28

nov

Frases célebres

Artículo publicado por Merlina Meiler

Hace apenas quince días subí al blog el post: Pensamientos positivos, y pedí sus opiniones sobre sus frases positivas preferidas. ¡Ese post ya es uno de los más comentados! Además, me gustan mucho las citas de personalidades conocidas, son una especie de “pensamientos positivos célebres”. Creo que también sirven para reflexionar. Hoy quiero compartir con ustedes mis citas preferidas.

Admiro a Lance Armstrong, que ganó 7 veces el Tour de France luego de haber estado desahuciado por los médicos debido a un cáncer terminal. La cita de él que más me gusta es: “El dolor es temporal. Puede durar un minuto, una hora, un día o un año, pero finalmente terminará y otra cosa tomará su lugar. Si me doy por vencido, el dolor durará para siempre”

También admiro al Dalai Lama, y a estas dos frases: “Los grandes amores y los grandes logros entrañan grandes riesgos” y “El propósito principal de nuestra vida es la búsqueda de la felicidad”.

De la precursora de la PNL (Programación Neuro Lingüística), la terapeuta Virginia Satir: “Siempre hay esperanza y oportunidad para cambiar porque siempre hay oportunidad para aprender” y “No dejes que las percepciones limitadas de las personas te definan”

Mis frases favoritas de Albert Einstein: “Tu imaginación anticipa lo bueno que te sucederá en la vida” y “Locura es hacer siempre lo mismo y esperar un resultado distinto”

Del escritor del libro: “Inteligencia emocional”, Daniel Goleman: “Las lecciones emocionales, incluso los hábitos más profundamente incorporados del corazón, aprendidos en la infancia, pueden transformarse. El aprendizaje emocional dura toda la vida”

Algunas citas célebres bien sabias:

“Todos podemos enojarnos, eso es fácil. Pero enojarnos con la persona correcta, en la medida justa, en el momento adecuado, por la razón pertinente y del modo apropiado – eso no es fácil” – Aristóteles

“Nuestra mayor gloria no es no caer nunca, sino levantarnos cada vez que nos caemos” – Confucio

“Todo lo que nos molesta de los demás puede llevar a que nos entendamos mejor a nosotros mismos” – C. G. Jung

“Lo que no te mata te hace más fuerte” – F. Nietzsche

“Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento” – Eleanor Roosevelt

“No tengas miedo de los cambios lentos, sólo ten miedo de permanecer inmóvil” – Proverbio chino

Una cita bien romántica: “El corazón tiene sus razones, que la razón desconoce” – Blaise Pascal

Una muy positiva: “Si crees totalmente en ti mismo, nada estará fuera de tus posibilidades” – Wayne Dyer

Y la que para mí es un buen lema en la vida: “No abandones un sueño por el tiempo que llevará, ¡el tiempo pasará igual!” – Autor desconocido
¿Cuál es tu frase célebre preferida?



26

nov

Sin pareja también eres normal

Artículo publicado por Merlina Meiler

Este es un artículo escrito por mi colega coach Amancio E. Ojeda Saavedra, publicado en el diario El Carabobeño, de Venezuela. Me parece una reflexión inteligente sobre el tema de no tener pareja.

…….

Los patrones sociales han hecho que a quienes por diferentes razones no tienen una pareja, sean vistos como seres anormales, qué cosa tan absurda a mi juicio. Ciertamente la vida y el desarrollo en pareja son algo natural y una muy buena forma de vivir, pero no es la única, ni la que garantiza la felicidad. No se necesita una pareja para ser feliz.

Con asombro observo cómo gente joven siente alta preocupación por no poseer pareja, no porque la necesite, sino por el “qué dirán”; así que inician una carrera desenfrenada para conseguir una, que en muchos casos esa presión y la velocidad en que la “necesitan”, hacen que experimenten relaciones poco productivas y sin ninguna trascendencia en sus vidas.

Más adultos, mayor velocidad

Resulta que cuando se pasa a la década de los 30 o las siguientes, y no tienes tu media naranja, la carrera imprime una velocidad estresante, desenfrenada y vista con morbo por muchos de quienes nos rodean. Unos te colocan apelativos peyorativos, de otros sientes las miradas que hacen sentirte culpable y anormal, y nunca falta quien quiera servir de Cupido “pichándote un(a) excelente candidato(a)”.

Alto a la convención social

Quien aún no tiene una pareja, se observa en esta carrera y siente que su necesidad de tenerla está respondiendo a una presión social más que a su propia necesidad, debe hacer un alto: pensar, sentir y decidir si EXISTENCIALMENTE desea vivir al lado de alguien.

Para reconocer la presión social, escucha los comentarios de tus familiares, de tus amigos, de tus compañeros de trabajo, del número de inscripciones que has hecho a las distintas redes sociales de Internet con la esperanza de conseguir el hombre o la mujer ideal, y todo ese cumulo de energía y vivencias, compáralo contra el tiempo que has invertido en ti, para pensar sobre: ¿Por qué quiero una pareja? ¿Para qué verdaderamente la quiero? ¿Qué es lo que sinceramente ando buscando? ¿Qué quiero ganar? ¿Qué estoy dispuesto a consentir? ¿Cómo me quiero sentir?, entre otras preguntas importantes. Buscar el amor es algo legítimo, tener una pareja no siempre es el amor, querer tener una pareja por encima del amor es algo poco inteligente.



24

nov

Reacciones infantiles

Artículo publicado por Merlina Meiler

Las personas mayores de edad nos consideramos “maduras”. Prudentes, juiciosas, sensatas. Pero muchas veces, vemos alrededor nuestro quienes no parecen ser de la edad que tienen, ya que suelen hacer gala de reacciones y de actitudes que no concuerdan con los años que figuran en sus documentos. Parece que su niño interior vuelve a aparecer (¡o nunca se ha transformado en adulto!) y tenemos que lidiar con respuestas con las que quizá no esperábamos toparnos.

Leer más…



20

nov

Video: Infidelidad: ¿se vuelve? Entrevista a Merlina

Artículo publicado por Merlina Meiler

Este es el video de mi participación en el programa Mañaneras (conducido por Karina Mazzocco y Paula Trápani), de América TV hace un par de semanas. El tema es: Infidelidad, ¿se vuelve? ¿Qué hacer con el dolor? ¿Vale la pena perdonar a quien fue infiel? Al final doy un par de tips con respecto a qué hacer en caso de infidelidad.


Merlina en Mañaneras from Merlina Meiler on Vimeo.



17

nov

Vivir intensamente

Artículo publicado por Merlina Meiler

En ciertos momentos de nuestra vida, parece que el tiempo no pasa. No se suceden acontecimientos nuevos, estamos de “duelo” interno por una separación o pérdida, o simplemente no sabemos cómo hacer para ponernos en acción nuevamente. ¡Hoy mismo puedes dar el primer paso, para volver a vivir con intensidad!

Para mí, vivir intensamente es:

Dar el 100%, en todo lo que hagamos, siempre que sea posible. No quedarnos en medias tintas ni en colores grises: si ofrecemos lo mejor de nosotras mismos y nos esforzamos con un objetivo determinado, seguramente tendremos éxito, a su debido momento.

Mantener una actitud positiva ante lo que nos suceda. Ser optimista es sano. Se puede ser realista , no vivir de ilusiones o de ideas imposibles, y a la vez creer que puede y va a suceder lo mejor para nosotros.

Reconocer el éxito y los talentos personales, y festejarlos. Hacer lo mismo con los logros y los talentos de los demás, valorarlos y alentarlos, ¡lo que veo fuera de mí es un indicador de que yo también puedo lograr lo que tanto deseo!

Disfrutar las pequeñas cosas. Todos los días, hay algo para disfrutar: el amanecer, la amistad, un abrazo, un llamado telefónico, un chocolate o algo que te parezca delicioso, la naturaleza.

Aceptar responsabilidad por lo que hicimos y por lo que no hicimos. Aceptar es querernos, entendernos, darnos cuenta de que no somos perfectos y de que todos los días tenemos cosas para mejorar y cambiar, para sentirnos mejor con nosotros mismos y con quienes nos rodean.

Compartir. Darle a alguien algo que precisa, que puede no ser, necesariamente, material (por ejemplo, nuestro tiempo, nuestro consejo o nuestra compañía).

Saber que todas mis actitudes del pasado son el resultado de mi presente, por lo que tengo la capacidad y el poder de decidir y de diseñar hoy, cómo será mi futuro.

¿Qué es para ti vivir intensamente?



14

nov

Soledad, ¿elección o castigo?

Artículo publicado por Merlina Meiler

En ciertos momentos de la vida, nos encontramos en soledad, por no tener pareja. Quiero diferenciar entre quienes deciden voluntariamente este tipo de vida por alguna razón en especial, o quienes se ven forzados a estar solos debido a que se terminó una relación (porque los dejaron, o porque decidieron terminar con un vínculo que ya no los hacía felices).

En el siglo XXI, estar solo o sola puede ser, en muchos casos, una elección. Si terminamos una pareja y todavía nos duele esa separación en el alma, tal vez no sea el mejor momento para iniciar algo nuevo, ya que, de algún modo, trasladaríamos los resentimientos y las amarguras hacia el vínculo que se inicia. Es mejor darnos un tiempo para sanar internamente, y luego estar realmente abiertos a conocer a un par, para darle a esta nueva posibilidad de ser felices todo lo que se merece.  Hay mujeres y hombres que directamente, en cierto momento de su vida, prefieren estar solas, y abocarse a sus estudios, a su profesión o a sus hijos. Por suerte, como dije antes, estamos en el siglo XXI y este tipo de elecciones ya no están mal vistas.

Por el contrario, algunas (muchas) veces nos encontramos en soledad porque nos han dejado y estamos heridos. Quizá nunca hemos logrado establecer un vínculo estable, no llegó la persona indicada, o no fuimos correspondidos. O cortamos una relación, y aún nos entristece. En estos casos, incluso puede sentirse como un castigo no compartir nuestra vida con otra persona. Para mí, es el momento ideal de sembrar las bases para una futura pareja promisoria.

Sinceramente, creo que los momentos de soledad pueden sernos realmente útiles, y en vez de lamentarnos o estancarnos en el pasado, podemos proyectar, desde nuestro presente, un futuro mucho más agradable. Si estamos solos y nos pesa, pensemos en capitalizar esta situación, determinando qué actitudes del pasado ya no aceptaremos. Qué es realmente importante para nosotros en una pareja, qué puede carecer y qué, decididamente, no toleraremos.

Es un buen momento para profundizar las relaciones que ya tenemos (familiares, amistades) y así dar buen uso al tiempo libre que tengamos.

Valoremos a la gente que nos rodea, los momentos compartidos, la posibilidad de decidir todo lo que queramos y de hacer con nuestro tiempo lo que nos plazca. Un día, un buen día, todo cambiará.



12

nov

Video: El Principito: Relaciones interpersonales enriquecedoras

Artículo publicado por Merlina Meiler

Este video es un fragmento de la película El principito, basada en el libro de Antoine de Saint Exupery. Una metáfora excelente sobre las relaciones entre seres distintos, sobre la amistad… imperdible.

Rescato la frase más conocida del libro: “Sólo con el corazón se puede ver con claridad – lo esencial es invisible a los ojos”.



10

nov

Pensamientos positivos

Artículo publicado por Merlina Meiler

No podemos controlar las circunstancias que se nos presentan. A veces nos sentimos estar a merced de lo que nos sucede, sin poder hacer demasiado porque sea distinto. Lo que sí podemos cambiar son nuestras reacciones ante lo que nos pasa, y esto modificará no sólo nuestro presente, sino también nuestro futuro.
Leer más…