30

oct

Hoy estuve en el programa Mañaneras, de America TV, mañana (31), en radio

Artículo publicado por Merlina Meiler

Hoy a la mañana estuve en Mañaneras, el programa que conducen Karina Mazzocco y Paula Trapani por America TV.  Tocamos el tema Infidelidad: ¿se puede volver a confiar después de que nos hayan engañado? El debate estuvo muy interesante y, como siempre, di tips para superar la situación. Mi próximo artículo del blog tratará sobre el tema de la infidelidad.

Mañana viernes 31 de octubre estaré en Radio, en el programa “Vuelta y Media” de  FM ISER 95.5. Para seguirlo por Internet, http://www.comfer.gov.ar/radioiser.php El horario del programa es: Hora Argentina Este: de 20 a 22 (GMT-2), hora de México: de 16 a 18, hora de Miami: de 17 a 19, hora de España: de 23 a 1 (puedes calcular la hora de tu país aquí).

Quiero compartir con ustedes algunas de las fotos tomadas durante el programa:



27

oct

Llegó la hora de cambiar

Artículo publicado por Merlina Meiler

Hay algo que te está molestando desde hace tiempo. Que te gustaría dejar atrás para encarar tu vida de otro modo, con más libertad y optimismo. Tal vez sea algo que tiene nombre, y te repites una y otra vez: “Ay, si pudiera ya no ser tan… (inseguro, posesivo, tonto, negativo, crédulo…)

Incluso puede tratarse de una sensación desagradable o de algo que no tiene un nombre definido por ti. No importa. Tú ya sabes de qué se trata. Y si quieres, desde hoy, puedes decidir empezar a transitar el camino para que quede en el pasado y acceder a una realidad más fructífera y feliz. ¿Me acompañas?

Leer más…



24

oct

¿Sexo? ¡Hoy no tengo ganas!

Artículo publicado por Merlina Meiler

Cuando no tenemos deseos de estar íntimamente con nuestra pareja, tal vez ni siquiera nos planteamos lo que nos sucede. Esto les sucede tanto a hombres como a mujeres… estamos cansados, los niños lloraron y por eso dormimos poco, el día de trabajo estuvo demasiado pesado, nos duele la panza o la cabeza… Nos resulta fácil encontrar excusas para meternos en la cama a la noche, darnos media vuelta e intentar dormir, en vez de buscar acercarnos a quien comparte nuestras sábanas. Pero, ¿qué nos sucede si es nuestra pareja quien no tiene ganas, o nos busca poco?

Leer más…



22

oct

Libro recomendado: Los cuatro acuerdos

Artículo publicado por Merlina Meiler

Éste es un libro escrito por el Dr. Miguel Ruiz, discípulo de chamanes y admirador de la sabiduría de los toltecas. Los cuatro acuerdos (Editorial Urano) es corto y de muy fácil lectura. Nos explica cómo seguir estos cuatro acuerdos puede mejorar nuestra calidad de vida:

Primero: Sé impecable con tus palabras. “Ser impecable con tus palabras significa utilizar tu energía correctamente, en la dirección de la verdad y del amor por ti mismo”.

Segundo: No te tomes nada personalmente. Nada de lo que los demás hacen es por ti. Lo hacen por ellos mismos. Todos vivimos en nuestro propio sueño, en nuestra propia mente; los demás están en un mundo completamente distinto de aquel en que vive cada uno de nosotros. Cuando nos tomamos personalmente lo que alguien nos dice, suponemos que sabe lo que hay en nuestro mundo e intentamos imponérselo por encima del suyo”.

Tercero: No hagas suposiciones. Hacer suposiciones en nuestras relaciones significa buscarse problemas. A menudo, suponemos que nuestra pareja sabe lo que pensamos y que no es necesario que le digamos lo que queremos. Suponemos que hará lo que queramos porque nos conoce muy bien. Si no hace lo que creemos que debería hacer, nos sentimos realmente heridos y decimos: “Deberías haberlo sabido”.

Cuarto: Haz siempre lo máximo que puedas. “Bajo cualquier circunstancia, haz siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Pero piensa que eso va a variar de un momento a otro. Todas las cosas están vivas y cambian continuamente, de modo que, en ocasiones, lo máximo que podrás hacer tendrá una gran calidad y en otras no será tan bueno”.

El propósito del Dr. Ruiz en este libro es: enseñar al lector el camino para eliminar “aquellas creencias heredadas que nos limitan y sustituirlas por otras que responden a nuestra realidad interior”.

Una de mis partes preferidas del libro dice: No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo eliges. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida. Lo mismo es aplicable a la felicidad. La única razón por la que eres feliz es porque tú decides se feliz. La felicidad es una elección, como también lo es el sufrimiento”.



20

oct

¿Esto es amor?

Artículo publicado por Merlina Meiler

Eso que sientes dentro de ti, que te hace estar al lado de la persona que has elegido… ¿es realmente amor? ¿O cariño, acostumbramiento, miedo a estar solo, dependencia emocional? ¿Cómo saberlo?

Leer más…



16

oct

Video: No estás deprimido, ¡estás distraído!

Artículo publicado por Merlina Meiler

Este hermoso video ilustra el texto: No estás deprimido, ¡estás distraído! del famoso cantautor Facundo Cabral ¡Que lo disfrutes, en imagen y sonido!



13

oct

Adiós a la ansiedad

Artículo publicado por Merlina Meiler

Una de las aflicciones más comunes de las personas es la ansiedad. Hay personas que llegan a obsesionarse de tal manera con hechos futuros que no pueden planear bien y en detalle los pasos a seguir hacia un fin determinado: sólo piensan que lo peor puede pasar y seguramente pasará y qué harán ellos en ese momento. No pueden seguir adelante con su vida, ya que están pendientes a un modo extremo de algo que saben (o imaginan que sucederá). De nada sirve vivir las cosas de antemano, es mejor dejar que lleguen cuando tengan que llegar, si es que tienen que llegar.

Quiero hacer una salvedad, soy una persona optimista y siempre trato de poner lo mejor de mí para planes futuros, pero con realismo y no con ansiedad o pre-ocupación. Una cosa es ocuparse de los detalles que pueden hacer que un proyecto llegue a buen puerto, y otra es no poder dormir, comer o trabajar por la preocupación o la ansiedad de lo que está por acontecer. Este mecanismo poco saludable no permite que las personas se relajen y disfruten de lo que les sucede en la vida. La pre-ocupación genera un estado de tensión y de ansiedad que desdibuja el grado de importancia de los hechos y provoca que se le preste atención a nimiedades. Las personas pre-ocupadas reaccionan con miedo ante estímulos o situaciones que en forma relajada tal vez ni siquiera registrarían, y no tienen la claridad y la fuerza necesarias para enfocarse en los asuntos que sí les permitirían llevar a cabo sus objetivos.

En caso de sentir una ansiedad tal que te quita claridad mental y emocional para desenvolverte en el momento actual, pregúntate:

. ¿qué pasaría si vivieras aquí y ahora, libre de esa carga pesada que te impide disfrutar a pleno y mostrar tus verdaderas capacidades?

. ¿qué del presente hace que busques refugio en el futuro?

. ¿qué harás con toda esa energía liberada, en el presente, una vez que decidas vivir aquí y ahora?

Te propongo que pienses en esa situación real o imaginada que te provoca ansiedad, y que la veas delante de ti en una gran pantalla, como proyectada en un cine. Sentado cómodamente, respirando tranquilamente, mira como espectador el buen desenvolvimiento de las circunstancias. Concéntrate solo en mantener la respiración pausada y tranquila durante toda la “función” que se desarrolla delante de ti, en la pantalla. ¡Con final feliz!

Piénsalo… estás acá, en este lugar, en este preciso instante, hoy… un día que puedes disfrutar a pleno, y en el que tienes la posibilidad de comenzar a encontrar todo lo que necesitas para ser feliz.



10

oct

Besos de película

Artículo publicado por Merlina Meiler

Hay un momento especial en toda película (o serie de televisión, telenovela, culebrón) que las mujeres románticas anhelamos fervientemente, y es cuando se produce el beso tan esperado entre el actor y la actriz principal (¿Cuál es el momento cúlmine de una película para los hombres?).  Este beso nos hace vibrar cuando lo presenciamos, ¡e incluso cuando lo recordamos! y nos afirma la convicción interna de que el amor, tal como lo imaginamos, existe. ¡Rememorar lindos momentos es una brisa fresca para el alma!

En este beso el mundo se detiene, nada parece importar, sólo cuentan los dos protagonistas de esa historia y la promesa de amor eterno, que se sella con el abrazo de esos brazos masculinos fuertes, y también con esa unión de labios. Quedan en el pasado las uniones y desuniones, los encuentros y los desencuentros, las personas que han tratado de separarlos, las distancias y las circunstancias adversas: el amor queda sellado con ese beso.

Por un instante, podemos incluso fantasear que el mundo es así de simple, y todo se arreglaría con un beso apasionado dado por el hombre que amamos. Tal vez no se solucionaría todo, ¡pero sin dudas, nos alegraría el día!

Ha habido toda clase de besos de película: inocentes, ilícitos, desesperados, exigentes, seductores, de despedida, e incluso prometedores de un final feliz.

Mientras escribo estas líneas, me viene a la mente la imagen de uno de mis besos de película preferidos: el de Clark Gable y Vivien Leigh, en la película “Lo que el viento se llevó”, ese beso robado que el arrogante Rhett Butler le dio a Scarlett O’Hara mientras le decía: “He aquí a un soldado del Sur que te quiere, Scarlett, que quiere sentir tus abrazos, que desea llevarse el recuerdo de tus besos al campo de batalla. No importa que tú no me quieras. Scarlett, bésame, bésame una vez”.

¿Cuál es tu beso de película preferido?