24

Jun

Ambiciones

Artículo publicado por Merlina Meiler

La palabra “ambición” está bastante mal vista y sin embargo, para mí, es muy útil, utilizada en su justa medida.

Tener la aspiración de obtener algo que nos interesa (ya sea tangible o intangible) o para lo que tenemos talento es muy bueno.

Saber hacia dónde queremos dirigir nuestra energía, también.

Ya reza un dicho popular: “si no sabes hacia dónde estás yendo, ¿cómo sabrás cuando hayas llegado”?

Establecer la vara bien alta nos motiva a esforzarnos, a no quedarnos con menos de lo que deseamos, a no conformarnos con cualquier cosa.

El deseo de alcanzar objetivos es un motor que nos impulsa a mejorarnos, a ir más allá de nuestros límites actuales, a superarnos.

Hasta aquí, las ambiciones son altamente positivas.

Se transforman en lo contrario en ciertos casos puntuales si, para llegar adonde deseas:

– tus escrúpulos o tus principios morales se ven comprometidos

– pisas la cabeza de otra gente o actúas de manera desleal o cuestionable

– no disfrutas de lo que tienes ni de cada tramo que vas consiguiendo, en pos de perseguir permanentemente el final del recorrido

– te ciegas por completo a otras opciones (como un plan B)

– compites desmedidamente contra otros, con el mero fin de demostrar que eres mejor o que tienes más capacidades o influencia – dejando de lado, incluso, lo que en un principio te motivó a buscar el fin al que intentas llegar

Tú eres la persona indicada para saber si tienes las riendas de tus ambiciones o si ellas han llegado a controlarte a ti y a tus comportamientos en algún ámbito.

¿Te consideras una persona ambiciosa?

Lectura relacionada: Del presente imperfecto al futuro perfecto





  Deja tu comentario


7 comentarios en “Ambiciones”

  1. José
    junio 24th, 2013 a las 18:23

    No es mas feliz quien mas tiene sino qien menos necesita pero hay que tener espiritu ganador y competitivo

  2. Amilcar
    junio 25th, 2013 a las 8:32

    Touche Merlina una vez mas con tus escritos !!

  3. Roque
    junio 25th, 2013 a las 12:32

    Para mi no es bueno ser ambicioso, sí tener aspiraciones pero la ambicion ciega

  4. lily
    junio 26th, 2013 a las 9:40

    samy
    no puedo tener acceso al blog

  5. lily
    junio 26th, 2013 a las 9:44

    estoy desde el cel. te dejo mi correo es, nubidelfin@hotmail.com

  6. Ana Regina Môller
    junio 28th, 2013 a las 10:53

    En lo personal, la ambición de querer llegar, hacer y tener, es el motor que generará la energía que le ponga a mi actuar para llegar a lo deseado. Si tengo un trabajo bueno por supuesto que deseo uno mejor! Y para llegar a ese, estudio, me esfuerzo y sè que llegaré a lo que quiero. Para mi eso es ambición, pero jamás dañando al vecino.

  7. ANGIE
    julio 12th, 2013 a las 16:23

    EFECTIVAMENTE TODOS TENEMOS AMBICIONES CUALQUIER COSA QUE TE INTERESA ALCANZAR POR MINIMA QUE SEA PUEDE NO SER IMPORTANTE PARA ALGUIEN MAS PERO PARA TI SI, ESO ES AMBICION. ASI QUE CREO TODOS SOMOS AMBICIOSOS.

Ingresa tu comentario: