25

Mar

Reuniones de la primaria

Artículo publicado por Merlina Meiler

Quienes tenemos perfiles en redes sociales (o, simplemente, correo electrónico), no estamos exentos de recibir invitaciones a reuniones con ex compañeros de la escuela – incluso después de décadas de haber terminado nuestros estudios.

Me han preguntado en varias ocasiones si vale la pena asistir (o promoverlas) y mi respuesta categórica siempre ha sido: SÍ.

Lo que me sucedió en la reunión que tuve con ex compañeros de la primaria hace pocos días fue, sencillamente, hermoso.

Al recibir la invitación (por Facebook, hace algunos meses), se agolparon en mí muchas emociones diferentes y también afloraron un sinfín de preguntas: ¿Quién irá? ¿Serán los mismos o me parecerán extraños? ¿Qué recordarán de mí, o mejor dicho, me recordarán? ¿Por qué dejé de verme con gente a la que adoraba y con la que pasamos tantos momentos únicos?

Creo que muchas de mis inquietudes tenían que ver con ideas mías de lo que significó esa etapa y del miedo de que quienes formaron parte de mis recuerdos ya no los tuvieran en cuenta o no les dieran importancia. Desde la adultez, vemos la infancia como un periodo lleno de valor “que ya no existen”, de sueños inocentes, de esperanzas (algunas concretadas, otras no), de sentir que todo es posible a futuro.

En lo personal, no me preocupa el paso del tiempo ni me importaba cómo me iban a ver físicamente después de tantos años; mi ansiedad iba por otro lado: el impacto interior de volvernos a encontrar y la extraña felicidad que eso me provocaba.

Pero hubo gente que al enterarse de la convocatoria decidió no ir, de plano. Me hubiese gustado saber la razón que los motivó a tomar esa determinación. ¿Qué tendrían miedo de enfrentar? ¿La mirada ajena? ¿No haber cumplido los sueños de niño? ¿Algún fantasma al que su “niño interior” aún no ha podido hacer frente o permitir que descanse en paz? Ponerse cara a cara con ciertas situaciones representa una buena oportunidad para dilucidar qué asignatura nos ha quedado pendiente y resolverla, para poder seguir adelante con un pie más firme y con la carga alivianada.

En lo personal, en todo momento pensé en asistir y, con el transcurso de las semanas, la expectativa iba creciendo, junto con la movilización interna.

Creo que mi preocupación principal era saber si los sentiría lejanos o si los reconocería desde el alma. De hecho, una de mis mejores amigas de la primaria me llamó para ir juntas. La ocasión comenzaba aun mejor de lo esperado.

Si tengo que describir en pocas palabras el encuentro, diría que fue un “mimo para el alma”.

Tantas anécdotas.

Tanta emoción.

Tanta buena onda.

Tantos recuerdos imborrables que, por lo que felizmente constaté, siguen siendo compartidos (¡además me hicieron rememorar situaciones que tenía olvidadas!).

Tantos mensajes sin palabras, expresados con sonrisas, con miradas, con cariño incondicional.

En un punto del corazón, el tiempo no ha pasado.

Me gustó ver que muchos de mis ex compañeros y compañeras forman parte de matrimonios largos (desde sus veintipico) y se los ve felices.

Es toda gente de bien con un denominador común: la esencia, los ideales y los valores que tuvimos en la primaria permanecen inalterables. Y esta fue una excelente manera de reconectarnos con ellos y de saber que forman parte de nuestro ADN y, aunque en alguna circunstancia flaqueemos o dudemos, están dentro de nosotros guiando e iluminando todos nuestros pasos.

En mi caso, la experiencia fue sublime y superó mis ya altas expectativas. Hay vínculos permanentes que trascienden los llamados, los mails y los encuentros en persona y es lindísimo reconectarse con ellos.

Como dijo otra de mis grandes amigas de esos años: “Las vivencias de chicos quedan en el corazón y, aunque tenemos cara de gente grande, el alma sigue siendo jovencita”.

¿Te gusta reencontrarte con gente que hace mucho no ves?

Lectura relacionada: Sueños de la niñez





  Deja tu comentario


29 comentarios en “Reuniones de la primaria”

  1. Lili
    marzo 25th, 2013 a las 16:18

    Hola, me hiciste llorar!!!
    Sentí todas y cada una de las sensaciones y emociones que describís en tu artículo.
    Tenía los mismos miedos antes de ir, pero me dije a mi misma que no me lo podía perder y fuí. No solo no me arrepentí, sino que me quedó una sensación hermosa.
    Te mando un beso grande Lili

  2. Fabian S.
    marzo 25th, 2013 a las 17:06

    Me gusto mucho tu columna.No tuve la oportunidad de asistir al encuentro,estoy lejos,porque junto con mi mujer decidimos buscar nuestro destino en otra parte del mundo.Sin embargo estos ultimos meses desde que empezo la iniciativa del encuentro,estuve siguiendolos a todos por la red.No es facil reconectarse con nuestro pasado,pero creo que cuanto mas nos alejamos en el tiempo de aquellos anos mas necesidad tenemos de intentar revivir esas sensaciones y vivencias.
    Te agradezco por tus palabras,un beso grande desde lejos!!!

  3. Zaloa
    marzo 25th, 2013 a las 18:21

    Precioso! me paso tal cual lo escribes!! Muchas gracias por compartirlo!

  4. Lorena
    marzo 25th, 2013 a las 20:55

    Hermoso relato me trajo recuerdos de mi primaria!

  5. LOURDES DIAZ
    marzo 26th, 2013 a las 7:57

    PRIMERO ME ENCANTO TU ARTICULO…TUS CONSEJOS Y REFLEXIONES LAS SIGO CON ENTUSIASMO POR QUE ME AYUDAN MUCHO….GRACIAS POR EXISTIR,…..Y SI ME GUSTARIA REECONTRARME CON TODOS CON LOS QUE COMPARTI LA ETAPA MAS LINDA DE LA VIDA,,….LA.NIÑEZ…..SERIA MARAVILLOSO…….MUCHA SUERTE….

  6. Mili
    marzo 26th, 2013 a las 9:59

    absolutamente de acuerdo!!! gracias!!! un abrazo Mili

  7. Aída
    marzo 26th, 2013 a las 10:01

    Me encantan las reuniones de excompañeros….. Claro que iria

  8. Inés
    marzo 26th, 2013 a las 11:24

    los afectos que se generan en la infancia duran para siempre

  9. Almudena
    marzo 26th, 2013 a las 12:15

    Pues yo no iría, no sé decir exactamente por qué pero literalmente huyo de todo lo que tenga que ver con mis años en el colegio e instituto.Supongo que es porque lo pasé bastante mal con la gente de clase que se metían conmigo y con los que nunca parecía encajar bien, además por aquella época yo no me encontraba agusto con nada. Creo que nunca me sentí tan libre como cuando en la universidad me di cuenta que podía ir perfectamente a mi bola y no pasaba nada,que nadie se iba a burlar de mi igual que en el colegio y en el instituto.

  10. Stella Maris
    marzo 26th, 2013 a las 12:58

    Hola Merlina, te voy a contar mi experiencia en este sentido:
    Hace 42 años que egresamos de la secundaria y con un periodo de tiempo sin encontrarnos, nos vemos TODOS los años, inclusive mas de una vez por año y en algunos casos somos amigas.
    Algunas somos de fierro, no faltamos nunca, otras vienen algunas veces, quizas en la reunion de fin de año, pero lo importante es que cada dia somos mas unidas, algunas abuelas, otras no, algunas separadas, otras con el mismo de la secundaria, pero existe un vinculo muy fuerte entre nosotras.
    Me da tristeza las que no quieren venir, o lo hicieron alguna vez y no les intereso mas, se hacen desear cuando las llamamos insistentemente para que no se pierdan la alegria que sentimos al encontrarnos.
    Todas tenemos la misma edad, años mas o menos, y tenemos realidades diferentes en la vida, pues algunas con grandes dramas, otras con menos, lo importante es que durante todo el año nos unen por lo menos los mails que nos mandamos y que nos hacen sentir chiquilinas.
    Mi experiencia es positiva, me emociona solo contarlo.
    Cariñosamente.

  11. Stella Maris
    marzo 26th, 2013 a las 13:36

    Me olvidé de poner que los primeros años nos reuníamos en restaurantes, pero lo que nos dio mas y real unión fue cuando comenzamos a encontrarnos en nuestras casas, asado, pizza,cualquier cosa, nos dio la libertad de poder compartir aun mas.
    Disculpame, me agarro nostalgia.
    Saludos y te felicito, muy interesante tu blog, trato de leerlo siempre que puedo.
    Saludos!!

  12. Betina
    marzo 26th, 2013 a las 13:38

    Me encantó lo que escribiste y coincido contigo 100% , creo que estos son pequeños momentos grandes e intransferibles, que te llenan el alma, yo al otro dia caminaba con una sonrisa y cada vez que me daba cuenta de eso era poraque recordaba uno de los hermosos momentos vividos juntos .besos a todos, a los que vinieron ,a los que no pudieron porque estaban lejos, y los que no quisieron ojalá se animen la próxima

  13. ana maria
    marzo 26th, 2013 a las 22:08

    Hola Merlina. gracias al face pude reencontrarme con mis compañeros de la primaria al principio la convocatoria era impresionante fuimos nada mas q seis incluida mi maestra de sexto,fue una emocion tremenda, es tal cual vos lo describis, nunca dude en ir, la pasamos genial dp nos vimos un par de veces mas , eramos muy poquitos pero fue hermoso, gracias x recordarme ese momento. un beso

  14. Andrea
    marzo 27th, 2013 a las 13:51

    si!!

  15. Ruben
    marzo 27th, 2013 a las 14:54

    Si, siempre es gratificante vet compañeros que tenias tiempo de no ver, yo he Ido a dos reuniones, muy emotiva

  16. Juana
    marzo 27th, 2013 a las 15:18

    Por supuesto… tuve la oportunidad de reunirnos una vez… y merece la pena… recordar momentos de la infancia… algunos de los q ni me acordaba…

  17. ZULMA
    marzo 27th, 2013 a las 15:25

    CLARO QUE SI, RECORDAR ES VIVIR

  18. Norma
    marzo 27th, 2013 a las 16:42

    Si es muy bueno..yo tengo el grupo de ex-compañeros desde hace 40 años. Grupo unido..nos juntamos bastante.hacemos actividades.viajamos. Viudos..separados..solos ..algunos cumpliendo asignaturas pendientes.. compartimos la vida..que es lo que nos ha pasado a todos..la vida.

  19. YOLANDA
    marzo 28th, 2013 a las 10:55

    GENIAL MERLINA ,GENIAL!!!!!! QUE MARAVILLOSO SER HUMANO TENES DENTRO DE VOS….YO SABES QUE HICE? VOY A ESCRIBIR SOBRE «LAS CHICAS DE ALBA…» ,O SEA LO QUE OCURRE EN LA PENSION…DONDE VIVO…HAY TANTO MATERIAL…ESO SI,SERAN ANONIMAS….ES ALGO QUE TENGO ADENTRO Y SIEMPRE ME GUSTO ESCRIBIR…ASI QUE VOY A APROVECHAR A DISFRUTAR ESO….COMO VOS DECIS…BESOS.
    YOLANDA

  20. Hernan
    marzo 28th, 2013 a las 14:19

    Claro que si merlina siempre es bueno ver a tus excompañeros de clase

  21. Mariela
    marzo 28th, 2013 a las 17:34

    Claro que si!!! Lo hice en diciembre del año pasado, un reencuentro despues de 25 años, inolvidable!!!

  22. Mary
    marzo 28th, 2013 a las 19:34

    siiii nosotros siempre nos reunimos a cada rato

  23. Jorge
    marzo 29th, 2013 a las 5:14

    Si iria pero ahora vivo muy lejos, estoy mas nostalgioso que nunca, pero si me gustaria

  24. José
    marzo 29th, 2013 a las 19:09

    compañeros de escuela q hace 30 años q no les veo? como una cita de amigos a ciegas, creo q no iria

  25. Lorenzo
    abril 2nd, 2013 a las 8:46

    Hola buen dia
    me gustaria compartir contigo una experiencia que tuve hace dos años y que a la fecha muchos de los amigos de la primaria y secundaria nos seguimos frecuentando y ayudando.
    En aquel Diciembre de 2010 saber que nos reuniriamos despues de 20 años de no vernos muchos y saber que fue y ha sido de su vida, sus logros, etc. fue una mezcla de sentimientos. Lo mejor de ello, seguimos conservando nuestra unión y amistad.
    Hoy seguimos juntos como amigos y compartimos muchas cosas, situaciones dificiles, deporte, viajes.
    Es una amistad para siempre

  26. Lourdes
    abril 3rd, 2013 a las 7:23

    La respuesta a tu pregunta es SI.
    De hecho fue algo que aprendí desde niña…mis padres, egresados como profesores de la Escuela Normal de Puebla, visitaban o eran visitados anualmente al menos por sus viejos compañeros y amigos.
    Yo tengo 20 años viviendo en una ciudad del interior, y una gran cosa que me ha rescatado cuando los tiempos han sido difíciles es la gran amistad que conservo, a mis 49 años, con pocos pero grandes amigos desde mis 4…7…15…19…25 y demás años de edad que provienen desde las etapas primeras de mi vida y a los que se vienen sumando algunos más a lo largo de la vida.

  27. Lorena
    abril 16th, 2013 a las 0:33

    Hola Merlina es genial reencontrarse con amistades del pasado, con mis amigas de cole nos vimos casi a los veinte años , fue emocionante, sentir que aquel sentido del humor, sigue impregno, que si, pasó el tiempo pero seguimos siendo aquellas chicas en el fondo de corazón, fue genial, asi que decidimos reencontrarnos una vez por año,saludos

  28. Mirta
    marzo 25th, 2014 a las 20:14

    Hace cuatro años consecutivos nos encontramos los ex alumnos de 7° grado A Y B egresados en 1970. Vienen nuestras dos maestras de área y compartimos recuerdos, lo que vivimos y el presente.Nos acaricia el alma.Nos saltan lágrimas y arrancan carcajadas . En nuestra esencia , somos esos chicos y chicas. Todos compinches, casi jugando en un recreo y las maestras riéndose porque nos siguen descubriendo nuestro espíritu, como cuando niños.
    REALMENTE HERMOSO!!UNA EXPERIENCIA GRATIFICANTE Y ÚNICA!!

Ingresa tu comentario: