipo de problemas.
    Saludos.

  2. Belén
    septiembre 22nd, 2010 a las 16:46

    gracias por tu tiempo y dedicacion que a muchos nos ayudas sin saberlo por eso paso a dejar un GRACIAS un abrazo

  3. Andrea
    septiembre 23rd, 2010 a las 7:48

    La exigencia desmedida es terrible. Me pasa con mi jefe.

  4. Karina
    septiembre 23rd, 2010 a las 8:45

    Conozco un caso (familiar cercano) que por sobreexigencia de los padres sufrió de bulimia durante muchos años

  5. Soledad
    septiembre 23rd, 2010 a las 8:47

    A veces una carrera universitaria puede ser una sobre exigencia si no te gusta o no tenes capacidad o interés para estudiar esas materias y te presionan para que estudies
    Gracias por tocar el tema Merlina

  6. Luis
    septiembre 23rd, 2010 a las 9:27

    muy buen tema, hace reflexionar mucho…..!

  7. María
    septiembre 23rd, 2010 a las 9:29

    Merlina, siempre tan exacta con tus articulos, te comento que en mi epoca de colegio estuve en tres, primaria junto a primer año, en Las Adoratrices, luego se abre uno nuevo y cambie al Buen Ayre, por problemas economicos de mi padre, por situaciones politicas del pais, el deja su cargo que tenia, ya q para el era imposible estar junto al presidente de turno en ese momento, me voy al Santa Rosa, donde no solo termine ( y con diploma de honor, ja ja pero solo por escuchar, y estar atenta en clase….) xq despues trabajaba en ese mismo colegio en una guarderia para madres que trabajaban, hasta las 20 hs. llegaba a casa, y tres veces por semana estudiaba ingles particular, que me lo pagaba con lo poco pero para mi suficiente que ganaba, con eso tambien me las arreglaba para mi ropa, y salidas, aunque en ese entonces si salias con hombres ellos te pagaban, pero salidas de amigas, no le pedia nada a mis padres, porque somos sais, y no podian, ademas en casa habia un orden en todo sentido, no solo en la parte economica, si no ser muy cuidadosos con el orden general, porque mi madre sola con todo no podia, siempre tuvimos una casa muy abierta, pero con orden, si no, no.
    Con respecto a lo que les pude pedir a mis hijos, fue, estudien,escuchen, sean respetuosos con sus profesores y compañeros, pero los recreos estan hechos para jugar, en las clases, solo estudien, miren, oigan, esten atentos. Y gracias a Dios saben disfrutar, saben aprovechar los tiempos, saben mirar, querer, sonreirle a la vida con todo lo que les depare.

  8. Rosalía
    septiembre 23rd, 2010 a las 9:56

    Muy bueno y apropiado para la epoca

  9. Griselda
    septiembre 23rd, 2010 a las 10:09

    Las sobrecargas, las mochilas pesadas, como vos decis, uno al haber sido madre en torneos, diferentes, escuchas a esas madres, gritar……dale corre, llega…matalo. vamos….
    Realmente patetico.
    Estoy segura que es dale corre, segui la pelota, pero divertite, tene espiritu deportivo, sabela pasar, muchas otras cosas, que forma caracter, forma disciplina..
    Cariños, y como siempre te digo y dire maravillosas tus reflexiones

  10. MANUELA
    septiembre 23rd, 2010 a las 10:17

    MIL GRACIAS POR TU AMABLE ENVIO DE HOY, ME LLEGA COMO ANILLO AL DEDO. ESTOY SEGURA QUE ME AYUDARA, QUE LOGRARÉ CON EL TIEMPO, SACUDIRME ESA DESCONFIANZA Y LA SENSACION QUE ME CAUSA Y QUE VUELVO A SENTIR CADA VEZ QUE REMEMORO LO QUE HE VIVIDO.
    UN ABRAZO.

  11. Carlos
    septiembre 23rd, 2010 a las 10:34

    Muy buena esta nota, a muchos padres les viene bién,
    Carlos

  12. Veronica
    septiembre 23rd, 2010 a las 11:07

    es tan lindo y reconfortante encontrar en tu blog tantas cosas lindas para pensar, reflexionar…..

  13. Noelia
    septiembre 23rd, 2010 a las 11:38

    me acuerdo de adolescente tenía sueños pero nunca me animé a concretarlos porque mis padres querían otra cosa para mí, no pude decirles que no, ahora a los casi 40 sufro intermanemte porque no pude lograr lo que quería, relacionado con el arte

  14. Mario
    septiembre 23rd, 2010 a las 12:10

    Hola Merlina
    En Mexico tenemos un dicho, ni tanto que queme al santo, ni tanto que no le alumbre…
    Yo creo que lo que mejor he hecho es observar las capacidades de mis hijas y exigirles de acuerdo a su propio potencial, creo que hay que enfocar que es educar, que es algo muuuuchooo mas alla de un cuadro de honor. En mi personal punto de vista educar es preparar para la vida, para un mundo que se complica mas y mas… Así que hay que ponerles a la mano todas las herramientas que se pueda para que ellas puedan enfrentar sus retos de la mejor forma.Uno de los pasos importantes es que ellas mismas tienen que comprender que lo que hagan o dejen de hacer sera una ganancia o una perdida para ellas. Asi que lo que hacen lo hacen por ellas, yo ya pase por ahi.
    En cuanto los cursos, hay libres y hay obligatorios, si es una actividad ludica, estan en posibilidades de aceptar o de rechazar tomarlo, si lo aceptan lo tendran que realizar con su mejor capacidad. Agha Omar Ali Shah escribio: “Hagan pocas cosas, pero, las que hagan, haganlas bien”.
    Saludos

  15. Marta
    septiembre 23rd, 2010 a las 12:14

    Y…. en esta me prendo, que buen tema, sobre todo para dejar material a aquellos que tienen hijos pequeños y suponiendo que nuestra experiencia sirva de algo, puedan evitar cometer errores que han cometido con nosotros., ha habido y existe aún la necesidad de los padres de trascender en la sociedad a través del triunfo, de los logros de sus hijos, el famoso mi hijo el dotor, creo que obra perteneciente a Florencio Sánchez. Muchos adultos frustrados porque mezcla de las circunstancias de la vida y temas personales que hacen a los dones que cada quien trae al nacer, buscan reinvindicarse sobre todo ante sí mismos colgándose las medallas de los logros de sus hijos, mi hija la abogada, la doctora etc. o padres que merced a su capacidad y esfuerzo montaron de la nada una empresa y buscan dejarla a cargo de su hijo, a veces se da que el hijo quiere continuar esa empresa porque comparte los intereses del padre…. otras es un remedo triste de lo que fuera el creador., se da también en esos médicos que se han hecho queridos y prestigiosos y le legan al hijo o a la hija, consultorio, clientela y el hijo, con el camino medio hecho llega a recibirse y puede que esté a la altura del padre….. no siempre sucede.

  16. Fabiana
    septiembre 23rd, 2010 a las 12:33

    Excelente! Es interesante motivar a nuestros hijos, sacar de ellos con amor toda su potencialidad, su creatividad, ofreciéndole estímulos y así ver cual es su veta, pero la exigencia de ser el mejor, el del cuadro de honor no me parece muy acertado.

  17. Orly
    septiembre 23rd, 2010 a las 13:04

    Mer, mi hermana y yo fuimos niñas del Cuadro de Honor durante toda la escuela primaria y secundaria, es más, hasta de la escolta desde el kinder. No es que mi mamá (que fue la que cargó con el paquete de tres crías tras la huída de nuestro padre) nos tuviera con el látigo, ni nos mandaba a regularizar porque no había dinero, pero sí nos decía que si sacábamos 10, nos becarían con dinero para los útiles y que se sentiría orgullosa de vernos en el dichoso cuadro.
    La presión por ser la No. 1 me la impuse yo, incluso si tenía un 8 era de morir, pero mi mamá no hacía tanto drama, sólo decía “Un 8 no es malo, pero mejorarás al siguiente”. Mi hermana sí er la de boleta tapizada de 10, pero al terminar la secundaria hubo un favoritismo hacia un par de compañeras por parte de su profesor tutor, quien les otorgó diploma de 1er lugar y a mi hermana nada; eso fue un golpe para ella, porque incluso todos se dieron cuenta de la “transa” ya que siempre estuvieron debajo de mi hermana. Ella se enfermó por la depresión, y mi madre hizo lo posible por hacerle entender que un papel de diploma no era nada comparado con los conocimientos y la formación que tenía mi adolescente hermana, pero bueno, tarde, pero lo captó.
    Lo que sí no perdonó mi madre fue cuando yo reprobé Física en la preparatoria. Eso sí que fue un shock que ella trataba de ocultar de familiares y amistades; yo pensé en el suicidio, pero una de mis tías intervino para hacernos entender que no era mi problema, sino dle profesor; acudí a clases particulares y aprobé el examen extraordiario con 9. Uf!
    En la Universidad tuve una asignatura llamada Didáctica, en la cual la profesora nos hizo una observación respecto al sistema de calificar de los docentes y la presión de los padres hacia los hijos, quienes suelen enfermarse de “Diezitis” y no se desarrollan de forma normal, incluso es anormal que todos los infantes saquen 10, lo normal es 7 y 8. Ahí me cayó más que el 20 y lo comenté con mi madre.
    En fin, ya me extendí, espero no haber aburrido :P

  18. Berta
    septiembre 23rd, 2010 a las 13:20

    Creo que ya es hora de ir asumiendo responsabilidad sobre los canones de perfeccion que se le exigen a los niños muchas veces, principalmente padres frustrados que intentan canalizar sus fracasos por medio de sus hijos.

  19. Patricia
    septiembre 23rd, 2010 a las 14:35

    Creo, como leí en un interesante artículo que las escuelas en los primeros años debieran poner el acento en lograr buenas personas, solidarias, por ejemplo a través de juegos como ponerme en el lugar del otro a ver que siente el….. u otro juego, aprender a expresar lo que siento., primero debemos en una sociedad lograr buenas personas, seres como dije solidarios, uno tendrá dotes para la pintura, otro será un buen carpintero, en definitiva todos somos necesarios., pero los primeros años para mí tienen que tratar de lograr hacer que el individuo se convierta en una buena persona, que le interese el otro, mejorar su entorno y no competir por estar en el cuadro de honor.

  20. Dora
    septiembre 23rd, 2010 a las 14:42

    Vaya, tus notas son maravillosas! Felicidades

  21. Rogelio
    septiembre 23rd, 2010 a las 15:36

    Algunos padres viven a traves de sus hijos olvidando que sus hijos son otras personas con criterios y expectativas diferentes. En estos casos es mejor que los padres recobren su individualidad y se esfuercen en su propia autorealizacion.

  22. Emilio
    septiembre 23rd, 2010 a las 16:03

    Hola, no estoy acostumbrado a escribir en los blogs, pero el tema y su manera de tratarlo me parecieron excelentes. Enhorabuena!

  23. Marty
    septiembre 23rd, 2010 a las 16:42

    Como todos sabemos no hay escuela para padres y así los hijos no tienen por qué seguir el patrón de sus padres. Cada quien es responsable de sus acciones y futuros resultados y debemos aprender a aceptarlos y aprender de ellos. Entiendo que mis padres no son responsables de lo que yo haga con mi vida. Es cada quién el que decide qué hacer con ella. Y es muy cierto que todos somos personas frustradas en algún aspecto y queremos canalizar esa frustración en nuestros hijos

  24. flexfusion
    septiembre 23rd, 2010 a las 16:43

    Hola Merlina. La sobreexigencia es sinónimo de autoritarismo. Es un pensamiento ignorante, carente de principios, valores y amor. Quien somete a la sobreexigencia a otro denota una gran debilidad en su interior. Cada uno de nosotros, hemos venido a la vida a vivir nuestra propia experiencia. La experiencia de nuestros padres, no es la misma que nuestra propia experiencia y, así mismo, sucede de igual forma con la experiencia de nuestros hijos. La sociedad moderna, sumergida en un materialismo vacío y carente total del servicio del amor, representa estas formas vidatorias.
    Se confunde competencia con batalla. Se busca siempre ser mejor que otros. Se acrecienta la distancia de la falta de hermandad a cambio de una competencia desenfrenada, desgarrante y que va en contra de todo principio universal. Se traslada estas formas de vidas a un terreno totalmente animalizado, donde el animal más grande se come al más pequeño. Un salvajismo inigualable que trae consigo el germen de la discordia, la violencia, las guerras y las miserias humanas.
    Esto se ve en las culturas deportivas, donde ya no es un entretenimiento o un modus sano de vida. Se ha convertido en modernos campos de batallas, tanto dentro del escenario deportivo como fuera del mismo. Las agreciones de todo tipo y las posturas fanatizadas enfatizan aún más estas formas de vida.
    Solo basta observar alrededor de nuestro mundo, país, etc. Personas enfermas de stress, depresivas, enfermas físicamente y moralmente. Lo peor de todo, ya nuestros niños están sufriendo estas consecuencias. ¿Hasta donde se llegará con todo esto? Tengo la esperanza de creer firmemente en las palabras de Kant “el hombre hace hasta que se horroriza”. ¿Tendremos que horrorizarnos para darnos cuenta? Deseo sinceramente que el hombre despierte cuanto antes.
    No hay que confundir objetivos con sobreexigencias. Cada niño y cada uno de nosotros, somos como una manzana en un manzano. Cada manzana madura con sus tiempos adecuados. No todas las manzanas maduran de golpe y con un tamaño similar. Un niño de ser preparado para cumplir sus objetivos alentándolos desde el sentido de los afectos, el sacrificio, el respeto, los valores, la dedicación y el amor por lo que se hace. Por allí se dice “un niño de bien será un hombre de bien en el mañana”.
    Es penoso lo que has vivido Merlina. Es importante este testimonio valiente que expones en tu blog. Lo más importante de todo, es haber superado este problema. Te felicito. Gracias por compartir. Mucha suerte.
    Saludos…!!! :)

  25. Estrella
    septiembre 23rd, 2010 a las 17:13

    Querida Merlina!! Es impresionante cómo tus palabras hacen tanto bien a todos. Saludos

  26. irene
    septiembre 23rd, 2010 a las 20:40

    Muy buena la nota, ojala la lean todas las personas que presionan a otros hasta el hartazgo

  27. Julieta
    septiembre 24th, 2010 a las 9:21

    Los niños se desarrollan mejor cuando se sienten amados y respetados, un 10 por eso ;)

  28. ALINA
    septiembre 24th, 2010 a las 9:50

    MUY BUENA ESTA NOTA MERLINA GRACIAS POR COMPARTIRLA Y MAS EN ESTE TIEMPO

  29. Helena
    septiembre 24th, 2010 a las 11:01

    Todos absolutamente somos únicos y bien estimulados por docentes con vocación podemos desarrollarnos felices y menos competitivos, la sociedad necesita de todos, cada uno haciendo lo que mejor sabe y respetando la labor del otro.

  30. Lucas
    septiembre 24th, 2010 a las 11:29

    el verdadero amor es incondicional, de aceptación profunda…

  31. Sonsirée
    septiembre 24th, 2010 a las 12:21

    Yo viví esa situación como hija. Y todavía estoy tratando de superar esa sensación de exigirse en extremo y que si no lo logras como es esperado te sientes como una total fracasada. Es difícil.

  32. Marcelo
    septiembre 24th, 2010 a las 13:37

    la carrera por los logros es un absurdo,creo que todas las personas nos debemos hacer el mayor esfurzo en todos los ámbitos de la vida, pero que dependa de nuestra necesidad y que realmente lo queramos, no que nos lo impongan nuestros padres, motivarlos en la responsabilidad de hacer la cosas bien, sea deportes o logros académicos, pero no para conseguir logros sino en el esfuerzo de intentarlo

  33. Rosana
    septiembre 24th, 2010 a las 15:06

    MI PAPA ME CANSO!!! JAAA, LO AMO IGUAL

  34. Edith
    septiembre 26th, 2010 a las 15:29

    así es debemos aprendera ser mejores padres, para valorar a nuestros hij@s con sus potenciales unicos y diferentes, que los hacen ser el motivo de nuestra vida…

  35. Ro
    septiembre 26th, 2010 a las 16:03

    Cuantos padres jovenes deberiar leer éste articulo. Gracias Merlina

  36. FLOR
    septiembre 27th, 2010 a las 6:16

    HOLA MERLINA !!!

    ES CIERTO… MUCHAS PERSONAS PRESIONAN A SUS HIJOS PARA QUE OCUPEN LOS PRIMEROS PUESTOS EN EL COLEGIO.
    MUCHOS NO SABEN QUE TODOS TENEMOS LIMITACIONES Y DEBEMOS SER RESPETADOS.
    CADA QUIEN DEBE DESENVOLVERSE SEGÚN SUS POTENCIALIDADES.

    PADRES !!!!! NO PRESIONEN A SUS HIJOS …ELLOS SALDRÁN ADELANTE CON LA AYUDA DE DIOS.
    HAY QUE SABERLOS ENCAMINAR , SIN PRESIÓN.
    SALUDOS MERLINA Y FELICITACIONES POR ESTE ARTÍCULO

  37. Laura
    septiembre 28th, 2010 a las 7:55

    Cuando yo era pequeña mis padres me enviaban a realizar actividades como danza, musica, deportes, etc… y nunca me parecio una sobreexigencia…
    Hoy pasa al revés los hijos si bien son seres independientes, deciden que quieren o no hacer, deciden por si mismos, y los padres muchas veces se doblegan ante sus hijos… esta actitud es completamente inmadura…
    Creo que con el tiempo y la intervencion de la psicologia mal aplicada, nos han llevado a una peor educación, lo que se traduce en el comportamiento de los niños de hoy…
    Sobreexigir no está bien, pero a veces guiar es sobreexigencia para los chicos…

  38. val
    octubre 2nd, 2010 a las 10:34

    muy buen artículo

  39. Mirtha
    octubre 18th, 2010 a las 16:39

    Hola Merlina: me encantó el tema de la sobre exigencia a los hijos. Muchos somos ese producto… pq nuestros padres querían lo mejor para sus hijos..Pensaban q estaba bien querer lo mejor para nosotros. En realidad es un motor q te impulsa a “querer ser” algo… sin ese estímulo muchos valores o talentos alomejor se pierden… Gracias por tu aporte a nuestra formación como padres o abuelos ” sobreprotectores”…”

  40. ANA GARCIA
    diciembre 5th, 2010 a las 23:00

    HOLA!!MI NIÑO DESDE HACE 3 AÑOS EST{A EN EL CUADRO DE HONOR, PERO EN ESTE MES A PESAR DE TENER 9.9. DE PROMEDIO MENSUAL NO FUE INCLUIDO EN EL CUADRO DE HONOR, LE HICE UNA NOTA A LA MAESTRA DICIENDOLE QUE ERA CASI RID{ICULO QUE UN PROMEDIO DE 9.9. NO SEA RECONOCIDO.

  41. stephany zapata
    marzo 28th, 2011 a las 20:05

    OLAAA JAKJAKJAKJ EL CUADRO DE ONOR ES MARAVILLOSO PERO ES MUY DIFISIL DE HACER ADIOS LOS CKIERO :) Y ES MARAVILLOSO Y CUANDO LO RESIVEN ES MARAVILLOSO Y LOS NIÑOS SE DESAROLLA MEJOR CUANDO SE IENTEN AMADOS,Y REPETADOS ,10 POR SIENDO MEJOR:)

  42. OZLO
    mayo 31st, 2011 a las 17:45

    NO COMPARTO EN ABSOLUTO EL COMENTARIO. EN EL MUNDO REAL EXISTEN DOS TIPOS DE PERSONAS: LOS QUE TRIUNFAN Y LOS QUE FRACASAN. EL ARTICULO DE MERLINA ES LA RAZON EXACTA DE LOS CONFORMES, DE LAS PERSONAS QUE BUSCAN LA EXCUSA PARA NO TRIUNFAR. LAS PERSONAS DE EXITO SON LAS QUE QUIEREN SER NUMWERO UNO. CON SEGURIDAD QUE NO TODOS LO ALCANZAN, PERO AQUELLOS QUE SIN SER NUMERO UNO, LOGRAN UNA GRAN DISCIPLINA, EN EL DESEO DE SERLO, Y SON PERSONAS RESPONSABLES Y DESTACADAS, NUNCA SERAN FRACASADOS, NI BUSCARAN CAMINOS HACIA EL DINERO FACIL Y LA DIVERSION.EXISTEN MUCHAS PERSONAS GRANDES, SIN SER NUMERO UNO, COMO POR EJEMPLO, LUCHO HERRERA, QUE NO FUE EL CICLISTA NUMERO UNO; PERO HOY EN DIA, ES UNA PERSONA FELIZ Y UN SIMBOLO COLOMBIANO A NIVEL MUNDIAL. GARCIA MARQUEZ, ELKIN PATARROLLO… Y OTROS COLOMBIANOS ILUSTRES, LOGRARON SU EXITO, COMO MUCHOS OTROS, CON UN GRAN ESFUERZO Y DEDICACIÒN, PROPIO DE LOS NUMERO UNO. CREANME, SI EN COLOMBIA LA EDUCACION SE VOLCARA EN PROGRAMAS DE ESTIMULO AL CUADRO DE HONOR Y A LOS NUMERO UNO, LOS PROBLEMAS DE VANDALISMO, VIOLENCIA Y MEDIOCRIDAD SE REDUCIRIAN DRASTICAMENTE. LO QUE ALGUNA VEZ DIJO ALGUIEN: “LO IMPORTANTE NO ES GANAR, ES COMPETIR”, ES LA FALACIA MAS GRANDE QUE TUVO IMPORTANCIA A NIVEL MUNDIAL, DICHO POR UN “VARON”, QUE NO TUVO JAMAZ NINGUN PROBLEMA. LOS SERES HUMANOS NO SON ESTUPIDOS, LOS GRANDES DEPORTISTAS GANAN ESAS ENORMES SUMAS DE DINERO, PORQUE SON NUMERO UNO. EL SISTEMA SOCIALISTA SE DERRUMBO, NO POR ESTAR MAL CONCEBIDO, SI NO, POR FALTA DE ESTIMULO A LOS MEJORES, A LOS NUMERO UNO.QUE TAL UN GRAN SLAM SIN PREMIOS, O UN CAMPEONATO MUNDIAL DE FUTBOL SIN ELIMINATORIAS Y SIN CAMPEON! ABSURDO!. LA DEMOCRACIA SE IMPUSO EN EL MUNDO, PORQUE PREMIA LA CAPACIDAD INDIVIDUAL DE LOS MEJORES. NO ENGAÑEMOS A LAS PERSONAS CON CALMANTES MENTALES PARA LOS FRACASADOS. RESPECTO DE LOS HIJOS, NOSOTROS COMO PADRES TENEMOS QUE ACOMPAÑAR EL TRIUNFO O FRACASO DE NUESTROS HIJOS. NUNCA PODREMOS EXIGIR QUE UN HIJO SEA NUMERO UNO, HACIENDO QUE EL HIJO ESTUDIE, MIENTRAS NOSOTROS LOS PADRES MIRAMOS TELEVISIÒN O ESTAMOS CON LOS AMIGOS. HAY QUE ACOMPAÑAR CON TIEMPO LAS ACTIVIDADES DE NUESTROS HIJOS, Y LO MAS IMPORTANTE, LOS MOMENTOS DE DESCANSO Y RELAJAMIENTO, TAMBIEN SE COMPARTEN CON LOS HIJOS. AL FINAL SE LOGRAN MARAVILLAS DE LA MANERA MAS AGRADABLE QUE ALGUIEN PUEDA IMAGINAR, PERO CON MUCHO TRABAJO Y SACRIFICIO DE TODOS, ES DECIR, PONIENDO EN PRACTICA AQUELLO QUE SE LLAMA FAMILIA, Y QUE POR NINGUN MOTIVO ES ABURRIDO NI FRUSTANTE. POR EL CONTRARIO, ES LA ACTIVIDAD MAS AGRADABLE Y GENEROSA QE EXISTE. CHAO.

  43. violeta
    mayo 31st, 2011 a las 22:47

    Querida Merlina:

    Mis padres no me presionan tanto con las calificaciones, no de manera verbal, pero…si de otra forma. Mi madre me presiona en cuanto a qué carrera debo estudiar. Ella me insiste en que escoja la carrera de Medicina y si le cuento que me agrada tal o cual carrera se molesta y nunca me deja explicarle lo que a mi me gusta. Lo cierto es que a mi si me gusta la medicina, pero he tratado de cambiar esa mente tan cerrada de mi madre, para que me escuche mas atentamente, aveces me siento tan sola con mis problemas personales y escolares que me paso todo el dia haciendo otras actividades. Lo he notado, pero no se como arreglarlo, me he vuelto bastante obsesiva con el uso del facebook, y cualquier tipo de tecnologia, gastando el tiempo. No salgo mucho y ya casi no hago ejercicio. Me parece que voy bajando en mis calificaciones lo que me frustra y mas me encierro en mi mundo, ¿Algun consejo de como cambiar un poco mi adiccion a internet y para salir un poco más y no estar asi?, he decidido tener un perro, pero aun esta muy pequeño y me lo daran como en unos dos meses, y yo ya quiero comenzar con algo para cambiar mi actitud solo que me resulta demasiado DIFICIL!!!!
    Muchas gracias por todo, Besos Bye

  44. Belkis
    mayo 6th, 2012 a las 22:11

    Hola esta muy buena la pagina, tengo 12 años y pues quisiera compartir algo con ustedes.Soy una excelente estudiante en el colegio pero a veces saco bajas calificaciones y pues cada vez que pasa eso mi mama me dice me tienes decepcionada y me dice cosas negativas y me compara con otras personas ella piensa que yo soy perfecta que tengo que sacar siempre 5.0 no soy perfecta ni nadie lo es solo hay un perfecto que si lo es y es Dios, pues a veces yo misma me siento deprimida, que no puedo lograr mi objetivo, me siento rara y extraña, a veces hasta no quiero ir a la escuela. Pues mis compañeros de aula siempre me quieren ofender. Yo en primaria era cuadro de honor primer lugar de mi aula y ocupaba el 3r a nivel de toda la escuela con promedio de 4.9 y ahora en secundaria primer año me siento rara y que no puedo seguir adelante y sacar buenas calificaciones, me expreso bien, expongo mis charlas excelente y me destaco mucho en la poesia y Oratoria y tambien gane un certamen de Oratoria en primaria 3r lugar, pero necesito algun consejo porque mi mama me presiona y a veces hasta lloro porque ella dice que ya no se siente orgullosa de mi y eso es muy triste :(

Ingresa tu comentario: