29

sep

El sacrificio

Artículo publicado por Merlina Meiler

Éste es un cuento que escribí mientras vivía en tierras mayas, Península de Yucatán. Si lo encuentras interesante, hay otros en la Categoría: Cuentos, abajo a la derecha del blog.

¡Aprovecho la ocasión para enviar un abrazo a todos los lectores y las lectoras del blog de México!

………..

Caía la tarde en la Ciudad Sagrada de Ek Balaam. Pahté sabía que ése era el último atardecer que sus bellos ojos castaños verían: al despuntar el alba, ella sería sacrificada a los dioses.

Estaba encerrada en un cuarto de piedra, con paredes llenas de figuras esculpidas que le resultaban familiares: soles, lluvias, personas sin vida sobre el altar de sacrificios, dioses, animales. Desde pequeña conocía las reglas de juego. Jamás imaginó que ese día tan temido llegaría; había oído acerca de jóvenes congéneres que fueron inmoladas sobre el Gran Altar de la Pirámide Mayor en festividades vedadas al pueblo, a las que sólo asistían los sacerdotes y las castas superiores, pero no pensó que la elegida sería ella alguna vez.

Aún más le costó comprender la felicidad y el orgullo que sus padres y abuelos experimentaron al dárseles la noticia. Pahté añoraba la vida de una niña común, como la que llevaban sus hermanas y otras jóvenes que conocía. Ella disfrutaba los juegos y las reuniones familiares, respetaba a sus mayores, y ayudaba a su madre en la preparación de los guisados para toda la familia. Se esforzó en aprender los secretos de preparación de la comida ya que su gran anhelo era tener su propia familia, tal como los mayores que conocía habían hecho. Los días de gran felicidad compartida eran aquellos en los que junto a sus hermanas esperaban que llegaran los hombres del hogar después de haber estado cazando. Su casa se transformaba en un festín, y algunas veces invitaban a otros miembros del poblado, si las presas eran lo suficientemente grandes.

Todo esto estaba por cambiar abruptamente. Hacía semanas que no llovía, y el Gran Sacerdote consultó con Tlaloc, el dios del viento, de la lluvia, qué debía hacer. Como siempre, Tlaloc le respondió, y le exigió el corazón de una doncella virgen en sacrificio. La elegida fue ella. Pahté no pudo ni siquiera rogar clemencia, ya que todo el pueblo confiaba en su sacrificio, era lo que se estilaba en los casos de sequía. Hasta se preguntó si no había perdido la razón, porque las imágenes de escapar y vivir cerca del río cercano lleno de pececitos que le venían a su mente contrastaban ampliamente con la mansedumbre que todos daban por sentado que ella debía adoptar. Además, el orgullo que esta elección significaba para su familia era algo que iba más allá de su comprensión, y Pahté nunca había desobedecido a sus padres, ni se le pasaba por la cabeza hacerlo. Ella había sido trasladada a la ciudad sagrada de Ek Balaam, un honor imponderable al que sólo unos pocos seres de la casta inferior habían tenido la posibilidad de acceder. Sin duda alguna, Pahté iba a darle un gran renombre a su familia, ya que gracias a ella llovería de nuevo en pocos días.

Las últimas semanas la mantuvieron apartada de su entorno habitual, preparándola para este gran sacrificio. Trataron de expresarle e inculcarle lo importante que era ser ofrecida a los dioses, pero ella no le hallaba sentido a las palabras del Gran Sacerdote ni al ayuno obligado al que la sometieron. La angustia le oprimía el pecho y le desbordaba los pocos minutos que le quedaban. Apoyada contra una pared, encorvada, vislumbró el último rayito de sol que trataba en vano de abrigarle el alma, e intentó nuevamente (en vano) asimilar de algún modo lo que estaba por ocurrir, y que terminaría con sus sueños y esperanzas. Pero… ¿Qué otra cosa iba a hacer? Su suerte ya estaba echada, y ella, resignada, la aceptaba.

…………….

Tú que estás leyendo este artículo, ¿permites que la sociedad, tus mayores o quienes te rodean elijan el rumbo de tu destino, y aceptas que te sacrifiquen día a día en pos de sus propias convicciones y conveniencias, o prefieres tomar tú mismo las riendas de tu existencia?



24

sep

¡Basta de tensiones!

Artículo publicado por Merlina Meiler

¿Estás cansado de levantarte tensionado, con dolores de cuello o de espalda, de vivir preocupado? Con unos pequeños cambios que puedes hacer hoy mismo, mejorarás sobremanera tu calidad de vida.

A veces no nos damos cuenta lo que estámos haciendo mal, o lo que no nos beneficia. Tenemos ciertas actitudes rutinarias a las que ni les prestamos atención, costumbres que arrastramos hace años, y que interfieren en lograr que te distensiones, es más, tal vez incluso estés generando más stress e intranquilidad.

Te propongo algunos cambios que permitirán que accedas a una mejor calidad de vida. ¿Me acompañas?

Leer más…



22

sep

Video: Andando…

Artículo publicado por Merlina Meiler

Hola! Hoy quiero compartir con ustedes el video de una canción muy optimista. Cada vez que la escucho, me levanta el ánimo y me hace sonreir. El mensaje que transmite es hermoso.

La canción es: Andando, de Diego Torres.

Me siento identificada con el estribillo:

Sé que no soy el mejor, tampoco el peor, tan solo soy lo que soy, es así, no quiero fingir, no voy a mentir, tan solo soy lo que soy, es así.

Además tiene frases muy lindas, como:

A veces lo que dicen no es igual a lo que harán.

Algo tendrá que cambiar en este mundo desigual.

Creo aún en la voz de las personas con buen corazón.

Tratar de llegar a los demás, sin importar lo que hay detrás.

Te aseguro que antes de que termine el video, estarás tarareando el estribillo… ¡a subir el volumen!

¿Hay alguna frase de una canción con la que te identifiques?



18

sep

¿Conocer gente por Internet?

Artículo publicado por Merlina Meiler

En estos días está muy de moda conocer gente por Internet. Ya has agotado todos los recursos que tenías a tu alcance para relacionarte con una persona que esté sola (amigos, familiares, vecinos, etc.) y al tener una computadora disponible, estás tratando de relacionarte con alguien en sitios de chat, páginas personales y afines.

Conozco varias parejas felices que se han vinculado por primera vez por este medio, y también sé de cantidades de intentos fallidos. Algunas personas lo siguen considerando algo que jamás harían, pero está comprobado que es un medio para conocer gente, como cualquier otro… ¿cómo cualquier otro? Es preciso tener ciertos recaudos para que la experiencia sea lo más gratificante posible.

Leer más…



15

sep

Miedo a tomar decisiones

Artículo publicado por Merlina Meiler

Seguramente, en el pasado, te han sucedido hechos que te hirieron. El recuerdo aún es vívido, de algún modo lo recreas con bastante frecuencia. Y tienes miedo de embarcarte en otra situación que a tu manera de ver es parecida, y volver a “fracasar”. Ya sea en el terreno amoroso, laboral, de amistades o el que fuese, la sola mención de la posibilidad de cualquier cosa que se relacione con la experiencia vivida (y sufrida) te remueve malos recuerdos y te hace pensar, seriamente, en dejar de lado tu posibilidad de acceder a algo que, en definitiva, deseas.

Si miras hacia atrás, de nada sirve lamentarse: lo mejor es aprender de las experiencias ya transitadas, dejarlas en su lugar, el pasado, y encarar el futuro con nuevos bríos y esperanzas renovadas. Porque lo que vivimos en el pasado, no se repetirá de igual modo. Aunque te parezca que la historia puede volver a repetirse, cambiarán las circunstancias, el momento de tu vida, tu edad, tu manera de reaccionar, las personas involucradas, el lugar, los acontecimientos.

Dentro de ti, cuentas con todos los recursos que precisas para salir airosa de lo nuevo que se te presente, tenga algún punto de contacto con lo que te pasó, o no. ¡Aprendiste del pasado, aunque en este momento, conscientemente, no te des cuenta de tu cambio!

Tus miedos se están interponiendo entre tú y la concreción de tu deseo. Te propongo que durante un día solamente, mañana por ejemplo, desde que te levantes hasta que te acuestes, dejes los miedos de lado. Sólo por veinticuatro horas. Y toma decisiones dejando los miedos congelados o apartados, durante el día que hayas elegido.

Para mí, el verdadero fracaso es no intentarlo

Enlace relacionado:

Caos por fuera, serenidad por dentro



11

sep

¿Cómo es un buen amor?

Artículo publicado por Merlina Meiler

Todas las personas queremos hallar a alguien que nos acompañe en la vida. Ese ser que nos haga vibrar, nos conecte con nuestra esencia íntima y cumpla los sueños que venimos albergando desde que comenzamos a pensar en el amor de pareja.

Mas, ¿cómo saber si la relación que hay en nuestro presente es realmente saludable y productiva para nuestra vida? A continuación hay varias ideas, para guiarte:

Leer más…



8

sep

¡Estuve mal! ¿Y ahora?

Artículo publicado por Merlina Meiler

Metiste la pata. La regaste. Lo arruinaste. O como se diga en tu país: pronunciaste unas palabras de las que te arrepientes. O hiciste algo que causó una situación totalmente indeseable, y ahora te estás ateniendo a las consecuencias. Lo hecho, hecho está… Ha llegado el momento de que comiences a sentirte mejor.

Leer más…



4

sep

Amor, a toda edad

Artículo publicado por Merlina Meiler

Tal vez en este momento de tu vida, no estés acompañado. Y al pensar en este tema, te sientas lleno de dudas con respecto a si volverá a ocurrir. Porque te hirieron en el pasado, y consideras que aún no lo superaste, y que quizá nunca llegue el día que puedas dejar esta mala experiencia definitivamente atrás. O porque ya te tocó: te enamoraste, se terminó, y es todo lo que había en danza para ti, en esta vida.

Encima, existe ese dicho popular falaz que declara que sólo se puede amar una vez en la vida, o que sólo un amor es el verdadero. Esta aseveración falsa no tiene ningún asidero en la realidad, considero que es uno de los tantos dichos mediocres y limitantes con los que tenemos que lidiar. Lo importante, lo realmente importante, es saber que no es veraz. Son sólo palabras, y los hechos demuestran que la verdad, es otra.

Quiero que, por un momento, mires a tu alrededor. Hay gente de todas las edades que está acompañada. Adolescentes, parejas jóvenes y mayores, abuelos. Confían en el amor aunque los hayan herido, abandonado, defraudado. Muchos lo están intentando por segunda, tercera, cuarta vez. Ellos y ellas, en su interior, saben que es posible volver a ser felices.

Ahora, mira más allá de tu alrededor. En la calle, en las confiterías, en el cine, en los paseos de compras. En cualquier lugar público en el que te encuentres, en los próximos días. Hay mucha gente que apuesta al amor, a la pareja, a un presente y a un futuro compartido. Puede transformarse, para ti también, en una realidad. Puesto que si lo ves alrededor de ti, lo podrás experimentar adentro, en tus entrañas, en todo tu ser.

Allá afuera, hay alguien que siente como tú, que desearía estar en compañía. En tu compañía.

El amor se presenta en todas las edades.

Enlaces relacionados:

¡Haz espacio en tu vida para encontrar el amor!: clic aquí

Para dar el primer paso hacia una pareja feliz: clic aquí