21

ene

Mi mujer, ¿me engaña?

Artículo publicado por Merlina Meiler

Se habla mucho sobre la infidelidad masculina pero la femenina suele dejar atónitos a quienes la padecen. Es como si, en el caso de una mujer, fuera algo más abstracto o difícil de entender o de digerir.  O como si atentara directamente contra el núcleo familiar, mientras que la de los hombres es más común o tolerada.

En las consultas que contesto, un alto porcentaje de los hombres que me contactan (que son muchos) lo hacen en relación con este tema.

Algunos tienen indicios claros de lo que está sucediendo e intentan negar la realidad, ya que es una situación que escapa a su propia imaginación.

Es que muchos caballeros ni siquiera se animan a pensar en esa posibilidad de su señora y -menos aún- de la madre de sus hijos: no se les pasa por la mente.

Creo que por eso, cuando sucede, el golpe es tan grande que genera, en un principio, una gran negación a los indicios que la probarían.

De ahí proviene una de las dudas clave que he recibido: ¿cómo saber si mi mujer me engaña?

Algunas preguntas que te pueden ayudar a dilucidar si ya hay una tercera persona (o a evitar que suceda):

Tu mujer:

¿Te hace permanentemente el mismo reclamo, respecto del cual no ve evolución alguna, aunque tú te hayas esforzado en complacerla?

¿Ha comenzado a salir en horarios en los que antes estaba en casa?

¿Es inhallable en ciertos momentos del día?

¿Se ha comprado ropa interior nueva que no usa contigo?

¿Tiene rutinas de belleza muy diferentes a las de antes o se preocupa mucho más por su estado físico y por verse bien, pero a ti te sigue tratando con distancia?

¿Tiene amigas nuevas que no conoces ni llaman por teléfono o visitan tu casa, pero con las que se ve habitualmente?

¿Evita el contacto físico o aduce pretextos para no tener intimidad contigo?

¿Tiene algún amigo o compañero de trabajo con el que se frecuenta pero con el que no quiere que tú tengas trato?

¿Cierra la pantalla de la PC cada vez que te acercas?

Tengamos en cuenta que con el auge de las redes sociales, hay más contacto con gente que no veíamos hace mucho tiempo y con exparejas. No sirve de nada ver fantasmas donde no existen PERO, si por alguna razón desconfías de lo que pueda estar sucediéndole a tu mujer (y a ti, de confirmarse),  piensa que estás aceptando que algo en tu pareja no funciona como debería.

Conforme a la forma de ser de cada mujer, es cierto que cuando engaña, lo hace porque hay algo que le falta en su vínculo sentimental: comprensión, respeto, buen sexo, compañerismo, atención son algunas de las variables que pueden determinar que una fémina se sienta atraída por otro señor y decida (o no) dar el gran paso.

Es también tu responsabilidad lograr que las cosas funcionen y es probable que aún estés a tiempo de inclinar la balanza hacia tu lado: bien vale la pena intentarlo.

Lecturas relacionadas:

La infidelidad de las mujeres, ¿es similar a la de los hombres?

Segundas oportunidades





  Deja tu comentario


17 comentarios en “Mi mujer, ¿me engaña?”

  1. Ricardo
    enero 21st, 2013 a las 14:16

    esta lectura puede resultar divertida o angustiante, segun el punto de vista del que se lo vea :(

  2. O. P.
    enero 21st, 2013 a las 16:45

    Muchas gracias Merlina por este valioso aporte

  3. lucas
    enero 22nd, 2013 a las 8:42

    mmmm … faltan más puntos, yo sinceramente trataría de salir al menos 3 años y 4 para asegurarme de todas las mañas que pueda tenér una mujer, pasa que tampoco uno se puede meter tanto en la vida personal del otro, lo ideal sería decircelo a la pareja, igual uno sabe cuando lo engañan, la mujer en ese aspecto es mucho más inteligente que el hombre, ya que en su mayoria le hace preguntas a la pareja y vá sabiendo si miente o dice la verdad, (gestos, sonidos verbales, lenguaje corporal etc) además si te pone un keylogger en la pc y muchas otras cosas más. Saludos gente

  4. flexfusion
    enero 22nd, 2013 a las 9:43

    Hola Merlina. Muy buen tema. Por empezar, primero que todo, creo que la infedilidad no tiene sexo. En las mujeres siempre ha sido extraño o extravagante quizá porque la sociedad siempre las ha tenido de víctimas. El cuasi-machismo antiguo, las ha puesto entre víctimas y sospechosas. Basta escuchar un tango para darse una idea de lo que se pensaba antes y lo que piensan aún algunos ahora.

    Las mujeres engañan más y de peor forma que los hombres. En su mayoría son vengativas y rencorosas. Incluso a veces de forma más descarada y dañina. La mujer tiene más de un varón. Es mentira que se debe exclusivamente a un solo hombre. Eso forma parte del folclore antiguo. La mujer de hoy tiene varios hombres, de hecho, ya es ella quien elige pasando por arriba el tradicional “cortejo masculino” y pasa directamente a tomar ella al hombre que desea. Como decía, la mujer tiene más de un varón. Mi experiencia me enseño que al menos, algunos hombres elegidos por ellas podrían ser los siguientes: Uno, para procrear y que le mantenga sus caprichos y quizá un varón que le de dinero, posición profesional, etc. Dos, para que un hombre o más dotados le den el sexo que a ella le gusta. Tercero, tiene un hombre que es su consejero o el cable a tierra, incluso es probable que hasta un cuarto que le ayude en sus fechorías, etc. La lista podría ir en aumento y, como señalas en tu artículo, depende del grado de astucia de la mujer.

    En el caso del hombre, puedo afirmar que la infidelidad es más sencilla que en los casos de las mujeres. Hoy en día, la infidelidad femenina ha aumentado drasticamente. La igualación de las oportunidades en el campo profesional, laboral, de estudios, deportivo, etc., ha hecho que la mujer deje ese rol tradicional de ama de casa o matraircado conocido por todos, para pasar a ser un individuo que pueda desarrollarse a igual que los varones. A veces, la competencia es feróz. Muchas exacerban su feminismo y se ponen a las alturas de los machistas haciendo que las cosas se pasen de un polo a otro. Se lo ve contidianamente en su forma de expresarse entre el grupo de mujeres. Su eslogan genérico siempre es demostrar que son mejores que los hombres. Que los hombres son unos estúpidos. Que solo buscan sexo. Etc. La lista podría ser interminable. A lo que voy es la agresión permanente y en las redes sociales se producen más como caldo de cultivo. Basta con prestar atención y ver las consignas que circulan por la red para darse una idea del asunto.

    Respecto al desarrollo femenino, me parece fantástico. Sin embargo, todo modelo o cambio trae sus consecuencias. En algunos casos, la competencia ha hecho que los modelos de hombre-mujer se hayan desnaturalizados o desaparecido y junto a esto, todo lo que hemos conocido desde la antigüedad hasta ahora. Creo que la sociedad ha cambiado y hay otras demandas tanto en los terrenos que mencione, como en los derechos e incluso en los emocionales.

    Yo me pregunto, ¿dónde está el equilibrio de todas estas cosas? Porque el desarrollo personal entre ambos sexos es importantísimo, pero el asunto es que se han extremizados los conceptos y se está en un total caos irremediable. La infidelidad es un tema doloroso y más si hay niños de por medio, puesto que estos, sufren muchísimo e incluso, quedan marcados para toda su vida, mientras que por otro lado, las aventuras enfermizas e irresponsables de las mujeres y los hombres, convierten a esos niños en “resntidos sociales” que acopiarán esos malos ejemplos y lo continuarán en sus vidas como si se tratase de un karma. Los hijos reclarán a sus podres todo ello el día de mañana, pero de algo si estoy seguro, que si el que engaña es la madre, el dolor es mucho más fuerte que cuando es el padre. Es lo que he visto en la mayoría de los casos. Triste y penoso.

    Saludos,
    :)

  5. Guillermo
    enero 22nd, 2013 a las 12:09

    Merlina: he pasado por esta amarga experiencia, 2 veces. La primera vez fue cuando éramos novios. Ahí fue cuando le di una nueva oportunidad. Parecía que había decisión de cambiar las cosas y encarar un proyecto común. Lo hicimos. Formamos una familia y tuvimos 4 hijos. Y después del cuarto hijo, volvió a suceder. Entonces puse punto final. No tenía ya deseos de exponerme de nuevo a lo mismo. Me divorcié y hoy me encuentro con una nueva pareja, y vivo feliz y en paz. Y para mi ex yo soy el guacho…¿Qué más se puede decir cuando son así las personas?

  6. Lidia
    enero 23rd, 2013 a las 12:37

    Buenoa dias Merlina, dios la bendiga, en realidad sus consejos son tan impresionantes, dan a la realidad de la vida, es mas tengo una carpeta con muchos consejos suyos.

  7. Jesus
    enero 23rd, 2013 a las 12:39

    Hola Merlina
    Esperando te encuentres excelentemente muy bien como siempre solamente te mencionaria el dicho conocido aqui en Mexico, cuando se da esto de la infidelidad de la mujer es que algunos hombres son “candil de la calle oscuridad de su casa” en cuanto a sexo, economia, amor etc etc. de parte del hombre o no? y todo por machistas.
    Bueno pues nos seguimos escribiendo y como te digo siempre sigamos haciendo lo que nos gusta sale?.
    Hasta Luego
    Saludos

  8. lily
    enero 23rd, 2013 a las 17:55

    Este comentario es para Flexfusion, sabes, yo soy admiradora tuya, me encanta como escribes, como te expresas, eres toda una personalidad con mucho intelecto, pero no estoy de acuerdo con lo que comentaste sobre los hombres que tiene una mujer, eso no puede ser, de ninguna manera cierto, mi estimado Flex, si no podemos con uno, podriamos con 4 ? alli no te apoyo, sigo siendo tu admiradora, te leo siempre. gracias Merlina por permitirnos expresar nuestro punto de vista

  9. Marcos
    enero 24th, 2013 a las 8:51

    Es dificil superarlo

  10. flexfusion
    enero 24th, 2013 a las 10:09

    Hola Lily. Con todo respeto a Merlina desde su blog; Gracias Lily por resaltar tu admiración por mi. Entiendo tu postura y la respeto. Solo he fijado mi punto de vista respecto a mi humilde experiencia. Supongo que cada uno tiene sus propias experiencias. Estas diferencias resultan ser oportunas. Creo que el debate es rico porque nos abre todas las posibilidades para pensar y reflexionar. Cada experiencia propia vivida, es una parcialidad respecto al asunto que trata Merlina en su blog y es lo que contribuye a que todos siempre aprendamos algo. El artículo es muy interesante porque expone una cruda realidad y cada uno, desde su experiencia, le da su interpretación.
    Para cerrar. Muchas gracias Merlina por dejarnos expresar y compartir opiniones entre tus lectores. Un fraterno saludo Lily, también para el resto del foro y, por supuesto, para Merlina. Nuevamente gracias.
    :)

  11. lily
    enero 24th, 2013 a las 10:20

    Hola Flex.

    Se muy bien que cada quien habla de acuerdo a su experiencia vivida, pero no por eso se va a generalizar a que todas o todos somos iguales, aqui lo mas prudente seria hablarlo antes de tener una relacion extramarital, si ya no se quiere a la persona decirselo, no hay necesidad de engañar, no soy quien para decirlo pero me paso un caso especifico y aun no logro resolverlo, creo que todo lo que hacemos se regresa, por eso hay que actuar con prudencia. Agradezco tu atencion al mensaje, me gusta mucho este blog, saber que todos somos diferentes.
    Saludos Flex, sigue siendo tu mismo.

  12. Roque
    febrero 4th, 2013 a las 8:31

    Hola que tal ? he visto tu blog y los consejos que brindas me parecen genial

  13. Ambar...
    febrero 7th, 2013 a las 19:43

    La infidelidad no es privativa del hombre o de la mujer,para que exista tal infidelidad debe haber”un hombre y una mujer”,entonces no es coherente el pensar que las mujeres son más infieles que los hombres……es una falacia.

    Y entre otras cosas,no siempre la infidelidad es entre los dos géneros,también son entre el mismo sexo.
    Saludos.
    Ambar…

  14. Luismiguel
    febrero 16th, 2013 a las 11:10

    Una infidelidad es ¿falta, perdida, ausencia o hastío, de la “fidelidad” que se profesa? o será acaso la respuesta a otra infidelidad, verificada o no, que empuja hacia “otros brazos” y que desde la mujer constituye un paso que trasciende cualquier otro en prácticamente TODAS las mujeres. No se. La fidelidad es ¿activa o reactiva ? y la infidelidad no es la respuesta a esa acción o a esa reacción?
    Me parece genial el tema para analizarlo caso a caso, cosa a cosa y persona a persona.

  15. JOSEP LLUIS ALEMANY
    julio 12th, 2013 a las 13:50

    DISCREO tan sólo en un punto: En el de que parece ser condición sine qua non que a la mujer le falte algo para ser infiel a su marido (sexo, atenciones,comprensión, respeto…). Si bien es cierto que la carencia impele al cambio, también lo es que no siempre es el motivo del mismo. Se han dado el caso de personas (de ambos géneros) enamoradas de dos individuos, y de cada uno por diferentes razones o que ha dejado de amar a su marido o esposa de los cuales en teoría “no tenía queja alguna”. El problema es que si existe esa carencia, en ocasiones resulta imposible de detectar. Y si no existe o no se aprecia según los valores que esa misma persona exige de su pareja ¿que impulsa a alguien a la infidelidad?… ¿una necesidad que ese individuo siente pero que tal vez ni el /ella misma conoce?

  16. Onia
    julio 15th, 2013 a las 3:51

    Pues Jose Luis, es totalmente cierto, No hay que dejar pasar el problema ,disfrazarlo, ni convivir eternamente con él. No quiere decir condición indispensable, pero se da , ya lo creo!!.

  17. Sasha
    febrero 2nd, 2014 a las 12:46

    Muy bueno el tema !!! 1- en una pareja los dos puden cometer “infidelidad” por distintos motivos y no siempre es por falta de algo en la pareja. 2- No està escrito que un hombre o mujer tenga que tener relaciones de por vida con su pareja solamente y esto no tendrìa que significar la ruptura de la misma a causa de un concepto cultural simplemente (impuesto por la religiòn). 3- No estoy de acuerdo con las preguntas que deberìa hacerse el hombre para sospechar si su pareja le està siendo infiel. La mujer cuando “engaña”, tiene un comportamiento muy distinto al hombre, esas son preguntas especìficas mas bien para la mujer que sospecha de su pareja Hombre. 4- Una mujer puede satisfacer sinceramente a su amante y a su pareja a la vez, sin ningun problema porque en estos tiempos de igualdad de gènero, la mujer no se siente culpable como si le pasa al hombre. 5- Històricamente el hombre se sentìa mas macho si mantenìa a su esposa y ademàs tenìa su amante con la cual satifacìa sus mas locas fantasías, hoy ya no tiene esa razòn, las mujeres podemos ser esposas, amantes, amigas en igualdad de condiciones.6- No es verdad que el hombre tiene otras necesidades sexuales o mas de una mujer, solo porque es HOMBRE. Las mujeres tambien tienen las mismas necesidades, ahora ya no estàn tan reprimidas.
    Un consejo: sospeche el hombre cuando su pareja està de mejor humor con El, cuando estè mas dispuesta a tener sexo con El, cuando èsta no le reproche nada. y Utd. HOMBRE estè tranquilo … lo estarà “engañando” pero lo sigue queriendo, eso es fidelidad … a ella misma. Depende de su apertura y honestidad el tratarlo. Lo mejor es preguntarle directamente.

Ingresa tu comentario: