22

jul

Debilidad

Artículo publicado por Merlina Meiler

Hay gente que evita tomar decisiones porque considera que así no genera conflictos, no interfiere y todo seguirá su curso “normal”.

Esto suele verse, en muchos casos, como un signo de debilidad o de falta de la personalidad suficiente para hacer valer la propia voluntad.

Tal vez no te molesta que te consideren de este modo y prefieres que no haya discusiones, quedar bien con todos, vivir en paz.

Pero el idílico estado de que todo está bien y no hay quebrantos ni problemas es imposible de sostener permanentemente: sería intentar mantener una ficción y vivir en la irrealidad. A diario se nos presentan situaciones que no buscamos (o que estuvimos esquivando como pudimos hasta que se hicieron bien patentes e innegables) y que nos fuerzan a hurgar dentro de nosotros para buscar una solución.

Hacer oídos sordos a estos cambios y pretender que no ha pasado nada hasta que se resuelva por sí solo o desaparezca nunca es la mejor solución. Tu aparente debilidad dista mucho de dar lugar a los resultados que anhelas, ya que si no intentas dar a conocer tu opinión y decidir:

– otros lo harán por ti, y sus resoluciones pueden ser diametralmente opuestas a lo que tú desearías. Esto te provocará (una vez más) amarguras que intentarás tapar y que un día aflorarán de otro modo, en una circunstancia diferente o con una explosión imposible de parar y de revertir;

– tu imagen caerá ante los ojos de los demás, ya que los estarás decepcionando en más aspectos de los que puedas imaginar, y remontarla será un trabajo titánico que no siempre dará sus frutos. Este empequeñecimiento de tu persona, además, puede acarrear malos tratos hacia ti y que no reacciones ante ellos, como un tácito reconocimiento a tu entrega de poder a otros seres;

– estarás cometiendo un error por omisión (en lugar de por comisión), respecto del cual poco podrás hacer a futuro, en consonancia con tu inacción actual;

– darás lugar a “grises”, a que no te tengan en cuenta debidamente, a que malinterpreten o pasen por alto tu voluntad y te manipulen para salirse con la suya, dejándote de lado;

– creerás que lo haces por el bien de los demás (tu familia, la continuidad de tu trabajo, etc.) pero redundará en tu detrimento. Hay quienes consideran que la no confrontación o el estar permanentemente “de acuerdo” en todo garantiza vínculos felices, pero esta idea se basa en la irrealidad y en carencias e inseguridades internas: quienes te quieren lo seguirán haciendo, aunque pienses distinto a ellos.

No se trata, tampoco, de imponer la voluntad propia sin importar lo que piensan o sienten los demás. Hay equilibrios posibles, que algunas veces se haga lo que tú quieres, que te sientas a gusto en el lugar donde vives o desarrollas tus actividades porque tu voz es escuchada y valorada.

Intercambiar ideas e incluso discutir con respeto e interés en el intercambio y en las perspectivas ajenas suele ser muy positivo, ya que además de intervenir de manera proactiva en el proceso que desembocará en el resultado final, estarás alimentando y reforzando las relaciones interpersonales con tu interlocutor.

¿Sueles mostrar signos de debilidad en algún ámbito?

Lectura relacionada: Poniendo límites





  Deja tu comentario


13 comentarios en “Debilidad”

  1. lala
    julio 22nd, 2013 a las 15:02

    está muy bueno el post, mes iento mal, respecto a esto de tomar desiciones, hace 13 años me separé estuve con mis hijos todo ese trayecto ( etapa de niñes hasta ahora que tienen 16 y 14 el varón) resulta que me es tan imposible sostenerlos en la adolescencia ( renegadas , enfermedad de por medio, desobediencia, falta de respeto etc.. ) que ayer vino el padre, los llevó a tomar algo aproveché y le dije que se queden con el , no aguanto más necesito sentirme tranquila,serena,mi cuerpo lo pide a gritos, a su vez tengo culpa , ya no seé si lo obrado está bien o mal, lo cierto es que la situación en casa necesitaba oxígeno creo para ambos, pensaba que el padre tenía algo de participación en este sentido de los hijos adolescentes. Hoy estoy sola ( antes tambíén me sentía sola cada uno en su cuarto…) en silencio,de mi alma, nose si lo que hize está bien, o soy mala madre por decirles que vivan con el padre, al menos un tiempo,espero este mensaje llegue a ti Merlina muchas gracias cariños

  2. Gisela
    julio 22nd, 2013 a las 17:21

    No te preocupes lala. No sos la única madre en esa situación que piensa así. En todo caso, si eso es ser mala madre, tal vez el 40% de las madres separadas con hijos adolescentes, somos pésimas. Y como somos demasiadas, hay algo en nuestra cultura que no está funcionando bien y hace que no podamos sentirnos a gusto sin sentir culpa.

  3. Elsa
    julio 22nd, 2013 a las 20:14

    LA VIDA ES MUY PELIGROSA,NO POR LAS PERSONAS QUÉ HACEN EL MAL,SINO POR LAS QUE SE SIENTAN A VER QUÉ PASA. Albert Einstein, 1879-1955

  4. Hoy Motivacion
    julio 23rd, 2013 a las 6:35

    La falta de alternativas puede ser tan mala como el exceso. Si tenemos demasiadas opciones en situaciones de crisis es normal que posponer la decisión. Si hay solo dos alternativas y son complicadas, podemos acabar dándonos cuenta que ninguna es posible… si A y B no valen, hay que encontrar la opción C ! Para ello hay que intentar dejar ser influenciado por factores externos y escuchar nuestra propia voz!

  5. Lumi
    julio 23rd, 2013 a las 8:22

    increíble, certero, oportuno,
    gracias Merlina!!

  6. Nitza
    julio 25th, 2013 a las 14:10

    Uff, así conozco algunas personas, no tienen los pantalones en su sitio para tomar desiciones, viven la vida esperando que las diferentes situaciones que surgen se resuelvan por si solas,son personas que les gusta complacer y quedar bien con todos aunque no puedan y las personas los buscan con interes materialista,a todo dicen si y siempre están de acuerdo con lo que los demás decidan y después se lamentan de las consecuencias, pero vuelven a caer en lo mismo, una y otra vez, esa es la rutina de sus vidas

  7. Lorena
    julio 26th, 2013 a las 9:33

    FELICITACIONES por este espacio!

  8. Flor
    julio 29th, 2013 a las 12:23

    Gracias Merlina !
    Lo mejor es intercambiar ideas, es más saludable.
    Bendiciones
    Flor

  9. SONIA
    julio 29th, 2013 a las 16:33

    MUCHAS VECES HAY QUE PONER UN TATE QUIETO

  10. Rosella
    julio 29th, 2013 a las 16:40

    si ya no hay amor para que seguir al lado de la persona, yo no estaría con alguien a quien no amo, ni seria débil, sería horrible tener que estar finjiendo que todo esta bien, mejor hablar con la verdad y cada cual por su lado

  11. Mario
    agosto 7th, 2013 a las 10:33

    Felicitaciones por tu Blog y por el premio al mejor blog!
    Eres un modelo a seguir

  12. Serge
    agosto 8th, 2013 a las 11:18

    Querida Merlina, como siempre oportuna con tus artículos!

  13. MERY
    agosto 12th, 2013 a las 8:25

    HOLA MERLINA….! CUAN REAL ES ESTO QUE ESCRIBES

Ingresa tu comentario: