17

Mar

Síntomas

Artículo publicado por Merlina Meiler

Hace pocos días, en una entrevista radial, me preguntaron si, en caso de que uno se sienta atraído por alguien que no es tu pareja, conviene decírselo a la persona que acompaña tus días.

Ante la sorpresa del locutor, mi respuesta tajante fue: “No”. Y pasé a explicarle mi negativa.

Le dije que antes de hablar con su pareja, lo mejor es saber qué motiva que haya aparecido un tercero (o tercera) en discordia. De nada sirve angustiar a quien queremos diciéndole que la atención que suscitaba en nosotros ya no es la misma, porque otra persona se interpuso en el camino. Esta atracción “externa” es solo un síntoma de que algo está sucediendo (o no está sucediendo) en nuestro vínculo.

Lo mismo se aplica a otras situaciones indeseables con las que estés lidiando. Si “algo” te provoca angustia, hace que comas o que fumes de más, tienes insomnio, poco deseo sexual, desgano, etc., trata de llegar al fondo de ese “algo”. Un síntoma es una señal de que hay una complicación o un conflicto, ya sea intrapersonal o interpersonal. Es como una banderita flameante que nos indica que hay algo por resolver. Cuanto antes lo enfoquemos, lo definamos y nos aboquemos a tratar de solucionarlo, con mayor celeridad veremos cómo lo que trae aparejado el síntoma cede e incluso desaparece.

Los síntomas puedes significar, por ejemplo:

  • Que no estás conforme con algo de tu relación de pareja
  • Que tienes temas familiares sin resolver
  • Que hay partes de tu personalidad o de tu vida que quieren salir a la luz
  • Que sería necesario que perdones a alguien o a ti mismo por una situación del pasado

Por eso, no te sientas mal si no te está resultando fácil manejar algo que sientes que, en algunos momentos, se te va de las manos. Esto te está señalando que hay que poner manos a la obra. De nosotros depende detectar qué debemos solucionar para restablecer el equilibrio emocional, que se trasladará a todas las áreas de nuestra vida. Por eso, mi propuesta al locutor fue conversar en profundidad con alguna persona de nuestra confianza, de mente abierta, que sin juzgarnos ni intentar imponer su punto de vista, nos ayude a darnos cuenta de qué hay detrás del síntoma que hoy en día nos abruma.

Lecturas relacionadas:
Adicción al trabajo
Manejo de la angustia





  Deja tu comentario


44 comentarios en “Síntomas”

  1. Rosa
    marzo 17th, 2011 a las 11:56

    Gracias por tu aporte es muy positivo y constructivo. Bendiciones

  2. Rina
    marzo 17th, 2011 a las 20:31

    gracias querida amiga me han caido los veinte con esto que has publicado!

  3. FLOR
    marzo 18th, 2011 a las 7:35

    MUCHAS VECES ES BUENO QUE SUCEDAN ESTAS COSAS PARA LUEGO SALIR ADELANTE CON MÁS EMPUJE.
    BENDICIONES DE DIOS MERLINA
    DESDE HUARAL…..LIMA.PERÚ

  4. Andrea
    marzo 18th, 2011 a las 9:09

    jaja muy buena tu respuesta al locutor me imagino su cara:)

  5. MARY
    marzo 18th, 2011 a las 9:32

    GRACIAS MERLINA POR BRINDAR TANTA AYUDA A TANTA GENTE A TRAVES DE TUS SABIAS PALABRAS! 🙂

  6. Estela
    marzo 18th, 2011 a las 9:37

    q bueno tener ese optimismo, a mi me cuesta bastante

  7. Natalia Rodriguez.
    marzo 18th, 2011 a las 10:24

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, soy coach personal y creo que antes de decirle a tu pareja, que te sientes atraído por otra personas debes preguntarte a ti mismo si es algo pasajero o no.

  8. Jacqueline
    marzo 18th, 2011 a las 10:58

    merlina, creo que la experiencia es la que nos va ayudando a usar esos radares

  9. Luis
    marzo 18th, 2011 a las 11:10

    hay que confiar en el yo interior ese que aflora del alma y el corazon

  10. Mariela
    marzo 18th, 2011 a las 12:01

    lo disfruté mucho, espero que tengan un excelente fin de semana

  11. Silvia
    marzo 18th, 2011 a las 12:06

    Hola Merlina , me gustan tus comentarios y reflexiones, ya te lo he dicho otras veces con respecto a esto me parece barbaro, que cuando hay algo que nos moleste o nos saque de nuestro eje rutinario , lo tomemos como una bandera roja de prudencia, “pare y analice!”

  12. Juliana
    marzo 18th, 2011 a las 12:35

    Me estoy separando por cosas que no se hablaron en nuestros 20 años de matrimonio y llego un momento que la bola se hizo tan grande que pudo con ambos. No es facil, es muy dificil romper con una estructura de tantos años, amen que las niñas ya son grandes. Po eso prevenir, tomar todos los recaudos a tiempo seria una alternativa positiva de poder seguir con esa insitutucion tan loable como es la familia y que tan bien hace al ser humano, proteger al huevo. diria yo.

  13. Juliana
    marzo 18th, 2011 a las 12:39

    El porque analizar esto? , porque sostengo que muchas veces son mas los rollos nuestros internos y hasta te diria por ahi demandas, fuera del contexto real del otro , que hace que no podamos tener una mirada optima y como consecuencia tomar el camino que al final de unos km, no tiene continuidad. Prevenir es una palabra que tiene que estar a la orden del dia para poder continuar con la pareja. Un abrazo. Que estes bien

  14. Laura
    marzo 18th, 2011 a las 12:58

    Muy bueno!!!!

  15. Livia
    marzo 18th, 2011 a las 13:09

    Me gusta mucho tu Blog de Mejora Emocional ya que nos compartes siempre ideas muy prácticas y realizables, se lo he recomendado a algunos amigos

  16. flexfusion
    marzo 18th, 2011 a las 13:28

    Hola Merlina. Estoy en total de acuerdo con vos. Sentir una atracción no implica enamorarse o algo por el estilo. Es tan solo una sensación, etc., pero no hay que confundir los roles. Si estamos en pareja, se supone entonces, que hemos construido una relación con caracterísiticas más significativas. Es decir, supone que va más allá de atractivos o simpatía. Los conflictos internos nos llevan a cometer errores. Quizá es tiempo buscar dentro nuestro la razón q
    Pienso que el amor entre las parejas no permanece si no se cultiva todos los días. Muchos nos olvidamos de estas cosas tan simples que con el tiempo se convierten en grandes cargas.

  17. Ana María
    marzo 18th, 2011 a las 13:51

    Muy buenos todos tus artículos!!!!!!! Me sirven mucho

  18. Eleuterio
    marzo 18th, 2011 a las 14:20

    Estoy completamente de acuerdo contigo en este tema.
    Saludos,
    Eleuterio

  19. Darío
    marzo 18th, 2011 a las 14:56

    yo creo q a todos nos atrae alguien diferente a nuestra pareja pienso q es normal q nos suceda es el flirtear del ser humano es saber cuanto gustas y cuanto te gusta alguien,pero si en la pareja hay estabilidad y fimesa vale mas mucho mas que el hecho de ir mas alla del coqueteo.

  20. Bernie
    marzo 18th, 2011 a las 15:11

    super util merly un abrazo enorme

  21. Ana
    marzo 18th, 2011 a las 16:37

    Solo algo se me va de las manos,cuando de corazón las abro y las dejo ir!!!

  22. Candy
    marzo 18th, 2011 a las 17:29

    es así, un síntoma solo indica que hay algo detrás… descubierto lo que hay detrás, desaparece el sintoma

  23. Brenda
    marzo 18th, 2011 a las 18:01

    Hola Merlina, hace tiempo que recibo tus puclicaciones y me
    son muy utiles, realmente me han servido muchas veces.

  24. Antonio
    marzo 18th, 2011 a las 18:50

    Hola Merlina, hace tiempo que recibo tus publicaciones y me
    son muy utiles, realmente me han servido muchas veces.
    Gracias!

  25. Jose
    marzo 18th, 2011 a las 18:59

    Hola, pienso que cuando nos sucede eso es por que algo esta pasando y lo normal es que primero reflexiones con nosotros mismos por que esta pasando eso, y segundo solucionar ese problema que nos pasa, por que por algo nos esta pasando y es mejor solucionarlo ahora que dejarlo pasar y que mas adelante sea mas grave, por eso siempre es bueno tener una relación mas personal con Dios ya que él es el unico que de verdad nos conoce incluso antes de que nacieramos, y él es el unico que nos ayuda sin jusgarnos pero si enseñandonos el mejor camino, y aunque creamos que lo sabemos todo a nuestra edad, no sabemos lo que va a pasar el dia de mañana por eso siempre dependemos de Dios.

    Saludos¡

  26. Jose
    marzo 18th, 2011 a las 19:07

    “¿Cómo puedo saber si estoy realmente enamorado?” le preguntó un lector al columnista de un periódico. La respuesta fue: “Si tienes que preguntarlo es porque no lo estás”.

    La insuficiencia de esa respuesta es tremenda; hay muchos que todavía siguen pensando que cuando el amor golpea se darán cuenta instantáneamente. En verdad eso no es tan fácil.

    Una encuesta reveló que en promedio la gente siente enamoramientos pasajeros seis o siete veces y sólo una o dos veces amor real. Posiblemente ya lo hayas experimentado en los romances que has vivido. Pero la gran pregunta es:

    ¿Cómo puedes saber si es amor verdadero o sólo un enamoramiento pasajero o pasión?

    El amor y el enamoramiento caprichoso tienen síntomas similares

    El amor y este tipo de enamoramiento tienen algo en común: fuertes sentimientos de afecto por alguien, lo que complica el intento de establecer las diferencias, ya que muchos de los síntomas se parecen entre sí. El enamoramiento más apasionado y ciego puede tener algunas de las características del verdadero amor y viceversa. Las diferencias entre el amor y el enamoramiento caprichoso son más bien de grado. En consecuencia, se deben examinar todas las evidencias con mucho cuidado.

    El amor y el enamoramiento comparten tres síntomas: pasión, deseo de cercanía, y emociones fuertes.

    Pasión:

    La pasión puede surgir sin verdadero amor. En el caso del hombre, particularmente, le es posible sentir pasión o fuertes sentimientos sexuales por una mujer que nunca conoció. Los besos y las caricias audaces aumentan la urgencia de las sensaciones eróticas hasta que el sexo comanda la relación. La pasión por sí sola no es un indicador de verdadero amor. La atracción sexual puede ser tan urgente en estos casos como en el amor verdadero, y en ocasiones puede llegar a ser dominante. El amor debe estar basado en algo más que una atracción sexual o pasional.

    Además, nadie puede mantener tal pasión impetuosa durante un tiempo prolongado, aunque asegure lo contrario. Si todo lo que una pareja comparte es pasión, probablemente esa relación concluirá en unos pocos meses. Si una pareja decide casarse sobre la base de esa vorágine de motivación sexual, pronto aprenderá que cuando la pasión muere ya no queda nada que los mantenga juntos.

    Deseo de cercanía:

    El deseo continuo de estar cerca del otro puede ser tan abrumador en la pasión como en el amor verdadero. Las ganas de estar juntos todo el tiempo provocan ansiedad ante la separación y puede producir una sensación de vacío y soledad ante la ausencia del ser amado, pero esto no es necesariamente un indicador de amor verdadero. El deseo de estar cerca puede tener la misma intensidad en la pasión y en el amor verdadero.

    Emociones fuertes:

    Los estudios han confirmado que al comienzo de un simple enamoramiento se experimentan síntomas físicos distintivos. Así por ejemplo, sentirse sobre nubes cuando todo va bien o sentirse enfermo cuando las cosas andan mal; una corriente helada que corre por la espalda, falta de concentración, malestar estomacal o inapetencia. Pero tales emociones se manifiestan tanto en el enamoramiento caprichoso como en el amor real, si bien son más indicativas del primero El verdadero amor incluye algo más que una mezcla de sentimientos frívolos y se extiende más allá del agotamiento de las emociones fuertes.

    Si sientes soledad, aburrimiento, o estás en el proceso de olvidar un romance roto, tendrás mayor disposición a interpretar como amor real otro romance que surja, aun cuando sólo se trate de un poco más que enamoramiento. Si te sientes inseguro/a o tienes una baja autoestima, debes ejercer mucha cautela. Las personas maduras y las de autoestima normal también pueden ser atrapadas por la pasión, aunque son más capaces de reconocerla.

    No creas que la pasión es algo totalmente negativo. Puede ser una experiencia placentera siempre que la reconozcas por lo que es, un breve interludio de fantasía romántica. Dándole suficiente tiempo pasará o desembocará en una relación real que implica mucho más que un aluvión de emociones. Recuerda asimismo que algunas relaciones que comienzan en pasión se transforman en amor verdadero cuando son probadas a lo largo del tiempo.

    El verdadero amor difiere del enamoramiento caprichoso porque otorga tiempo y espacio para reconocer tanto las buenas cualidades como las imperfecciones de una persona. El establecer un compromiso, y tener relaciones sexuales, irse a vivir, o casarse con alguien sobre la base de esos sentimientos prematuros es una necedad y sin duda producirá resultados negativos.

    Identifica lo que es real

    En 1820, durante la fiebre del oro, los buscadores lo confundían a veces con la pirita. La pirita, o el oro del tonto, como se da en llamar a este mineral, es detectada en una cacerola sobre el fuego. Mientras se chamusca y humea produce un olor muy desagradable. Por el contrario, el calor no daña el oro verdadero ni tampoco produce mal olor. Desafortunadamente, no podrás poner tu relación amorosa en una cacerola sobre el fuego para saber si produce mal olor, pero puedes analizarla a través de estos nueve factores:

    1. El amor se desarrolla con lentitud; el enamoramiento caprichoso, con rapidez.

    La mayoría de la gente piensa que enamorarse es una emoción repentina e intensa. Carlos dijo: “Me emocioné el minuto en que la vi. Era como siempre me la imaginé. Siento como si la hubiese conocido toda la vida”.

    La evaluación de Carlos no es válida hasta después de un año de noviazgo. ¿Por qué? Porque el amor crece y ese crecimiento requiere tiempo. Es imposible conocer a la persona real en sólo unos pocos encuentros. Al comienzo de una relación, todos mostramos la mejor conducta. Ocultamos o reprimimos los rasgos desagradables. Lleva meses observar a una persona en diversas situaciones como para conocerla bien. Muchos saben ocultar los rasgos negativos de su personalidad incluso hasta después de casarse.

    No te apresures a sacar conclusiones. Deja que tu relación crezca. Inicia la amistad y no trates de apresurarte durante la etapa del conocimiento. Los comienzos apacibles son parte de los noviazgos agradables. Tales amistades pueden llevar al verdadero amor, que se asemeja a la pasión en intensidad pero está arraigado en la realidad.

    2. El amor se basa en la compatibilidad; el enamoramiento caprichoso, en la química y la apariencia.

    Esteban siente “buena onda” cuando conoce a una chica linda. Cree que eso es “química” instantánea. “Lo sientes o no lo sientes. Yo lo sentí en el minuto en que la vi”. ¿De dónde sacó Esteban eso de que química y amor son la misma cosa? ¡Del cine, quizás!

    Confiar en la “química” para que te lleve al amor es torpe y peligroso. La química está basada mayormente en la atracción física o sexual. Tiene que existir esa chispa que te hace sentir más vital que nunca, pero basar un matrimonio sólo en eso es absurdo.

    Es posible sentir una fuerte atracción por alguien que acabas de conocer y que te agrade en todo, pero hay un largo camino por recorrer antes de amar a esa persona. El verdadero amor incluye química, pero se nutre de otros factores tales como el carácter, la personalidad, las emociones, las ideas y las actitudes. El que está enamorado se interesa en la manera en que la otra persona piensa y responde en diversas situaciones, o en los valores que ambos comparten. Deberás observar sus actitudes hacia temas tales como la religión, la familia, el sexo, el dinero y las amistades así como los intereses mutuos, su pasado y sus modales. Cuanto más tengan en común, mejores serán las posibilidades del amor real.

    3. El amor se centra en una persona; el enamoramiento caprichoso puede incluir varias.

    Un apasionado puede pensar en “amar” a dos o más personas a la vez. Esas personas con frecuencia difieren marcadamente en personalidad. Ana reconoce estar enamorada de dos muchachos y no poder decidirse por uno de los dos. Esteban es maduro, estable y responsable; mientras que Sergio es irresponsable, amante de las diversiones y gastador. En verdad Ana no está enamorada de ninguno. Algo la impulsa hacia el gastador divertido, mientras que sus instintos maduros le dicen que las cualidades de Esteban son más importantes. Al fin combina las cualidades de ambos y piensa que está enamorada de los dos. El verdadero amor se concentra en una persona cuyo carácter y personalidad exhiben cualidades esenciales, pero nunca combina varios individuos para formar uno ideal.

    4. El amor produce seguridad; el enamoramiento caprichoso, inseguridad.

    El amor se basa en el principio de la confianza mutua mientras que el enamoramiento provoca inseguridad y puede intentar controlar al otro mediante los celos. Esto no significa que cuando uno está realmente enamorado nunca sentirá celos, pero serán menos frecuentes y severos. El verdadero amor confía. Hay quienes se sienten halagados pensando que los celos son evidencia de un amor verdadero, pero estos trasuntan emociones de inseguridad enfermiza, baja autoestima y ansias de posesión. El amor real no actúa de esa manera.

    5. El amor reconoce la realidad; el enamoramiento caprichoso la ignora.

    El verdadero amor ve los problemas en perspectiva, sin minimizar su seriedad, mientras que el enamoramiento pasa por alto las diferencias sociales, étnicas, educativas o religiosas. Algunas veces hasta se enreda con alguien ya casado y asume que tales aspectos no son importantes. Por el contrario, una pareja relacionada por amor verdadero enfrenta sus problemas con franqueza y cuando un problema amenaza su relación lo discuten abiertamente y lo resuelven con inteligencia. Negocian las soluciones por anticipado.

    6. El amor motiva una conducta positiva; el enamoramiento caprichoso tiene un efecto destructivo.

    El amor es constructivo y estimula lo mejor de ti, te provee de nueva energía, ambición e interés en la vida. Estimula la creatividad y motiva al desarrollo personal, la superación y todo lo que sea positivo. Esto naturalmente engendra sentimientos de autoestima, confianza y seguridad en uno mismo y nos motiva a triunfar. Estudias con interés, planificas con más eficacia y ahorras con más diligencia. A tu vida se le agrega propósito y sentido. Aunque sueñes despierto, te mantienes dentro de los límites de la realidad y funcionas a tu mayor nivel.

    El enamoramiento caprichoso tiene un efecto destructivo y desorganizador. Te hace menos competente, menos eficiente y entorpece el desarrollo de tu verdadero potencial. Te arrastra a sueños imaginarios que te harán olvidar las realidades de la vida, el trabajo, el estudio, las finanzas y otras responsabilidades.

    7. El amor reconoce defectos; el enamoramiento caprichoso prefiere no verlos.

    El amor reconoce las buenas cualidades del otro y hasta cierto punto las idealiza, pero no considera que la otra persona sea perfecta. Admite los errores, aunque prevalece el respeto y la admiración por las buenas cualidades de la otra persona. La pasión te enceguece para no ver lo que está errado e idealiza a tal punto, que rehúsa admitir las faltas y defiende al amado contra todas las críticas. Admira en exceso una o dos cualidades, al punto que minimiza los defectos. El amor real habilita para amar a pesar de los defectos y no cierra los ojos ante la realidad.

    8. El amor controla el contacto físico; el enamoramiento caprichoso lo explota.

    El verdadero amor ayuda a la pareja a controlarse en la intimidad romántica, ya que ambos se respetan tanto que voluntariamente ponen límite a esos impulsos. La pasión, en cambio, demanda intimidad con mucha más anticipación. En contraste con la pareja apasionada, una pareja que experimenta amor real ve en la intimidad sólo una parte de la relación. Esto se debe a que los apasionados dependen en gran medida de la atracción física, y la excitación lleva al besuqueo y las caricias avanzadas. Los que lo experimentan por primera vez sienten que es algo especial y asumen que están amando. Ignoran que sus valores, objetivos y creencias podrían no coincidir. Si se casan solamente sobre la base de la atracción física, descubrirán luego que el interés sexual declina y los desacuerdos aumentan.

    Aunque el verdadero amor incluye la atracción física, éste brota asimismo de otros factores y el contacto físico tiene un significado más profundo que el puro placer. Para el apasionado, frecuentemente se vuelve un fin en sí mismo. El placer domina a la experiencia.

    9. El amor recibe la aprobación de la familia y los amigos; el enamoramiento caprichoso recibe reprobación.

    Si los parientes o los amigos no aprueban la relación, ¡cuidado! Si están convencidos de que es una mala elección, probablemente tengan razón. Los matrimonios que no cuentan con la bendición de los padres tienen una alta probabilidad de fracasar. Un investigador comparó las quejas de los casados felices con las de los divorciados, y descubrió que estos últimos eran casi cuatro veces más proclives a quejarse de que sus cónyuges no tenían nada en común con sus amigos. También se halló que las parejas casadas y felices tendían mucho menos a estar en dificultades con sus suegros. Si los padres y los amigos tienen objeciones, ¡cuidado! Si dan su aprobación, anímate.

    Tiempo al tiempo

    Si has analizado tu relación, pero todavía no puedes decidir si es verdadero amor, date tiempo. El enamoramiento caprichoso quiere acelerar la relación. Las emociones no dan lugar al sentido común y tratan de empujarte a asumir compromisos que más tarde lamentarás. El amor real puede sobrevivir el examen del tiempo, unos dos años de noviazgo, para asegurarte de que estás bien preparado/a para el casamiento. El tiempo brinda experiencia y objetividad.

    Cada año miles de parejas se presentan ante al altar con los ojos radiantes y se prometen amor y fidelidad eternas, sin imaginarse que están cometiendo el error más grande de su vida. ¿Qué pasó con sus diálogos apasionados, promesas tiernas, miradas prolongadas, besos enardecidos y susurros amorosos?

    Muchos fracasan al no comprender que uno no se enamora por accidente. Eres tú quien decides amar, esto es, pensar, dedicar tiempo y experimentar sentimientos firmes por alguien. Enamorarse es la parte fácil y divertida del amor. La parte que sigue es más difícil, ya que implica asumir el serio compromiso de amar incondicionalmente a una persona imperfecta. El amor genuino dice “Te amaré aun cuando no satisfagas todas mis necesidades, me rechaces o me ignores, te conduzcas insensatamente, tomes decisiones que yo no tomaría, o estés en desacuerdo conmigo y me trates injustamente. Te amaré tal como eres y para siempre”.

    Este tipo de amor responde al don creativo de Dios hacia nosotros y puede ser plenamente disfrutado sólo dentro de la protección y seguridad del matrimonio. Somos capaces de amar solamente porque Dios nos amó primero. Amístate con él; entonces serás menos proclive a sufrir decepciones amorosas y tendrás la oportunidad de encontrarte con un amor mutuamente satisfactorio mientras vivas en la tierra.

  27. Rosario
    marzo 18th, 2011 a las 19:55

    Siempre debe imperar la sinceridad en las relaciones,sin ese pequeño detalle no exite el verdadero respeto que se deben tener unos y otros y sobre todo el respeto a ti misma

  28. Colo
    marzo 18th, 2011 a las 20:22

    es tener en cuenta que la belleza interior es parte fundamental de la persona que necesita subir su autoestima y eso es bueno para ser feliz de verdad.

  29. Pamela
    marzo 18th, 2011 a las 20:26

    como bien se dice, cada cabeza es un mundo jajajaj

  30. Tota
    marzo 19th, 2011 a las 10:10

    Buena pregunta. SInceramente, y si mi opinion sirve para algo, es mejor no contarle a tu pareja que te ha ocurrido algo así. Primero porque si es un “algo asi” pasajero el asunto no va a ir más lejos y segundo porque si ese “algo asi” se convierte en un “quien iba a pensar que” ahí si empiezan los problemas. Me refiero como pasajero a no ir más allá de la mera atracción, es decir solo lo sabes tu. Y empiezan los problemas porque a pesar de que tu pareja pueda no sentirse molesta al principio, lo que has hecho es dejar abierta la puerta a la sospecha, desde ese instante cada vez que estés pensando en las abutardas tu pareja creerá que estas pensando en la otra persona. No hay nada peor que los celos en una relación estable y duradera y si se puede evitar un lío ¿por qué empeñarse en provocarlo?

  31. Tota
    marzo 19th, 2011 a las 10:13

    En cualquier caso, lo mejor es educar bien al segundo cerebro que todos/as tenemos, unos en un sitio, y otras en otro pero que como lo dejemos actuar por libre pensando que lo podemos controlar…en realidad controlamos muy pocas cosas a pesar de creernos dueños/as de todos nuestros sentidos. No hagan la prueba pero hay un experimento que no se somete a error, dejen que el inconsciente actue libremente por un par de horas y lo estáran lamentando toda una vida. Es un tema interesante este de las relaciones de pareja.

  32. hugo
    marzo 19th, 2011 a las 21:03

    Jose, te sobra el tiempo cornudo!!!!

  33. Laura
    marzo 20th, 2011 a las 9:29

    Gracias por este post, me parece muy interesante lo que ofreces. Saludos!

  34. Julia
    marzo 20th, 2011 a las 10:20

    gracias porque has sido mi gran ayuda durante todo este tiempo de mi vida ,gracias a ti mi crisis se ha ido superando de a poco ya que todos tus textos me sirven para reflexionar y mejorar mi vida

  35. Isabel
    marzo 20th, 2011 a las 11:40

    Gracias por tu valioso aporte a la mejora en nuestras vidas.
    Un abrazo a la distancia

  36. Keke
    marzo 20th, 2011 a las 15:47

    Con permiso de Merlina me gustaría compartir una breve historia, para mi refleja a la perfección lo que debería ser el amor en una relación. El amor, el amor verdadero ay quien encuentre un amor verdadero y no sepa cultivarlo, sería tonto si lo dejara escapar por un momento de “diversión” pasajera. Era una mañana agitada, eran las 8:30, cuando un señor mayor, de unos 80 años, llegó al hospital para que le sacaran los puntos de un pulgar. El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am. Comprobé sus señales vitales y le pedí que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora antes de que alguien pudiera atenderlo. Lo vi mirando su reloj y decidí, que ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida. Durante el examen, comprobé que estaba curado, entonces le pedí a uno de los doctores, algunos elementos para quitarle las suturas y curar su herida.

  37. Keke
    marzo 20th, 2011 a las 15:50

    Mientras le realizaba las curas, le pregunté si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado. El señor me dijo que no, que necesitaba ir al geriátrico para desayunar con su esposa. Le pregunté sobre la salud de ella. Él me respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que padecía de Alzheimer. Le pregunté si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde. Me respondió que hacia tiempo que ella no sabía quien era él, que hacía cinco años que ella no podía ya reconocerlo. Me sorprendió, y entonces le pregunté, ‘¿Y usted sigue yendo cada mañana, aun cuando ella no sabe quién es usted?’ Él sonrió tomando mi mano, me contestó; ‘Ella no sabe quien soy, pero yo aún sé quién es ella.’

  38. Keke
    marzo 20th, 2011 a las 15:54

    Se me erizó la piel, y tuve que contener las lágrimas mientras él se iba, y pensé, ‘Ese es el tipo de Amor que quiero en mi Vida.’ El Amor Verdadero no es físico, ni romántico. El Amor Verdadero es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no será. “¡La vida no se trata de cómo sobrevivir a una tempestad, sino cómo bailar bajo la lluvia!!

  39. Susana
    marzo 22nd, 2011 a las 10:11

    como el tema RESISTIRE, siempre de pie y apostando a MASSS.

  40. Luis
    marzo 24th, 2011 a las 10:41

    siempre se debe estar bien uno internamente primero para estar tranquilo con quien estes

  41. Raquel
    marzo 28th, 2011 a las 17:06

    Me ha servido para reflexionar, muchas gracias por esta publicación

  42. Fede
    marzo 31st, 2011 a las 14:14

    Felicitaciones por tu blog, por el momento solo quiero
    felicitarte agradecerte por compartir tus conocimientos.

  43. Ignacio
    junio 21st, 2011 a las 8:57

    Ok, acabo de leer esto por encima y necesito consultar algo…intentaré resumir…hara cosa de año y medio conocí una chica maravillosa, nos hicimos amigos, ambos teníamos pareja, pero al cabo de 4 meses ELLA me confiesa sentimientos y me sugiere vernos cuando estemos solos. De repente retrocedió por semanas, asustada de lo que dijo y pensó, pero yo la calmé, le dije que por respeto a nuestras parejas podíamos quedar como amigos con un sentimiento especial… y así fue, aunque era obvio que se sentia aún atraída y a veces parecía desear que yo hiciera algo…me tenía tan confundido -pues no paraba de decir que AMABA al novio- que no me atreví a nada. Ya le había tomado cariño y no quería perderla… mi sorpresa fue cuando dejó de tratarme como alguien especial y descubrí que comenzó a conocer más hombres hasta que finalmente con uno pasó lo que no pasó conmigo… terminó engañando a su pareja y acostándose con el varias, varias veces. Esta persona debió irse de viaje a otro país, y pensé que la tormenta pasaría pero a los dos meses o algo así de que este tipo se marchó, ella comenezó a enviarse mensajes esta vez con un hombre casado y con hijos con quien finalmente consolidó una aventura que sigue en curso desde comienzos de año…esta chica -de apenas 23 años- que parece la niña más tímida y virginal del mundo, y que hace menos de un año temblaba ante la idea de ser infiel y mostraba mucha dependencia hacia su novio -quien la trata muy bien, de paso- ha tenido dos amantes en el lapso de 6 meses, uno de ellos con familia. Y no se trata de encuentros ocasionales, sino de relaciones paralelas con tendencia a la permanencia. Como casi pasa conmigo pero yo evalué mal lo que deseaba y cómo me mantiene como su amigo -me llama, me busca, así yo no lo haga- me encuentro en la situación de que soy el único que sé esto y que lo sufre, pues ella no sabe que yo lo sé y, como dije antes, la quiero. Esta chica, hace meses procuraba decirle a su pareja cada paso que daba en aras de demostrarle que era de fiar, y ahora pues, qué creen? yo la he visto con su novio y la famiilia de este, llevan cuatro años y ella se comporta como la chica más enamorada y docil del mundo, la tratan como una hija favorita, todos, y ella no parece sentir ningún tipo de confusión ni perturbación por su doble vida, al contrario, casi siento que el asunto es para algo como un mero cambio de dieta, que disfrutas cuando comes pero que no te hace pensar en eso todo el día… ignoro si por dentro, su alma está en conflicto, sólo un par de veces, estando enferma, pareció su conciencia estar afectada por estas cosas, pero nunca lo confesó. Yo no sé si es posible para alguien que hace menos de un año era fiel y totalmente comprometida con su pareja, comenzar estas dobles vidas sin sentir que los sentimientos se el complican, no sé si ella está pasando por confusiones similares…y no sé cómo hacer con ella, pues me busca y me encanta su compañía, pero saberlo todo me está matando… qué aconsejan?

  44. Cintia
    diciembre 23rd, 2011 a las 15:11

    Pues yo no se lo dije a mi marido, pero finalmente se dio cuenta y ME REPROCHÓ NO HABÉRSELO CONTADO CUANDO COMENZABA yo a sentirme atraida por otra persona.

Ingresa tu comentario: