29

dic

Fin de año

Artículo publicado por Merlina Meiler

El fin de año suele ser un momento de reflexión, de todo lo que vivimos en los doce meses anteriores, y de planificar hacia el futuro. Personalmente, me gusta pensar que todo inicio es bienvenido: representa una nueva oportunidad para tomar decisiones y rectificar rumbos para acercarnos a lo que tanto anhelamos. Asimismo, me parece una situación bien propicia para concentrarnos en todo lo bueno que nos sucedió durante el 2008, para comenzar con fuerza y esperanza el año que se inicia.

En lo personal, quiero agradecer el año que tuve… gracias a que ustedes me leen y me escriben, aprendí mucho y amplié mi manera de comunicarme con las demás personas. El blog creció (115 artículos, cerca de 3,000 suscriptos, ¡hubo días que sobrepasamos las 6,000 visitas!). El intercambio con ustedes me enriquece día tras día, lo valoro muchísimo.

Obviamente, en este año hubo momentos difíciles y poco gratos. Además de creer firmemente en que crisis es oportunidad (de crecer y de desarrollar diferentes aspectos de nuestra personalidad), rescato el apoyo y la ayuda que recibí de la gente que me rodea y me quiere. ¡Nada es demasiado si estamos rodeados de nuestra gente querida! Son nuestros pilares, hacen que la vida sea más sencilla y feliz, ya que podemos compartir penas y alegrías con ellos.

Tengo trabajo, salud, amor… ¡todo esto respalda mi convicción de que el 2009 será un año aún mejor! En lo que depende de mí, allí estaré al 100% para lograrlo…

Ahora, es tu turno. ¿Qué es lo mejor que te sucedió durante el 2008?



22

dic

Video: Historia de vida: Premio Nobel Mario Capecchi

Artículo publicado por Merlina Meiler

Este video es mi regalo de navidad para los lectores y las lectoras del blog.

Muchas veces me preguntan si es posible dejar un pasado difícil atrás y aspirar a un futuro pleno y feliz. Mi respuesta es siempre la misma: ¡Claro que se puede, si tenemos la voluntad de hacerlo! No sucede en un día, pero sucede.

Este video que me envió una lectora del blog (¡gracias, Isabel!) del Premio Nobel de Medicina de 2007, Mario Capecchi, es un ejemplo de que podemos trascender más allá de nuestras circunstancias personales, y lograr concretar nuestros más preciados anhelos.



18

dic

La amistad

Artículo publicado por Merlina Meiler

Este es un muy buen momento del año para darles el justo lugar que se merecen a nuestras amistades. En realidad, todo momento es bueno…

En principio voy a hablar de lo que más conozco, de la amistad entre mujeres. Para mí es hermoso tener amigas mujeres. Son mis hermanas en la vida. Los americanos consideran a sus amistades su “familia extendida”, y apoyo completamente este concepto, ya que considero a la verdadera amistad incondicional.

Particularmente, me gusta juntarme con mis amigas de hace años (de la escuela primaria, secundaria, universidad, de la vida en general) y hablar de hechos que sucedieron en nuestras vidas, de nuestros logros y de los sufrimientos que padecimos juntas, ellas me conocen profundamente, saben las cosas por las que pasamos. Sé que el cariño mutuo que nos tenemos va a permanecer en el tiempo. ¡Qué lindo que es tenerlas para compartir mis momentos de felicidad con ellas!

Con las amistades nuevas, me fascina conocernos, empezar a forjar lazos, hacernos confidencias, encariñarnos. Yo soy de las que creen que podemos hacer nuevas amistades a toda edad, y mi círculo de amigas así lo demuestra, ¡es bien posible! Claro que hay amistades que por alguna razón quedaron en el pasado, que no prosperaron o que por cambiar de trabajo o mudarnos ya no nos vemos… hay personas que sólo nos acompañan durante un trecho de nuestra vida.

Asimismo, respeto el derecho a verlas y a compartir tiempo con ellas a raja tabla. Me parece esencial que la pareja conozca a las amistades que tenemos, y aunque cuando estamos acompañadas las posibilidades de vernos son menores, es bueno aprovechar todas las ocasiones posibles para comunicarnos (mensajes de texto, llamados, estar presente en todos los cumpleaños y momentos importantes de la vida). No comparto eso de alejarse cuando estamos acompañadas… ¡la amistad es esencial, permanentemente! Hay tantos temas que no podemos hablar con los hombres, y si lo hacemos, ¡los agobiamos! Por ejemplo, temas de moda, de peluquería o de nuestro actor favorito… ¡mejor entre mujeres!

De la amistad entre hombres mucho no puedo hablar, espero que los lectores del blog compartan su punto de vista como comentario… Tengo ciertas dudas sobre si es posible la amistad entre hombres y mujeres, considero que solo en contados casos, hay temas (atracción, sexo, confusiones varias) que suelen presentarse, aunque no querramos.

¡Un gran abrazo de amistad a todos los lectores del blog! Sus opiniones me resultan siempre muy útiles.



15

dic

Cómo nos enamoramos (y nos desenamoramos)

Artículo publicado por Merlina Meiler

Si has estado alguna vez completamente enamorado, sabrás por experiencia que el amor es una de las sensaciones más maravillosas a las que puede llegar el ser humano. También el desamor es una de las peores sensaciones posibles. En este artículo, la autora, Joana Howe, hace un repaso a los procesos que hacen que nos enamoremos y que nos desenamoremos. Comprenderlos puede ayudarnos a establecer relaciones de pareja más sanas.
Leer más…



11

dic

Dependencia emocional

Artículo publicado por Merlina Meiler

La dependencia emocional se produce cuando una persona siente y cree que no puede vivir sin otra, y deja en manos de su pareja (u otra gente) la toma de decisiones de prácticamente todas las áreas de su vida. Además, busca agradar excesivamente, haciendo cualquier cosa por obtener la aprobación de los demás (esto incluye, soportar humillaciones y malos tratos).

El origen suele ser la falta de aprobación (¡haces todo mal!), de amor (si no haces eso no te querré más) o de valoración (¡mi hija sólo puede obtener notas perfectas en la escuela!) cuando éramos pequeños, lo que genera adultos sumisos, dependientes y demasiado complacientes. Por lo general, una persona criada de este modo busca a alguien que le repita el mismo patrón con el que creció, ¡es lo que tuvo en su hogar!

Leer más…



8

dic

Segundas oportunidades

Artículo publicado por Merlina Meiler

Una segunda oportunidad nos da la posibilidad de volver a intentar una relación con quien hemos formado una pareja. Muchas veces me han preguntado en mi consultorio emocional: ¿vale la pena dar (o darnos) una segunda oportunidad, en una relación de pareja? ¿De qué manera hacerlo? Aquí, las respuestas…

Leer más…



5

dic

Hombres y mujeres, ¡no pensamos igual!

Artículo publicado por Merlina Meiler

Un error muy común en el que solemos caer las mujeres es pensar en los hombres desde nuestra perspectiva, para entender qué piensan o descifrar actitudes que, a nuestro juicio, son poco claras. También, muchos hombres creen que es una tarea prácticamente imposible entender a las mujeres… ¡igual es mucho lo que se puede lograr para mejorar la comunicación con el sexo opuesto!

Leer más…



3

dic

Sé quien eres

Artículo publicado por Merlina Meiler

¿Nunca sentiste que haciendo cierta cosa o diciendo algo en especial, de algún modo, te defraudabas? Hoy te propongo que ya no vuelvas a hacerlo, y que seas genuino y fiel a ti mismo, para acceder a una mejor calidad de vida emocional.

Algunas veces, ante dudas internas de qué hacer en ciertas circunstancias, pedimos consejo a otras personas. Esto es muy bueno y sano. Lo importante es, después de escucharlas, elegir desde nuestro propio punto de vista y asumir la responsabilidad de la decisión que tomemos.

Dejar que lo que otras personas nos dicen influya en nosotros, al punto de traicionar nuestra creencias, no es bueno. Si a otros les molesta lo que dices o haces, o lo toman a mal, están en su derecho, así como tú también tienes el derecho de expresar lo que te molesta o de no soportar situaciones que te generan sentimientos indeseables.

Dejar de lado lo que verdaderamente somos para agradar a otros o para ser aceptado tiene un costo demasiado alto, que no vale la pena pagar. Y, finalmente, el resultado nunca es el deseado, ya que es tanto lo que dejamos en el camino, que el objetivo alcanzado se desdibuja.

Sé fiel a ti mismo, siempre. Esto quiere decir, por supuesto, respetar a los demás al llevar a cabo tus acciones, tenerlos en cuenta, no hacer daño. Pero también, priorizar tus necesidades y tus deseos, y hacerlos valer de la mejor manera que puedas.

Hace algunos años leí una frase que me cambió la vida, para mejor. Dice que el 50% de la gente te va a querer, hagas lo que hagas, y el otro 50% de la gente no te va a querer, hagas lo que hagas. Entonces, lo mejor es que siempre seas tú mismo. En el corto o en el largo plazo, te lo agradecerás.