29

Sep

Cómo decir “Lo siento”

Artículo publicado por Merlina Meiler

¿Cómo llegar a un terreno intermedio en una desavenencia que parece irreconciliable, sin tener que apelar al desgastante recurso de ceder? ¡Es más fácil de lo que imaginas! Para lograrlo hay dos palabras mágicas: lo siento.

Algunas veces se suscitan situaciones en las que tenemos un cambio de ideas con otra persona, y terminan en una discusión o controversia seria ya que resulta imposible llegar a un acuerdo. Cada parte tiene percepciones y puntos de vista diferentes acerca de la realidad, y cuanto más platican sobre el tema, peor color toma el pleito, ya que se enfrascan más y más en sus propias posiciones.


La gran mayoría de los problemas con otra persona recrean conflictos intrapersonales sin resolver. Temas pendientes, enojos, frustraciones latentes que comienzan a echar chispas cuando otra persona apenas roza o rotundamente da de lleno en ellos. Nos enojamos con una actitud de nuestro interlocutor que refleja algo de nosotros mismos, y que muchas veces preferimos pasar por alto o no tenemos presente de manera consciente. La otra persona nos lo está recordando al mostrárnoslo en nuestras propias narices.

Una segunda causa habitual de las discusiones y los cambios de palabras con otros es las anclas que se disparan a través de ciertos comportamientos. Mediante esta situación revivimos momentos de nuestra vida aletargados que de algún modo no están encauzados ni resueltos. Al volver a salir a flote nos enojamos aún más, y la causa de este enojo está subyacente aunque apuntemos nuestros dardos y nuestros sentimientos desagradables de angustia, fastidio o los que fueran sobre la otra persona.

Pues bien, tal vez te des cuenta del verdadero motivo que se esconde detrás de una polémica acalorada, tal vez no, no tiene mayor importancia. Incluso la situación se le puede haber ido de las manos a una de las dos partes, y a simple vista parece que el distanciamiento que sobrevino no tiene manera de resolverse. Cada integrante de esta controversia adoptó una tesitura sin retorno aparente.

Hay una práctica que es bien efectiva para recomponer una situación desagradable, y es simple: pedir disculpas. Desde luego que muchas veces tenemos la certeza que no nos toca a nosotros hacerlo, sino a nuestro interlocutor, porque consideramos que él (o ella) es quien no está acertado. Para algunas personas es bien difícil reconocer sus errores o admitir que una decisión que tomaron no fue la más apropiada. Gran parte de quienes quedan enfurecidos y resentidos indefinidamente por una nimiedad se enfocan sólo en lo pequeño, en el hecho puntual, y pierden de vista lo grande y verdaderamente importante: una familia, un trabajo, una amistad.

Sé compasivo hacia ti mismo y hacia la otra persona involucrada. Pide perdón, aunque pienses que probablemente no te corresponda a ti hacerlo, si crees que:

  • Es una forma inteligente de limar asperezas para poder abordar el tema en frío, en otro momento.
  • Lo que está en juego es mucho más importante que la razón del fastidio o del altercado.
  • No comprometes tus valores personales ni tu integridad moral al hacerlo.
  • Es una buena manera de reentablar el diálogo interrumpido.
  • A todas luces estarás en una situación personal más a gusto que la actual.

Si decides utilizar el puente del «lo siento» para restablecer la comunicación y no sabes cómo hacerlo, ya que es una actitud definida y tomada de manera consciente y no un impulso sensorial, evoca algún momento de tu vida en el que hayas pedido disculpas a otra persona y lo hayas hecho desde el corazón. Recuerda cómo te veías y qué sentías al pedir estas disculpas. Qué te decías. Tómate unos minutos para entrar bien en estado, y con esta imagen acércate a la otra persona para decirle que sientes lo ocurrido.

Ten presente que tal vez sea conveniente volver sobre el tema en cuestión en el momento oportuno, cuando las aguas se apacigüen. Ahí sí trata el tema pendiente con otra óptica, desde una posición más relajada, utilizando primera, segunda y tercera posición para incluir una gran cantidad de puntos de vista y recursos. Aunque muchas veces al utilizar el recurso del perdón como gesto de amor, sobreviene la aceptación de las características que no nos gustan de la gente que nos rodea… y de nosotros mismos.





  Deja tu comentario


15 comentarios en “Cómo decir “Lo siento””

  1. kuma
    septiembre 30th, 2007 a las 8:46

    Muy interesante ,y explicado de manera sencilla ,accesible ,y con onda.

  2. eutiquio
    septiembre 30th, 2007 a las 20:27

    esta padrisimo de manera estupenda la explicacion ….

  3. maria
    julio 25th, 2008 a las 15:20

    Gracias Merlina,

    Era justo lo que necesitava….los dos decidimos disolver el matrimonio por el momento….y creo que apezar de lo que paso con lo de la infidelidad yo siento y veo mi responsabilidad en este asunto….Estoy lista para decir lo siento y asi los dos podamos seguir con nuestra vida sin este peso en el corazon…quien dice que un dia no nos podamos reencontrar y recuperar nuestra familia. Dios siempre nos pone en nuestro camino lo que necesitamos aprender o las personas con quien compartir…..Gracias y que Dios te vendiga

  4. Wanda
    septiembre 10th, 2008 a las 13:10

    Es un gusto leer tan acertados consejos-
    Merlina- A pesar de que mi reacción fué justificada por la forma y los decires retóricos de mi pareja supe pedirle disculpas porque ya cansada de decir basta respondí con el «enojo de los mansos» aunque ya no quiero verlo más ya que somos personas mayores y es difícil «modificar» genios.
    (Nunca digo cambiar, pero se debe modificar, en aras de la armonía,pero….no le es fácil al que desconfía o es discutidor. En fin..
    Felicitaciones y gracias por tan buenos consejos.
    Wanda.

  5. Diana
    septiembre 16th, 2008 a las 18:50

    Querida Merlina: Hace ya un poco más de un mes que leo tus páginas y parecen escritas especialmente para mí. Todos los temas que tratas son los que yo estoy viviendo en este momento y me hace mucho bien y compruebo que hay muchas mujeres y hombres que están pasando por lo mismo. Realmente es difícil remontar luego de un gran dolor pero creo que debemos apelar a nuestra fuerza interior y no dejarnos abatir por la depresión o la tristeza. También dar gracias a Dios por todas las cosas que tenemos, en fin agradecer más y quejarse menos, ver que se abren un abanico de posibilidades después de una crisis aunque no podamos verlas al principio por el dolor que sentimos. Hay que darle tiempo al tiempo porque todo pasa…lo bueno y lo malo son parte de la vida. Dicen que los problemas no son tal sino enseñanzas. Seguí escribiendo como lo hacés. Nos hace mucho bien y gracias!!

  6. Marian
    febrero 23rd, 2009 a las 14:07

    Hola,el perdon es en ocasiones dificil de entender, porque creo que el perdonar implica que lo olvides o que lo borres por completo de tu mente, y que nunca se lo reproches a esa persona si la perdonas

  7. Silvia
    junio 2nd, 2009 a las 15:05

    muy bueno y practico el articulo, perdonar es lo mas importante, no por aquel, si no por nosotros mismos, soltar el pasado nos permite mirar el futuro!

  8. melina
    septiembre 12th, 2009 a las 5:30

    haber leido esto me ayudo muchisimo , estoy en un momento en el que tengo q pedir perdon , y despues de lo que escribiste creo q estoy preparada para hacerlo
    sos una genia
    Gracias

  9. asanchezvilla
    octubre 31st, 2009 a las 12:02

    Hola Merlina:
    Cada vez que recibo tu mensaje, me doy cuenta de tu gran conocimiento y experiencia y confirmo una vez mas, que, cada evento de la vida trae consigo un mensaje de enseñanza.
    gracias por regalar tus dones en forma de servicio a los demas.
    Que la luz divina siga contigo por siempre.
    anita
    p.d: Me gustaria saber cual es mi don y ponerlo al servicio de mis semejantes.

  10. Gabriela
    noviembre 1st, 2009 a las 11:56

    Hola Merlina. Lamentablemente a mi no me ha servido pedir perdón en una relación pasada porque la persona se lo tomaba como un signo de debilidad de mi parte. Ello me impidió hasta el momento entablar una nueva relación porque me vienen esos recuerdos y pienso «Si pido perdón, pensará que puede pasar por encima mío». ¿ Cuál sería mi actitud a seguir?. Te aclaro que estoy haciendo terapia pero me gustaría conocer tu opinión

  11. ema
    noviembre 2nd, 2009 a las 10:29

    Gracias merli: es justo lo que necesitaba. El mensaje del perdón es muy cierto. Apenas te disculpas con la otra persona, afloja, cambia bruscamente de actitud.
    Gracias mil, nunca terminare de agradecerte.
    Besitos

  12. Merlina a Gabriela
    noviembre 5th, 2009 a las 11:15

    Hola, Gabriela,
    Una cosa es pedir perdón por algo que hicimos mal, y otra es dejarnos pisar o no poner límites a las personas.
    Leíste:
    http://www.mejoraemocional.com.....o-limites/
    Abrazos,
    Merlina

  13. Gabby montes
    agosto 17th, 2010 a las 19:05

    Es un tema el perdón muy amplio, sin embargo creo que esta forma de presentarlo le dá un mátiz práctico, en el cul encontramos verdaderamente una estrategia muy clara al utilizarlo como puente para arreglar alguna desaveniencia. Me parece muy importante conocernos a nosotro mismos primero y saber en qué momento utilizar esta estrategia, y saber en qué momento y con quién, para no resultar al rato con algún resentimiento, el autoconocimiento y el hacer conciencia de lo que hacemos nos va mejor…gracias Mer por tu artículo.

  14. maria
    agosto 18th, 2010 a las 0:57

    Hola Merlina
    Otra vez acertando con tus consejos mi relato yo me canse de ser siempre la que buscaba arreglar las cosas y terminaba pidiendo perdon o disculpas por cosas de lascuales era responsable el.
    Hoy me doy cuenta que es defecto de familia nunca se hacen responsables de sus errores o sus dichos.
    Estas situaciones mermaron mi amor por el ahora cuando hay una discusion puede pasar mucho tiempo sin hablarnos y ya no me importa aprendi que solo yo soy responsable de mi felicidad y con o sin el soy feliz igual
    Hoy puedo decir que lo quiero no se si lo amo pero despues de 35 años de casados tampoco me importa mucho
    Tengo lo mas hermoso ue me dio la vida y son mis cuatro hijos
    Esta bien pedir PERDONcuando uno es responsable pero pedirlo siempre aun cuando uno no hizo nada mas que reclamar lo justo nunca mas asi eso me cueste la separacion
    Gracias Merlina por tus blogs y tus consejos me ayudaron mucho con mi autoestima y el valorarme como persona

  15. Johan Wennermark
    abril 21st, 2012 a las 19:01

    Es un tema el perdón muy amplio, sin embargo creo que esta forma de presentarlo le dá un mátiz práctico, en el cual encontramos verdaderamente una estrategia muy clara al utilizarlo como puente para arreglar alguna desaveniencia. Me parece muy importante conocernos a nosotro mismos primero y saber en qué momento utilizar esta estrategia, y saber en qué momento y con quién, para no resultar al rato con algún resentimiento, el autoconocimiento y el hacer conciencia de lo que hacemos nos va mejor.

Ingresa tu comentario: